«PIANO, PIANO SE VA LONTANO.» por Manuel Jiménez

«PIANO, PIANO SE VA LONTANO.» por Manuel Jiménez

Una de las esencias del atletismo, según mi parecer, es la progresión personal basada en el esfuerzo individual. De ahí que haya traído esta paremia italiana “chi va piano, va lontano”, quién va despacio, va lejos.

Muestra de esta filosofía la hemos vivido este fin de semana en la que se ha celebrado el Campeonato de Andalucía Sub 20 de Pista Cubierta en Antequera y donde han tomado parte dos velocistas del ATLETISMO CIUDAD ATARFE.

Tanto Antonio Peña Galindo como Celia Martín Santiago han puesto colofón a esta temporada invernal atípica mejorando sus marcas personales.

En el caso de Celia ha competido en 60 y 200 metros. En la prueba más explosiva ha conseguido clasificarse la 14ª del campeonato marcando 8.16 que como hemos comentado es MMP. Comenzó la temporada Celia con una marca acreditada de 8.31, el 30 de enero rebajó su crono a 8.28 para rebajar dos centésimas más el pasado fin de semana (día 13, 8.26). Es decir, una mejora de 15 centésimas a lo largo del período de competición a cubierta jalonada en tres actos.

En el doble hectómetro su posición final en el envite ha sido la 11ª logrando MMP de 27.17. En este caso partía con una marca registrada el año pasado de 27.93, el día 16 de enero pegó un mordisco de 27 centésimas al marcar 27.66. Nuevo mordisco el 13 de febrero llevando su registro hasta 27.43. Colofón magistral el conseguido ahora arrancando otras 26 centésimas para dejar un marcón de 27.17.

Antonio Peña Galindo ha centrado su invierno en la prueba reina de la velocidad a cubierto, los 60 metros. Temporada en la que ha dado un salto de calidad evidente y que le ha aupado al 10º puesto del andaluz Sub 20 con nuevo record personal de 7.25. En su caso inició el ejercicio con una marca previa de 7.56, el 17 de enero rebajó su prestación hasta los 7.36, una semana más tarde (23 de enero) le restó una centésima (7.35), otra centésima menos consiguió el sábado pasado (13 de febrero) y maquilla ahora con una importante merma de 19 centésimas más.

En suma, dos claros ejemplos de progresión atlética y prueba práctica de que poco a poco, con pequeños pasos, se consiguen grandes logros.