Las Musas del espacio

Las Musas del espacio

Un instituto de Madrid se embarca en una aventura ‘satelital’ con la Embajada de Israel para despertar el interés de los alumnos por las carreras científicas

Un pequeño paso para un instituto, un gran salto para la educación del país. Esta frase la esperan pronunciar en un par de años en el IES Las Musas (Madrid) cuando su aventura espacial llegue a buen puerto. La covid-19 ha truncado muchos sueños, pero en este centro despertó unos cuantos. «Recibí una llamada de la embajadora de Israel y me quedé sorprendido», explica José Antonio Expósito, director del instituto. Una conversación donde la diplomática Rodica Radian-Gordon le propuso dos proyectos: SpaceXyouth y She Space. «Dos aventuras encaminadas a promover la educación STEM en temas espaciales entre jóvenes de secundaria y bachillerato», cuenta.

En España, solo el 13% de los estudiantes matriculados en disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son mujeres. «A mí en principio no me llamaba la atención la ciencia, pero cuando me propusieron este proyecto me pareció interesante», señala Sara Ejnayeh, codirectora del proyecto y alumna de 4º de la ESO. «Ahora -dice- tengo más interés y en el futuro me gustaría trabajar en algo relacionado con esto».

Este grupo de treinta jóvenes madrileños compaginan los complementos directos y las ecuaciones de segundo grado con la puesta en marcha de un satélite. «Será algo relacionado con el medio ambiente, cómo controlar los incendios o el cambio climático. La decisión la tomarán los alumnos», apunta Expósito. «Estamos desarrollando la idea, pero ya tenemos varias opciones», apostilla el alumno Rubén Gil, el otro codirector.

‘Las Musas y el espacio’ arrancó en septiembre y está en fase embrionaria. «Estamos en una fase más teórica sobre asuntos del espacio, tecnología e informática», comenta Víctor Barbero, jefe de estudios del centro, que ayer recibió a la ministra Isabel Celaá, que asistió a la presentación del proyecto.

«Un sueño común»

El satélite los llevará hasta su despedida del centro al acabar el bachillerato. En el segundo año comenzarán a ensamblar las piezas y en el tercer curso se lanzará el nanosatélite. «Lanzamos al cielo un sueño común, la educación», dice orgulloso Expósito. Los treinta estudiantes cuentan con el asesoramiento de dos ingenieras israelíes, Ana Heller y Shimrit Maman, que ya han apoyado SpaceXyouth y She Space en su país.

«Estos chicos están en una etapa maravillosa y solo queda espolear su conocimiento», destaca el director. De momento, algo se ha despertado en su interior. «De pequeña quería ser astronauta y con el paso del tiempo lo olvidé, pero ahora se ha vuelto a despertar este sueño», sentencia Lucía Catalán, otra alumna de Las Musas, un nombre perfecto para la inspiración. También la que viaja al espacio.

FOTO: Rubén y Sara, los dos alumnos que dirigen el proyecto del nanosatélite. / JAVIER SCHEJTMAN
https://www.elcorreo.com/sociedad/ciencia/musas-espacio-20210325200141-ntrc.html