“La creatividad es el camino que yo siempre he buscado”

“La creatividad es el camino que yo siempre he buscado”

Entrevista a Agustín Rodríguez, miembro fundador de Los Ángeles. El Patriarca presenta en la capital su nuevo trabajo ‘Hijos de la ruina’ un CD con seis temas

El viernes 25 de junio  se presentó en Centro Comercial Nevada Hijos de la ruina, de El Patriarca, fundador de los míticos Los Ángeles, la banda granadina que le llevó por medio mundo y que, por derecho propio, constituye uno de los episodios más brillantes de la música granadina. Agustín dice “que aún le queda mucho por decir”, y la verdad es que más allá de sus aportaciones musicales, su cercanía y profundidad conmueven y te hacen replantearte cuestiones que te sacan de tu zona de confort.

Hijos de la ruina es un CD con seis temas. Con él en la mano, le preguntamos a Agustín por la portada y los temas. “La portada es una pintura del Realejo de El Niño de las Pinturas, mi barrio, y aparezco yo con el retrato que él dedica a un señor que vivía en mi barrio apodado ‘El fugitivo’ pero también quiero con este título recordar y reivindicar el trabajo del sector de la música que tan mal lo está pasando, de hecho si vuelves y ves el primer tema, se titula Nada es para siempre, como ves hay varios sentidos”. Sobre sus orígenes, se muestra orgulloso de que de niño, junto a sus hermanos ayudaba en todo lo que podía, también a vender pescado con su padre en El Realejo, “esa humildad y ese orgullo de mi origen me han movido siempre, ese respeto por mi origen y el cariño por mi barrio han sido muy importantes para mí”, dice Agustín.

Llegado este momento, le preguntamos por El Patriarca, pues dando la vuelta al disco, nos encontramos con una imagen muy distinta de la portada, aparece Agustín realmente como un Patriarca, al respecto dice “he encontrado ecos muy flamencos en mi voz, eso es así, como también destellos de Leonard Cohen, pero más allá es el sentido de Patriarca, es que resulta que tengo un antepasado que fue un cantaor flamenco, y luego indagando, parece que lo mataron junto a García Lorca, pero no era relevante y no es algo muy conocido, por eso lo de Patriarca también tiene muchos sentidos”

Le preguntamos qué tal lleva la dilatada trayectoria a las espaldas, asume que cada día da gracias a Dios “por otro día que me da, soy una persona muy optimista y agradecida a la vida y a cómo me ha tratado”. Estas reflexiones pueblan sus letras, en este momento de hecho, recita unas estrofas de una de sus canciones “siempre hay una esperanza cuando todo está en el suelo, pero hay momentos oscuros en los que ya no entiendo nada, será el amor, será la vida o será la muerte?”. Pero no se conforma y se arranca, con el puño cerrado y los nudillos golpeando la mesa a cantar esos mismos versos por ritmo de soleá. La verdad es que lo de Patriarca, que a esas alturas ya estaba claro, lo terminó de establecer de manera natural, lo es y lo puede decir.

«Siempre he sido creativo e idealista, he conectado con las generaciones más jóvenes»

En este momento, agradece la oportunidad que supone poder expresar sus ideas e inquietudes a través de la música y del interés de la prensa por sus pasos, algo que ahonda en la idea de que Agustín es un hombre realmente agradecido. Le preguntamos por cómo sería un diálogo entre el joven Agustín y El Patriarca y no duda en decir “siempre he sido creativo, idealista, he conectado con generaciones más jóvenes, no me gustan las personas que van contando penas, las puedo entender pero yo estoy constantemente relacionado con músicos jóvenes”. En este punto de la conversación le preguntamos por cómo entiende que un colectivo tan diverso y complejo como el musical le reconozca sus méritos y opina que “hay detractores, los puedo entender, pero si es la envidia o cosas oscuras las que les mueve eso les quita la razón, soy un creador y creo que debemos seguir progresando. La creatividad, ese es el camino que siempre he buscado”.

Para ir finalizando le preguntamos por su barrio, y por Granada, una vez más, Agustín no deja indiferente, “el Realejo fue el origen de muchas familias que en la posguerra se trasladaron a otros barrios por distintas razones, como La Virgencica o El Polígono, eran gente de origen muy humilde, y mi padre, siempre y cuando podía los ayudaba dándoles pescado, hoy día, voy por cualquier barrio de Granada y me saludan reconociéndome a mí y al buen trato que hemos dado siempre a todo el mundo. Por ejemplo hace unos años, estaba en Sevilla viendo la Giralda con unos amigos y con Paco, el cantante de Formula Quinta, se me acerca un hombre y me saluda diciéndome “Pepito”, porque así me conocían, como Pepito del Agustín, y era eso un niño del barrio que tuvo que irse a Sevilla y años después todavía me guardaba cariño”.

Respecto a Granada, Agustín dice que “lo único que le falta y le sobra es que siga esa malafollá granaina y le falta que esa misma malafollá se pudiera completar para una ciudad que es la mejor que hay en España. “Granada te embruja, siempre retornas, el aire, el cielo azul, la facilidad de moverte andando, qué ciudad tienes eso?”. Le preguntamos por algo más que quisiera compartirnos, a lo que añade en seguida “creo que la juventud ahora está por vivir, y esa ansia de vivir está muy bien, pero hay que comprometerse con la familia, por crear una familia, hay que pensar en los demás, aportar, hay que vivir pero también ser solidario y dejar un legado, yo en ese sentido estoy satisfecho con haber dejado mi trabajo y a unos hijos que se quieren y que son buenas personas”.

Jorge Rodríguez Morata

FOTO:La creatividad es el camino que yo siempre he buscado” / Jesús Jiménez Hita (Photographers) (Granada)

https://www.granadahoy.com/ocio/creatividad-camino-siempre-buscado_0_1586842458.html