La OCU aclara cómo conocer el precio de tu factura de la luz

La OCU aclara cómo conocer el precio de tu factura de la luz

Reajustar la potencia contratada en base a las necesidades del consumidor puede suponer una tarea complicada si no se conoce el consumo verdadero

El precio de la factura de la luz continúa estando en boca de todos a causa de su subida imparable durante los últimos meses. Un hecho que ha modificado actos tan cotidianos y tradicionales como poner una lavadora o fregar los platos. Con el objetivo de que esta subida no altere en demasía los hábitos y la vida de los consumidores, la OCU, que ya anunció el importe mínimo para poder pagarlo copn tarjeta de crédito, ha desvelado una serie de consejos a tener en cuenta con respecto a contener la factura.

En caso de querer reajustar la potencia, hay que tener en cuenta que pueden aparecer picos de potencia superiores a la potencia contratada. El contador tiene bastante tolerancia y es normal poder estar unos cuantos minutos superando la potencia contratada (esta posibilidad facilita ajustar la potencia para reducir la factura).

Si se reduce la potencia, la OCU, que también da a conocer algunos alimentos que se pueden consumir si se les retira la parte enmohecida, no recomienda bajarla en horario valle salvo que sea tan elevada (superior a 10 kW) que impida al consumidor acceder a la tarifa regulada PVPC. El ahorro será muy pequeño y si se mantiene, en el futuro se podrá recuperar esa misma potencia (coche eléctrico, aire condicionado) casi sin coste y sin problemas de papeleo.

Horarios de consumo

La mayor parte de los hogares tienen una tarifa con un precio diferente para el consumo punta, llano y valle.Para la OCU, es importante conocer cómo se distribuye el consumo en cada uno de los tramos horarios para encontrar posibles mejoras teniendo en cuenta los hábitos de cada consumidor.

Una distribución del consumo habitual para un hogar realiza este reparto: 29% en horario punta (laborables de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas); 26% en horario llano (laborables de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 0 horas) y 45% en horario valle (fines de semana, festivos nacionales y laborables de 0 a 8 horas).

Si revisando la factura el consumidor comprueba que tiene mucho consumo en horario punta y que realmente necesita, deberá buscar tarifas con precio fijo las 24 horas. Por otro lado, si se agrupa más consumo en horario llano y valle, se logrará un ahorro adicional si la tarifa aplica precios diferentes para cada tramo horario.

No perder de vista a la distribuidora

Conocer a la distribuidora que lleva la electricidad al hogar y que maneja el contador también puede ser de ayuda. La distribuidora no es la comercializadora de la luz, ni tampoco cambia. Cada consumidor tiene una asignada en función del territorio. Por ejemplo, en Andalucía la más comúnes e-distribución.

Se puede acceder a la web oficial de cada distribuidora, registrarse en su área de cliente y acceder a toda la información sobre tu suministro. Además, alberga toda la información acerca del consumo del consumidor. Por ejemplo, los históricos.

Estos consumos históricos se podrán visualizar hora por hora en forma de gráficos eligiendo el periodo concreto. También se podrán descargar y analizar su distribución (horas de mayor consumo, detectar consumos anómalos, saber si en algunos periodos la distribución de consumos ha sido estimada por problemas en el contador…).

Los picos de potencia en detalle también se muestran a través de la página web de la distribuidora. Suponen una útil herramienta para conocer en detalle cómo se puede ajustar la potencia del hogar en base a las necesidades del consumidor.

https://www.ideal.es/sociedad/ocu-factura-luz-ahorrar-20211124125235-nt.html