¿Digitalización del ARCHIVO HISTORICO DE ATARFE? por Mario Mata-González

¿Digitalización del ARCHIVO HISTORICO DE ATARFE? por Mario Mata-González

Desde la “Gacetilla y curiosidades elvirenses”, la pasada noche de Reyes se invocaba a sus majestades los Reyes Magos de Oriente para que “de una vez por todas, el archivo municipal sea digitalizado y puesto al servicio de la ciudadanía”.

Más que un simpático y simple deseo de reyes, el poder acceder a nuestra historia, a nuestro patrimonio, representa un derecho fundamental en las sociedades democráticas. Evidentemente, por cuestiones de conservación, aunque parezca una contradicción, también se debe limitar o cuidar el acceso a los documentos históricos, en tanto se trata de material perecedero y degradable. A día de hoy, esto representa un problema menor, ya que vivimos en la era de la digitalización y el internet. Con una simple foto de buena calidad, todo el mundo puede leer y acceder a nuestra historia, sin necesidad de tocar con nuestras propias manos los documentos propiamente dichos.

Pero, ¿qué se sabe del archivo histórico? ¿Realmente se está trabajando por su digitalización? Pues bien, para aquellos que no lo sepan, ha habido varios proyectos de digitalización del archivo histórico municipal de Atarfe. De hecho, yo fue el historiador contratado con el programa Emple@Joven entre febrero y agosto de 2017. Durante este período se digitalizaron más de 10.000 documentos, incluyendo toda la documentación real y gran parte del padrón de habitantes, entre otros muchos más. Además, se hizo un cuadro de clasificación actualizado, y se reorganizó gran parte del archivo. A todos los documentos inventariados durante dicho proyecto se les dotó de una signatura única y exclusiva a modo de número de identificación, seguido de su ficha catalográfica, todo ello descrito y documentado en una base de datos. Así muy por encima, mi estimación es que al menos se catalogó en torno al 25 % del archivo, y la digitalización tan solo alcanzó a penas un 5-10 %. A nivel personal, creo que se hizo un trabajo bastante decente, teniendo en cuenta la duración del proyecto (tan solo 6 meses) y los medios disponibles. También, tengo en tendido, que al cabo de unos años, no sé si fue en 2019 o 2020, hubo otro proyecto relacionado con archivística o biblioteconomía, pero desconozco si tuvo como objetivo continuar la digitalización del archivo histórico, o la contratación de esta persona estuvo relacionada con la administración de otro tipo de documentación.

¿En qué quedó o ha quedado el proyecto de digitación? Siendo muy sincero, la verdad es que no tengo ni idea. Yo terminé y me busqué la vida por otro sitio que es lo que me tocaba. Eso sí, durante los seis meses en los estuve trabajando en el archivo, se insistió una y otra vez en que se hiciera público y poner todo nuestro trabajo al servicio de la ciudadanía en general y de los investigadores en particular. Desde un primer momento, conscientes de todo el potencial que tiene el archivo y conscientes de que proyecto de digitalización requeriría de varios años para poder finalizarse al completo, se comenzó a trabajar con series documentales completas que fueran abarcables dentro de los plazos del proyecto. Como historiador en su día pensaba, por ejemplo, de terminarse la digitalización de los libros del padrón y hacerse público, al menos con esta serie documental, historiadores, geógrafos, sociólogos, entre otros, tendría acceso a información inédita de inmenso valor con un sinfín de posibilidades de cara a trabajos de investigación y divulgación.

Al menos, para conmigo, la respuesta que tuve de varios encargados de la supervisión de este proyecto una y otra vez fue la misma: ¡NO! Así de rotundo. La digitalización del archivo no debía de hacerse público hasta que se completase. Esto me chocó y me sigue chocando muchísimo, porque no se necesita tener el archivo digitalizado al completo para que tanto la gente como los investigadores tuvieran acceso a los documentos ya digitalizados. Lo mucho o lo poco que se hubiera hecho, bueno es. Lo que yo entendí entre líneas (pura interpretación personal y totalmente subjetiva sin acusar a nadie con nombres y apellidos), es que cierta persona no veía con optimismo que el proyecto fuese a llegar a buen puerto dado los plazos y demás, y que de hacerse pública la documentación era como crear un precedente. Una vez creado el precedente, en este caso el que el pueblo pudiera acceder a los documentos digitalizados, podría llevar a una presión por parte de la ciudadanía a que se continuaran los trabajos de digitalización, lo que al mismo tiempo llevaría cierto trabajo extra y calentamientos de cabeza a más de uno, que de una forma y otra le tocarían tener cuidado de “qué c… hacen o están haciendo los niños”.

¿Dónde está todo lo documentado hasta ahora? ¿Qué ha hecho el Ayuntamiento o las autoridades responsables con todo lo que se hizo en su día? De nuevo, no tengo ni idea.

Mario Mata-González

FOTO: https://www.reporteindigo.com/reporte/el-reto-de-la-digitalizacion-de-archivos-publicos-gobierno-cdmx-burocracia-retos/