La asignatura pendiente de los colegios: «Las aulas son un hervidero»

Las altas temperaturas se adentran en el calendario escolar y las ayudas prometidas solo llegan al 0,35% del total de centros

«Escuela de calor» ya no es el título de una canción de Radio Futura, sino que es una realidad en muchos centros escolares del país. El verano meteorológico sigue llegando cada primero de junio y el astronómico sobre el 20 o 21, pero las altas temperaturas cada vez llegan antes y la climatización de las aulas es una asignatura pendiente. Y es una materia que ya se arrastra varios cursos.

«Un año más ya tenemos el verano encima, con olas de calor en numerosas comunidades autónomas, y el Ministerio de Educación ha incumplido por segundo año consecutivo su compromiso de aplicar un protocolo contra el calor en las aulas», responde Mario Gutiérrez, presidente del sector Nacional de Educación de CSIF.

Las temperaturas de los veranos son incómodas y cada vez más altas. «Si no se alcanzan los 40 grados en Andalucía le faltará poco», aseguraban los meteorólogos de Meteored en el primer boletín del mes de junio. Y el único remedio, aseguran profesores y padres de alumnos, sigue siendo abrir las ventanas para que corra el aire.

En los últimos días, muchas aulas han sobrepasado los 27 grados, cifra que, según el Real Decreto sobre salud en el entorno del trabajo, es el límite fijado para una temperatura adecuada.«Esta normativa es de obligado cumplimiento», recuerda Gutiérrez. Aunque no siempre ocurre así.

La semana pasada, algunas aulas de la península ibérica han visto cómo los termómetros superaban de largo esta cifra. Es el caso de la Comunidad de Madrid, donde en algunos centros la semana pasada se alcanzaron los 30 grados. Solo en 2023, el 20% de los días lectivos en la capital superaron la temperatura máxima de 27 grados. El porcentaje, por ejemplo, se duplica en la capital de la Región de Murcia.

De hecho, en esta comunidad casi la mitad del calendario escolar tuvo temperaturas por encima del límite marcado por el Real Decreto 486/1997. Algo que también ocurre en Tenerife, en Écija (Sevilla) o en Badajoz. «Así es muy complicado dar clase, tanto para los profesores como para los alumnos», destaca el presidente del sector Nacional de Educación de CSIF.

Un problema para los profesores y también para los alumnos. Según varias investigaciones, la temperatura correcta a la que el ser humano puede realizar de manera efectiva cualquier tarea (incluidas las intelectuales) se sitúa entre los 18 y los 22 grados. En este sentido, una temperatura inadecuada dificulta el aprendizaje de los alumnos y el correcto desarrollo de una clase.

«Las altas temperaturas convierten las aulas en un hervidero», denuncia el portavoz del CSIF. «Las medidas que ya se han publicado no van más allá de la ventilación y la flexibilización del horario escolar», acota la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa).

200 millones en adaptación

En España, muy pocos de los 31.908 centros educativos tienen aire acondicionado. Muchos suplen esta falta de climatización con toldos, pérgolas, suelo radiante o aislamiento de fachadas. Los de nueva construcción están más adaptados, pero hay algunas edificaciones centenarias. «Pensando especialmente en estos centros educativos, queremos poner en marcha ese nuevo plan de cooperación territorial para adaptar climáticamente los centros educativos», insistía en el verano de 2022 la ministra, por aquel entonces, de Educación y Formación Profesional.

Un plan dotado con «más de 200 millones de euros» para «poder adaptar climáticamente los centros educativos a través, como digo, de un programa de cooperación (territorial)», avanzó en una entrevista con Europa Press en ese mismo año. Dos veranos después, la asignatura sigue pendiente y como se pudo comprobar el pasado 23 de julio de 2023 donde los ventiladores compartían protagonismo con las urnas.

«Dicho plan no ha sido ni presentado ni acordado» Mario Gutiérrez Presidente del sector Nacional de Educación de CSIF

«Dicho plan no ha sido ni presentado ni acordado. Se limitan a decir que han enviado financiación a las comunidades autónomas con este motivo», advierte Mario Gutiérrez. «La ministra anunció esta partida para climatización en los colegios españoles pero después en Conferencia Sectorial confirmó que no habrá finalmente tal plan», corroboran fuentes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

En una petición de información a través del Portal de Transparencia y denunciada ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, el departamento de Alegría afirma haber entregado a las entidades locales y autonómicas 166,7 millones de euros hasta octubre de 2023, de los cuales 62,6 millones son destinadas a ayuntamientos y el restante repartidos en convocatoria autonómica. «Esas ayudas se están financiando con fondos del Plan de Recuperación», responde el gabinete de prensa del Ministerio de Educación, Formación Profesional. «La Unión Europea no permitía abrir dos líneas sobre el mismo tema, así que la adaptación climática de los centros está incluida en un programa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), dotado con más dinero del que se había anunciado, y dedicado a mejorar la eficiencia energética de diferentes edificios», añaden.

«Esas ayudas se están financiando con fondos del Plan de Recuperación», responde el gabinete de prensa del Ministerio de Educación, Formación Profesional. «La Unión Europea no permitía abrir dos líneas sobre el mismo tema, así que la adaptación climática de los centros está incluida en un programa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), dotado con más dinero del que se había anunciado, y dedicado a mejorar la eficiencia energética de diferentes edificios», añaden.

Según los datos aportados por el Ministerio de Educación y recopilados por este periódico, bajo el Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos (PIREP), se han llevado a cabo 79 actuaciones en el mismo número de centros educativos lo que supone que esta intervención alcanza al 0,35% del total de colegios e institutos públicos de toda España.

«Es necesario que el Gobierno y comunidades autónomas cumplan con la normativa ya mencionada e inviertan en climatizar y dotar a los centros educativos de los medios necesarios», alerta Gutiérrez. «La solución no es recortar el horario o suspender clases», apostilla.

Cubrir el cole

En las actuaciones, las ayudas han sido concedidas para mejorar los centros educativos, pero no todas son para su adaptación climática. Entre las peticiones se encuentran varias «rehabilitaciones integrales del centro, con mejora energética de la envolvente», «instalación de paneles fotovoltáicos» y algún «cambio de iluminación». «Lo principal es trabajar la ventilación y el aislamiento», explica Sigfrido Herráez, decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM).

 

José A. González y Álex Sánchez

https://www.ideal.es/antropia/asignatura-pendiente-colegios-aulas-hervidero-20240609001544-ntrc.html#vtm_modulosEngag=historias-visuales:portada:noticia:3

 

A %d blogueros les gusta esto: