Susana Díaz: “Me dejo la piel para blindar el estado del bienestar”

Susana Díaz: “Me dejo la piel para blindar el estado del bienestar”

La corrupción, la crisis y el desempleo han centrado el debate de los tres candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía, cuyos partidos tienen representación parlamentaria. Además, el popular Juan Manuel Moreno y la socialista Susana Díaz se han cruzado acusaciones en sectores como la dependencia, la educación y la sanidad; mientras que el líder de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, ha reivindicado su sitio en la izquierda.

«Ya sé porque no quería un debate y es lógico porque sus argumentos son endebles y huye de las respuestas. Ha citado 22 veces al Gobierno de España o a Rajoy», le dice Moreno a Díaz en una de sus últimas intervenciones, para echarle en cara que no se ha ocupado de Andalucía; mientras que la candidata socialista le reprocha a Moreno los recortes a las ayudas a la dependencia que ha realizado su partido y que la Junta ha mantenido «a pulso» e, incluso, incrementará su dotación en un 10% el año próximo. El debate, el primero de los que ha programado Canal Sur Televisión, ha terminado con los tres candidatos pidiendo el voto a los andaluces.

Paro y corrupción, pero sobre todo corrupción. Son los temas que según el CIS preocupan a los andaluces y son también los que han protagonizado el primer debate a tres de la campaña electoral andaluza. Y sobre todo ha sido corrupción porque el bloque que se había pactado para tratar sobre ‘transparencia’ -según el término eufemístico empleado por Canal Sur en el índice del programa- se ha convertido en un intercambio de acusaciones especialmente tenso que, en el caso de Susana Díaz, la candidata ha ilustrado mostrando una página de EL MUNDO.
Fue un debate de propuestas y programas, pero sobre todo fue un enfrentamiento de candidatos, un choque de trenes. Y Susana Díaz, presidenta de la Junta y aspirante socialista, se marchó con la certeza de que en esta campaña está combatiendo a cara de perro tanto contra la derecha como contra la izquierda. Los candidatos del PP-A, Juan Manuel Moreno, y de IU, Antonio Maíllo, salieron del anonimato de las encuestas para espolear con mucha fuerza a su rival.