24 febrero 2024

El beneficio de compartir los apuntes

Novedades en la plataforma Wuolah, que permite a los universitarios ganar un dinero extra por subir el material de clase para que sus compañeros lo descarguen gratis.

Wuolah es una plataforma web de origen andaluz en la que los universitarios comparten los apuntes tomados en clase. Los usuarios los pueden descargar de forma gratuita y los estudiantes que suben los documentos reciben dinero por hacerlo -entre 10 y 15 céntimos por descarga- gracias a los diferentes formatos publicitarios insertados, bien a pie de página o en los bordes de los apuntes, bien en la propia web durante el proceso de descarga.

Enrique Ruiz, uno de los integrantes del joven equipo de Wuolah, explica que la iniciativa cuenta ya con 20.000 usuarios de universidades de toda España, de los que 14.000 están en Andalucía.

Wuolah tiene pocos meses de vida pero por  el momento se han subido ya unos 30.100 archivos -21.000 de ellos en Andalucía- y hay registradas 800.000 descargas. La página está en constante evolución: se ha renovado el diseño y la apariencia es más similar a una red social. Un elemento nuevo de la plataforma es la posibilidad de acceder a la vista previa de los apuntes, trabajos y exámenes subidos y la posibilidad de que los internautas voten los documentos de forma negativa.

Otras novedades de la web son el apartado Comunidad -un buscador de usuarios registrados- y el sistema de votos, que permite un mejor posicionamiento de los buenos apuntes, mientras que los peor valorados bajan a los últimos puestos. Aquí aparece el concepto de popularidad, ya que al compartir la página, invitar a las amistades por Gmail o recibir valoraciones positivas se reciben puntos de popularidad. Esto se traduce, explica Enrique Ruiz, en que los apuntes suben de posición, con lo que el responsable de los documentos gana más dinero, a la vez que las valoraciones negativas restan puntos.

La web cuenta con sistemas de control para evitar abusos del método. Así, por ejemplo, si hubiera apuntes de profesores subidos sin su consentimiento, se eliminan y se penaliza al usuario que los ha subido.

En Woulah los únicos que pagan son los anunciantes, que encuentran en este sistema una nueva manera de llegar a su público objetivo, los universitarios. En la nueva versión de Wuolah hay también novedades dirigidas a estas empresas, ya que los responsables de esta idea han cambiado la experiencia de usuario. Así, cualquier empresario que se quiera anunciar puede crear directamente desde su ordenador los anuncios, eligiendo la ciudad, universidad, curso… y los diferentes formatos de publicidad.

El equipo de Wuolah, encabezado por su fundador, el sevillano Jaime Quintero, es ambicioso y quiere estar presente en todos los ámbitos académicos, por lo que en un futuro cercano esta plataforma educativa estará disponible para centros de postgrado, oposiciones e institutos.

A %d blogueros les gusta esto: