La Consejera de educación  propone una nueva FP con conexión ‘ida-vuelta’ a la Universidad y que posibilita titularse con diploma universitario

La Consejera de educación propone una nueva FP con conexión ‘ida-vuelta’ a la Universidad y que posibilita titularse con diploma universitario

La consejera de Educación anuncia también en el Parlamento la aplicación de planes para el éxito escolar y el desarrollo de las lenguas extranjeras

La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, ha destacado que los dos grandes objetivos de su gestión durante esta nueva legislatura serán garantizar el éxito escolar del alumnado y llevar la excelencia a todo el itinerario educativo, además de blindar las conquistas logradas hasta ahora en cuanto a equidad, igualdad e integración. En su comparecencia ante la Comisión de Educación del Parlamento, De la Calle ha anunciado así, entre otras medidas, la puesta en marcha de un Plan Educativo para el Éxito Escolar, el impulso de una Formación Profesional renovada con más plazas y acceso a reconocimiento universitario o la extensión de la implantación de la enseñanza de dos lenguas extranjeras.

Adelaida de la Calle ha manifestado que el consenso, la búsqueda de la calidad y la aspiración a la excelencia formativa, para lo que pretende involucrar mucho más al profesorado, y el fomento de la participación de toda la comunidad educativa serán los ejes vertebradores de su política. La consejera ha instado asimismo a «unirnos en la defensa de la educación pública», a la vez que ha conminado a un gran pacto nacional por la Educación.

De la Calle ha informado a los parlamentarios de que la Consejería de Educación trabaja ya en la elaboración de un Plan Educativo para el Éxito Escolar, que mejore el rendimiento escolar de todo el alumnado y en todas las etapas educativas. Una de las primeras acciones será el fomento de la escolarización temprana de 0 a 3 años, ya que está demostrado que estos niños tienen un mejor desarrollo cognitivo que los ayudará en su éxito escolar a lo largo de toda su vida, aparte de ser una importante medida para la conciliación de la vida familiar.

También se prevén actuaciones específicas de apoyo escolar y de atención a las necesidades educativas especiales, lo que redundará en la reducción del abandono escolar temprano, para lo que se estudia la adaptación de la ratio en determinados centros para un trato más personalizado y la puesta en marcha de medidas dirigidas al alumnado inmigrante y su entorno familiar.

Igualmente, De la Calle ha señalado que otro de los objetivos de su gestión será reincorporar al sistema educativo a jóvenes sin cualificación o titulación, de forma que puedan acceder al mercado de trabajo y evitar así su exclusión social.

Impulso a la Formación Profesional

La consejera ha subrayado, por otro lado, que la Formación Profesional será uno de los ámbitos prioritario de sus políticas, ya que ésta es «un baluarte para contribuir al cambio del modelo productivo desde el sistema educativo» y «herramienta fundamental para garantizar el éxito académico y profesional de nuestros jóvenes y sus posibilidades de encontrar empleo».

Para Adelaida de la Calle la apuesta por la FP conlleva «un cambio profundo de mentalidad», tanto de la comunidad educativa como de los agentes sociales y productivos y de la sociedad en general, y ha señalado que estamos «ante el reto de prestigiar y reconocer socialmente su papel».

Según ha añadido la consejera, el apoyo a la FP es una necesidad porque el incremento del empleo entre los jóvenes andaluces pasa por aumentar el número de técnicos intermedios competitivos, tal y como marca la Estrategia Europa 2020. Cabe señalar que la población potencialmente activa en Andalucía con formación intermedia se sitúa en el 21,7%, la mitad que en la zona euro y la UE, y muy por debajo de países como Alemania, donde alcanza el 56,9%.

Entre las medidas propuestas sobre la FP, que parte del rechazo de su consideración como una enseñanza de segundo nivel respecto a la universitaria, se incluye el incremento de la oferta de plazas de Formación Profesional Inicial en los ciclos de mayor demanda, como los relacionados con la Sanidad, Servicios Socioculturales, la Industria de la Automoción y las Energías Renovables.

Por otro lado, De la Calle ha explicado que su departamento trabajará para que los alumnos de FP tengan una vía de entrada en la Universidad y, asimismo, para que aquellos estudiantes que abandonen los estudios universitarios puedan tener un reconocimiento de las materias aprobadas. Esto requiere una formación intermedia en competencias, que se acredite con un diploma universitario, equivalente a un primer ciclo de grado universitario, de aproximadamente dos años de duración (120 créditos).

Otra de las líneas de actuación en el ámbito de la Formación Profesional será su vinculación con la empresa, para lo que se potenciará la innovación y el emprendimiento dentro de la FP a través de la generación de proyectos empresariales en tecnologías claves como, por ejemplo, la nanotecnología, la biotecnología o, incluso, el nacimiento de spin-offs.

También será un pilar básico de la innovación en la FP el impulso a la Red de Centros Integrados, como centros de referencias en zonas estratégicas que proporcionarán a la Formación Profesional Inicial competencias para atender las necesidad inmediatas de cualificación o reciclaje. De la Calle ha indicado asimismo que en esta legislatura se pretende culminar la tramitación de la Ley de Formación Profesional de Andalucía, «que viene a facilitar la adquisición y el reconocimiento de las competencias profesionales que exige el mercado de trabajo».

Identidad de género y acoso escolar

Entre las acciones encaminadas a la mejora educativa, la consejera ha subrayado la aplicación en los centros educativos del Protocolo de Actuación sobre Identidad de Género, así como la puesta en marcha de medidas preventivas para atajar el creciente problema del acoso escolar o ‘bullying’.

Otras medidas para lograr el éxito educativo son la apuesta por el desarrollo curricular por competencias básicas, en lo que los profesionales y expertos educativos andaluces se sitúan entre los mejores de Europa, según ha indicado la consejera, y el fomento de los refuerzos fuera del horario escolar para alumnos con dificultades de aprendizaje o entornos socioculturales de nivel bajo o muy bajo. También se trabajará para consolidar el sistema de orientación educativa en Infantil y Primaria, de forma que se detecten cuanto antes las posibles dificultades de aprendizaje.

La consejera ha hecho hincapié, por otro lado, en que para lograr el éxito escolar es fundamental la colaboración y apoyo a las familias, a través de programas como la gratuidad de libros de textos y de transporte escolar y de un amplio sistema autonómico de becas, que incluso beneficia a quienes deja fuera el Estado.

Además de la continuación de los programas anteriores, De la Calle ha anunciado que se pondrá en marcha el Plan Familia Segura, «que persigue una verdadera conciliación que repercuta en la enseñanza». La Consejería de Educación proseguirá así con el aumento del índice de cobertura educativa de la población infantil, que se sitúa en el 35% y supera la tasa del 33% marcada por la Unión Europea.

El desarrollo de un sistema de bonificaciones más equitativo para la gratuidad de comedores, aulas matinales y actividades extraescolares, en función de la renta familiar; el impulso de la participación de las familias en la educación; el mantenimiento de las subvenciones a las asociaciones de padres y madres, pese a la supresión de fondos por parte del Ministerio, o el refuerzo de las competencias de los Consejos Escolares son otras de las actuaciones previstas.

Respaldo a los docentes

La consejera ha garantizado su respaldo y apoyo a los docentes, «de quienes depende no sólo el rendimiento académico del alumnado sino también algo esencial, la formación integral de la persona», a través de la recuperación del prestigio y reconocimiento de la docencia, de trabajar por la estabilidad y de eliminar la burocratización en los centros.

Además, De la Calle ha afirmado que para consolidar el sistema educativo andaluz es imprescindible continuar con el refuerzo de la plantilla y que asume así el compromiso de incrementar durante esta legislatura el número de efectivos docentes.

La mejora de la formación del profesorado será otro de los objetivos de la legislatura, «ya que sin la preparación adecuada de los docentes no se producirá el necesario cambio metodológico hacia la innovación educativa», ha aseverado la consejera. A este respecto, la titular de Educación ha expuesto su intención de transformar la fase de prácticas -o prácticum- en un modelo formativo que tenga como referencia la fórmula aplicada en el ámbito de las Ciencias de la Salud.

Asimismo, la Junta instará al Estado para que apruebe cuanto antes la normativa básica de reconocimiento social y promoción profesional del profesorado, que es necesaria para que cada comunidad desarrolle su propia regulación. No obstante, De la Calle ha informado de que la Consejería de Educación trabaja ya en el desarrollo de la norma autonómica «para no perder un minuto» una vez que se produzca la aprobación del marco legislativo estatal.

Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas

Para lograr la excelencia en todo el itinerario educativo, segundo gran objetivo de este nueva legislatura, De la Calle ha anunciado la adopción de medidas como la aplicación de un Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas para el cuatrienio 2015-20.

Este programa tiene la finalidad de mejorar las competencias lingüísticas, tanto del alumnado como de los profesores, y garantizará la implantación de dos lenguas extranjeras en todas las enseñanzas obligatorias.