ATARFE: Planifica tus compras, no pongas en riesgo la Salud de l@s Vecin@s

El estado de alarma en España ha propiciado la aprobación de medidas restrictivas para los ciudadanos con el fin de frenar el aumento de casos por coronavirus. De entre ellas, destaca el confinamiento de todos los ciudadanos en casa, que solo podrán salir en casos excepcionales.

Las compras en establecimientos que aún permanecen abiertos en Atarfe deben hacerse con una previsión prudente que no requiera la salida diaria del domicilio y sin llegar a los excesos que pueden poner en riesgo la salud de los vecinos de Atarfe.

Puedes ver el Bando de Alcaldía en el siguiente enlace:

www.atarfe.es/pdf/bando-salidas-perros-compras.pdf

Según el MINISTERIO DE SANIDAD:

Aquellas personas que no presenten síntomas por coronavirus podrán salir de sus casas en caso de que tengan que trabajar, pasear a sus perros o para salir a comprar bienes de primera necesidad. 

Recomendaciones para ir a comprar

El Ministerio de Sanidad ha elaborado una serie de pautas y precauciones para aquellas personas que, de no presentar síntomas por coronavirus, salgan a comprar bienes de primera necesidad. 

La primera recomendación es esa: no presentar ningún síntoma como, por ejemplo, fiebre, tos o sensación de falta de aire. Además, solamente puede salir una persona a hacer la compra y siempre evitando que sean personas frágiles o vulnerables a la enfermedad, como es el caso de las personas mayores.

En segundo lugar, aconsejan evitar el contacto con el resto de personas, para lo que es necesario guardar una distancia de seguridad de uno o dos metros. También es fundamental evitar las aglomeraciones.

Una vez en el supermercado o en las tiendas de alimentos, hay que usar guantes desechables, sobre todo, al elegir y coger la fruta y la verdura, así como el resto de productos frescos sin envasar. 

También hay que evitar tocarse la cara con las manos y, al llegar a casa, es recomendable lavarse las manos con jabón para desinfectar. 

Por último, se aconseja preguntar en el vecindario si hay alguien que necesite ayuda para hacer la compra, sobre todo, en el caso de personas mayores. Se puede dejar la compra en la puerta de su casa y seguir manteniendo la distancia de seguridad de uno o dos metros. Es necesario mostrar empatía y respeto con el resto de personas.