Así está afectando el coronavirus a las diez empresas más fuertes de Granada

Así está afectando el coronavirus a las diez empresas más fuertes de Granada

El peso del sector agroalimentario y farmacéutico mantiene libres de contagio a las compañías que más facturan con Bidafarma, Lactalis Puleva y Covirán como punta de lanza

Ninguna empresa estaba preparada para una amenaza tan brutal como la del coronavirus, pero puestos a resistir, siempre están en mejor posición las fuertes. Y en el caso de Granada de las diez empresas que más facturan de la provincia, siete no solo no muestran síntomas de contagio sino que se mantienen a pleno rendimiento y sorteando las dificultades impuestas por este virus –letal para tantas otras empresas– incluso con un aumento de facturación. El peso de la industria agroalimentaria y farmacéutica, sectores estratégicos y esenciales en esta crisis, está salvando del impacto del coronavirus al ‘top ten’ granadino, encabezado por el gigante farmacéutico Bidafarma.

En los puestos dos y tres del podio de las que más facturan están Lactalis Puleva y Covirán, según los datos ofrecidos a IDEAL por la principal agencia de rating de España, Axesor. La cuarta y la séptima más grandes de Granada, Aceites Maeva y la hortofrutícola Grupo La Caña trabajan al 100%, incluso con mayor demanda y un fuerte peso del comercio exterior.

Tampoco ha parado ni un día, pero sí ha visto afectada su actividad muy ligada a la hostelería como fabricantes de barriles de acero, Thielmann Portinox, la quinta empresa de Granada, que aguanta sin ERTE pero con una caída de la actividad del 60%.

El ‘top ten’ empresarial de Granada

1. Bidafarma
2.354 millones de euros de facturación
2. Lactalis Puleva
1.001 euros de facturación
3. Covirán
490 millones de euros
4. Maeva
164 millones de euros
5. Thielmann Portinox
134 millones de euros
6. Azeta
100 millones de euros
7. Grupo La Caña
98 millones de euros
8, Marillion
96 millones de euros
9. Herogra
89,9 millones de euros
10. Sesient Fragances
88,9 millones de euros
FUENTE:
El ranking está elaborado con la información de la agencia de rating AXESOR

Entre las grandes ‘tocadas’ está también Azeta, mayorista y distribución de libros y papelería con sede en Armilla que mantiene su actividad bajo mínimos en estos momentos, solo para la venta online. La empresa ha declinado ofrecer información sobre su estado en esta crisis e IDEAL tampoco ha logrado una valoración de Marillion, que se dedica a la gestión de estaciones de servicio.

En los puestos nueve y diez de las que más facturan están, funcionando a pleno rendimiento en esta crisis, Herogra, el líder granadino del sector de los fertilizantes agrícolas y Sesient Fragances, que mantiene al 100% la producción de productos químicos aromáticos, fragancias y aceites esenciales en su planta de Armilla.

Ninguna de las diez ha parado en seco la producción. Y un dato relevante, las diez mantienen una alta solvencia, según la valoración de riesgo de Axesor a la que ha tenido acceso este periódico. A raíz de la crisis del COVID-19, la agencia de rating ha adaptado sus políticas de calificación, ajustando la probabilidad de impago y el riesgo de crédito recomendado para evaluar la capacidad de hacer frente a las obligaciones financieras en este escenario y el ‘top ten’ granadino mira a esta crisis desde una posición privilegiada. La mitad de de las empresas mantiene su calificación pre COVID-19 y el resto la bajan apenas un punto, aguantando entre el notable y el sobresaliente.

Bidafarma «Saldremos de esta crisis con el orgullo de haber cumplido»

El gigante farmacéutico granadino, la mayor empresa con 2.354 millones de euros de facturación anual, está desempeñando un papel clave en esta crisis del coronavirus para garantizar el abastecimiento a diez mil farmacias del país, seiscientas de ellas en Granada. El almacén se ha reforzado y su actividad es frenética. El presidente de Bidafarma, Antonio Mingorance, cree que aún es pronto para medir el impacto en la facturación, en tanto que mientras la demanda de algunos productos farmacéuticos ha aumentado otros, como los de autocuidado han caído. «Saldremos de esta crisis con el orgullo de haber cumplido nuestra obligación, que es garantizar que nuestras farmacias estén abastecidas».

Lactalis Puleva La planta al máximo y primas de 500 euros para el personal

La fábrica de leche Puleva en Granada, al igual que las otras tres que tiene el grupo en España, está funcionando durante esta crisis al máximo de su capacidad, en tres turnos diarios, algunas semanas incluso sábados y domingos para que a las familias no les falte un producto esencial.

Todo el personal que no es de fábrica está teletrabajando y también se han dado permisos retribuidos para proteger a los profesionales más vulnerables. En la fábrica se han extremado las medidas de seguridad. «Como grupo presente en prácticamente todo el mundo contábamos con la pequeña ventaja de saber qué estaba ocurriendo en otros países. Eso nos permitió anticipar medidas para garantizar la salud y la seguridad de los empleados, nuestra máxima prioridad», explican desde la compañía.

En las primeras semanas de crisis, con la demanda disparada en los supermercados el ritmo de fabricación se incrementó, lo que ha exigido un esfuerzo extra de la plantilla que la empresa ha agradecido. Y lo ha hecho donde más reconforta, en las nóminas, con primas de 500 euros. Pero tras el aumento inicial de la demanda, el futuro viene incierto, también para las grandes. Se avecina una recesión y en las crisis los consumidores tienden a cambiar primeras marcas por productos más básicos. «Ante este preocupante panorama, formar parte del grupo Lactalis, líder mundial lácteo, es un factor que juega a favor de Puleva para afrontarlo con más garantías a todos los niveles», concluyen.

Covirán

Covirán Refuerzo de trabajadores y un «comportamiento ejemplar»

La presidenta de Covirán, Patro Contreras, siempre resalta el orgullo que es para ella representar a socios y empleados de la cooperativa «y ahora más que nunca por cómo han respondido de manera ejemplar» al desafío planteado por esta crisis sanitaria. Garantizar el abastecimiento de los supermercados ha sido clave para «la tranquilidad» de la sociedad, como remarca Contreras. Y ahí Covirán ha dado el do de pecho, con turnos de día y noche en la plataforma de Atarfe.

La plantilla se ha incrementado un 20% para atender el aumento de demanda, mientras que 300 profesionales de la firma trabajan desde casa. En cuanto a facturación, Contreras especifica que se ha incrementado, aunque también el nivel de gastos, tanto logísticos en la estructura de las tiendas como por las medidas de seguridad y el incremento de personal. «Los datos actuales indican que se ha estabilizado estos incrementos, con un claro trasvase del canal ‘horeca’ (restauración), pero con un importante cambio en el comportamiento del consumidor, que gasta menos y se mueve a productos más básicos», analiza. «Desde Covirán vemos no obstante el futuro con optimismo, seguiremos haciendo lo que mejor sabemos hacer».

MAEVA «La facturación ha subido un 35% pero los gastos también»

El aumento de pedidos de aceite a medida que se iba decretando el estado de alarma tanto en España como en el resto de países europeos y en Estados Unidos ha planteado también un desafío a Aceites Maeva, otro de las grandes motores de la industria agroalimentaria granadina. Su consejero delegado, Luis Torres Morente, calcula que la facturación ha crecido en marzo un 35% con respecto al año anterior, aunque los gastos también se han disparado. Entre ellos los de seguridad para la planta de Escúzar, donde se mantienen tres turnos diario de trabajo incluso reforzados con más personal. La empresa se adelantó y compró directamente a través de su oficina en China equipos de protección que han supuesto una inversión de 40.000 euros. También han aumentado los costes del transporte por lo que está por ver la factura final de la crisis en las cuentas del año. El esfuerzo de los trabajadores ha tenido un reconocimiento con primas del 10% en las nóminas.

Thielmann Portinox «Por el momento hemos evitado el ERTE»

La fabricación de barriles para la hostelería es una actividad clave en su negocio, así que aunque no han parado porque también tienen clientes del sector farmacéutico, químico y sanitario, la actividad en Thielmann Portinox, la primera de las empresas del sector industrial de Granada, ha sufrido un descenso del 60%. «A pesar de todas las dificultades estamos orgullosos porque hemos ido un paso por delante en protección del personal», explica el jefe de la planta, Francisco Encinas. Tanto es así que esta semana van a empezar a hacer test a a los 350 empleados. Por el momento siguen todos, pero el director asume que barajan el ERTE si mantiene el desplome de la actividad. Ellos dependen de los bares, «que serán los últimos que abran». «La preocupación está ahí, todo dependerá de cuando la gente pueda salir a pasarlo bien», incide.

Grupo La Caña «Esta crisis nos está afectando a todos»

Desde que estalló la crisis del coronavirus la realidad en la primera de las grandes hortofrutícolas de la Costa, Grupo La Caña, es similar a la de Maeva, Covirán o Lactalis: más demanda de algunos productos pero también más gastos. Y todo con el reto de los nuevos protocolos de seguridad. «Esta crisis nos está afectando a todos. Seguimos trabajando con todas las dificultades bajo un doble compromiso, dar salida comercial a la producción de nuestros agricultores y mantener el suministros de frutas y hortalizas a los supermercados de toda Europa», esgrime el consejero delegado de Grupo La Caña, Jesús García. Además de la inestabilidad propia del mes de marzo y abril, donde se suceden los cambios de las producciones de invierno a primavera, la caída del canal Horeca también afecta a la empresa. «Los costes de producción se han triplicado por la inversión en seguridad», subraya.

Herogra «La producción se mantiene en un mercado más inestable»

Su producción es esencial para el campo, por lo que Herogra no se ha visto afectada por las restricciones y mantiene sus ventas a 56 países. El líder granadino en el mercado de los fertilizantes sí está sufriendo los problemas de la inestabilidad del mercado internacional «que afectan al aprovisionamiento de materias primas, en términos de disponibilidad y precios». «No obstante, hemos anticipado la situación instaurando una política que nos permite seguir produciendo nuestras formulaciones con total normalidad dentro de la situación actual», explica el responsable de marketing de la firma granadina, Antonio Martín.

En mitad de la vorágine la firma mantiene su crecimiento pero tiene claro que el coronavirus marcará un antes y un después para todos. «El teletrabajo y las medidas de seguridad han venido para quedarse.

Fuera de ranking «Optimismo moderado» en Caja Rural Granada

No aparece en los rankings de facturación al uso pero con seis mil millones de euros de volumen de negocio y 773 empleados, Caja Rural Granada es otro de los grandes motores empresariales de la provincia. Como servicio esencial, la entidad mantiene su actividad y su plantilla íntegra. Ha potenciado el teletrabajo y la seguridad y se afana para, más allá de la distancia física, estar más cerca que nunca de sus clientes. «Nos hemos resentido por el impacto pero menos que el resto, al mantener abiertas todas nuestras oficinas y al tener una amplia cuota de mercado del sector primario, uno de los menos afectados», explican desde Caja Rural Granada.

La entidad asume que el crecimiento esperado para este año no se cumplirá pero confían «en la capacidad de reacción de la economía de nuestro entorno».

Las otras grandes ERTE en Grupo AM y en Abades

Del «optimismo moderado» de Caja Rural, al destrozo absoluto que están sufriendo otras de las empresas del club de las grandes, con cerca de cien millones de euros de facturación.

La once en el ranking de Axesor es Grupo AM, que tiene la distribuidora de neumáticos Tiresur y los Center’s Auto. El negocio mantiene una actividad del 15%, según explica su presidente Antonio Mañas. Esto les ha obligado a presentar un ERTE para 200 de los trabajadores, aunque todos cobrarán un complemento en nómina. La empresa, además ha puesto en marcha una línea de préstamos para los empleados. «Saldremos de ésta pero vienen meses duros», vaticina Mañas.

Peor lo tienen en otra de las que roza el ‘top ten’, Grupo Abades, al imperio granadino de la restauración la crisis le ha golpeado de lleno. Están parados al 90% y con un ERTE que afecta a 1.200 de sus empleados. Que los créditos avalados por el Gobierno inyecten liquidez a la empresa y el tiempo que se prolongue el cierre de la hostelería determinarán su futuro, según asume su propietario Julián Martín.

 

MERCEDES NAVARRETE

FOTO:Una empleada en Bidafarma, la empresa que lidera el ranking provincial de compañías que más facturan. / Pepe Marín

https://www.ideal.es/granada/siete-diez-empresas-granada-coronavirus-20200419195342-nt.html