Soledad Luque: «La ley de bebés robados puede cambiar el curso de nuestra Historia»

Soledad Luque: «La ley de bebés robados puede cambiar el curso de nuestra Historia»

Charlamos con la presidenta de la asociación ‘Todos los niños robados son también mis niños»

Cada vez que Sole habla de ello algo se rompe en su interior. Su hermano mellizo murió al poco de nacer, o eso fue lo que les dijeron. Francisco, que así se llamaba, nació en la madrileña maternidad de O´Donnell. Cuando su padre fue a recoger el cuerpo de su hijo para enterrarlo los médicos le dijeron: “No podemos dárselo, le hemos incinerado”. Nunca les entregaron las cenizas. Corría el año 1965.

Soledad Luque Delgado (Madrid, 1965), es presidenta de la asociación Todos los niños robados son también mis niñosy portavoz de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo (CEAQUA). La asociación nació para buscar a su mellizo, Francisco, nacido el 25 de enero de 1965 y desaparecido el 21 de febrero de aquel año en la Maternidad de O´Donnell. La búsqueda comenzó hace diez años cuando la familia Luque Delgado se plantea que Francisco pudo no haber muerto. Durante años habían permanecido mudos, sumidos en el silencio, hasta que se dieron cuenta de que, quizás, sucedió algo más terrible. Había algo que se asomaba del pasado, pero no tenían pruebas, era solo una firme intuición. “Francisco ha sido siempre la presencia de una ausencia”, explica nuestra invitada.

El tráfico de niños en España se inició después de la Guerra Civil como medida de represión política. La teorías sobre la “supremacía racial franquista” del doctor Antonio Vallejo Nájera fueron el caldo de cultivo perfecto que creó una demanda de niños por parte de familias pudientes partidarias del régimen franquista. Las familias desfavorecidas también se convirtieron en el objetivo en una época de represión ideológica y social. Con el tiempo aquella demanda se convirtió en una trama, en un negocio muy rentable que se prolongó hasta bien entrada la democracia. Y todo ello bajo la permisividad del Estado. Se estima que la cifra de bebés robados entre 1940 y 1990 pueda ascender a los 300.000. A día de hoy son decenas, cientos, miles las personas que están buscando a “sus niños robados”.

Pero la esperanza se ha abierto camino en las vidas de todas esas familias. El pasado 26 de febrero se registró de nuevo en el Congreso la Proposición de Ley sobre bebés robados en el Estado español. Esta proposición, impulsada y promovida por CEAQUA a propuesta de Todos los niños robados son también mis niños, ya tuvo su primer registro el 25 de septiembre de 2018 y fue admitida a trámite por unanimidad en el Congreso el 20 de noviembre del mismo año. Desafortunadamente, debido al adelanto electoral la propuesta quedó parada y ahora es necesario este nuevo registro para continuar con el procedimiento hasta su esperada aprobación.

“Es una excelente noticia. La Memoria no puede perderse”, afirma sonriente. Por fin, después de tantos años, algo se ha vislumbrado: “La desilusión ha formado siempre parte de mi equipaje pero ahora no pierdo el optimismo”. Para Soledad estos últimos diez años se han convertido en pura lucha y sigue con ganas de seguir trabajando. Para que la voz de todas las familias que perdieron a sus niños se escuche bien alto. No pierde la esperanza.

 

 
https://cadenaser.com/programa/2020/10/24/a_vivir_que_son_dos_dias/1603535581_497881.html