Ayer se  inauguró  la exposición “Otra Mirada a Lorca” en el Centro Cultural Medina Elvira de Atarfe

Ayer se inauguró la exposición “Otra Mirada a Lorca” en el Centro Cultural Medina Elvira de Atarfe

El Centro Cultural Medina Elvira acogió este jueves una muestra de escultura a cargo de alumnos discapacitados de la  Fundación Purísima Concepción. Tras su inauguración hubo un teatro de guiñol.

El Centro Cultural Medina Elvira acoge desde  este jueves, la inauguración de  la exposición Otra Mirada a Lorca que tiene como protagonistas a jóvenes artistas con discapacidad. Esta muestra forma parte del programa de actividades para la temporada de otoño que ha organizado la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Atarfe.
Se trata de una exposición itinerante de esculturas de barro esmaltado, un trabajo colaborativo inspirado y dirigido por el profesor Francisco Fernández Sánchez, con alumnado con necesidades de apoyo educativo específico de la Fundación Purísima Concepción de Granada. Las obras permanecerán expuestas hastas el 15 de noviembre.
 
El corazón de esta experiencia late en torno a un concepto que se podría resumir en una sola palabra: Capacidad, es decir, desarrollar las aptitudes y el potencial del grupo de alumnos con diversidad funcional (discapacidad intelectual) del colegio de Educación Especial de Hermanas Hospitalarias, Fundación Purísima Concepción, de Granada.
La muestra está compuesta por una colección de esculturas que, junto con los dibujos, son la base para crear piezas únicas que nos enseñan otra mirada diferente y especial, hacia la persona con discapacidad intelectual, a través de la obra de Federico García Lorca, a quien tanto le gustó jugar con las líneas y el color para desarrollar esa otra faceta de dibujante que tanto fascina.
Espectáculo de guiñoles
A la exposición le sucedió un espectáculo de teatro de guiñoles a cargo de la Asociación Cultural Juan Gutiérrez Padial, que pondrá en escena la obra de Federico García Lorca La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón, «viejo cuento andaluz en dos estampas y un cromo».
Se trata de una obra escrita por Federico García Lorca para títeres de guante, estrenada durante una representación ofrecida el día de Reyes de 1923 en su casa familiar de Granada.

i