EL VOLCÁN OCULTO DE GRANADA.  ¿DE DONDE PROVIENEN LOS VALORES DE SIERRA ELVIRA?

EL VOLCÁN OCULTO DE GRANADA.  ¿DE DONDE PROVIENEN LOS VALORES DE SIERRA ELVIRA?

 

La leyenda surgió tras el fuerte terremoto que tuvo lugar el 19 de abril de 1956 en Atarfe y Albolote. 

Como muchos rincones de la provincia de Granada, las montañas de Sierra Elvira guardan entre sus cuevas y desfiladeros historias y leyendas que atraen y atemorizan a partes iguales. Destacan entre ellas las que tienen que ver con Raja Santa, una sima de características muy peculiares, de más de 100 metros de profundidad y que desemboca en un lago de aguas termales de entre 25 y 35 grados. Sus características petrológicas hacen de esta sima un lugar muy atractivo para los aficionados a la espeleología, como espacio único para explorar las profundidades de la Tierra. Pero, además, estas montañas granadinas dieron lugar a una leyenda sobre un volcán oculto que traspasó nuestras fronteras y alcanzó medios internacionales.
 
El mito sobre la existencia de un volcán en Sierra Elvira surgió tras el fuerte terremoto que tuvo lugar el 19 de abril de 1956 en Atarfe y Albolote y que dejó 13 muertos, 74 heridos y unos 3.000 edificios afectados. Dos días después, el diario americano ‘The New York Herald Tribune’ publicaba una información sobre los terremotos de Granada, en los que se mencionaba la presencia de una cueva en estas montañas granadinas de donde emanaban corrientes de aire, fuego y piedras.
 
El artículo se refería a la sima de Raja Santa, ubicada entre los despeñaderos de Sierra Elvira, por cuyas profundidades discurren aguas termales. Estas palabras del diario americano provocaron inquietud entre los granadinos, muchos de los cuales asumieron como cierta la existencia de un volcán que estaba despertando de su letargo y que había provocado los trágicos terremotos de Atarfe y Albolote. Los rumores fueron desmentidos por un grupo de espeleólogos, que aseguró que los trágicos seísmos no tuvieron nada que ver con esta sima, ubicada en una localización muy próxima a las fallas que actualmente provocan los temblores en Granada y su área metropolitana.
 
Así lo explica el libro ‘En busca del volcán de Sierra Elvira’, publicado en 2007 por el Grupo de Espeleólogos Granadinos, en el marco de la colección ‘Granada Subterránea’. «En medio de la vega granadina se alza Sierra Elvira, sus cumbres con formas de enormes conos y sus grietas emanando vapores de agua pudieron dar pie a la leyenda del volcán de Sierra Elvira», así arranca esta publicación, que desentraña los secretos de ese supuesto volcán oculto.
 
Entre sus páginas encontramos una explicación a aquellas palabras publicadas en el ‘The New York Herald Tribune’. Los especialistas precisan que las columnas de gases se producían por la condensación del vapor procedente del acuífero termal subterráneo que cruza Raja Santa y no de un volcán a punto de entrar en erupción, un rumor que causó cierto pánico en la población, ante una posible reactivación. Se trata, por tanto, de una simple sima de aguas termales similar a las que se pueden localizar en otros puntos de la provincia como en Alhama de Granada.
 
Agustín Porcel, miembro de Grupo de Espeleólogos Granadinos, el más antiguo de España dedicado al apasionante mundo de la espeleología, explica a IDEAL que Raja Santa posee unas características únicas, por su profundidad de más de 100 metros y por el lago de aguas termales del que emanan los vapores que dieron lugar a la leyenda.
 
La Sima de Raja Santa
 
Las primeras exploraciones de la cavidad sobre las que tenemos noticias, se efectuaron en verano de 1950 de la mano del Grupo de Espeleólogos Granadinos. Una primera exploración en la que alcanzaron la profundidad de 90 metros, hasta llegar al nivel del agua en posteriores descensos.
 
En el año 1972 y motivados por una serie de accidentes ocurridos en la sima, el Ayuntamiento de Atarte ordenó el cierre de la misma, mediante la colocación de una reja. Con el tiempo, las continuas voladuras de una cantera cercana acabaron por obstruir su entrada. Pero el 25 de marzo de 1977, un año después del abandono de la cantera, el Grupo Espeleológica IIiberis de Granada consiguió la desobstrucción, haciendo factible de nuevo su exploración.
 
Actualmente, es posible visitar el entorno y realizar un descenso en Raja Santa, siempre y cuando se posea el equipo adecuado y los conocimientos espeleológicos necesarios. Para profundizar más sobre esta misteriosa cueva, es altamente recomendable acudir al citado libro de la Sociedad Grupo de Espeleólogos Granadinos, que actualmente se encuentra preparando su próxima publicación, el número 11 de la colección ‘Granada Subterránea’, llamada ‘Cuevas y simas de Sierra Nevada y Estribaciones’.
 
Por: Aída Ortíz. “IDEAL y publicado en Facebook EN GRANADA LEGENDARIA
foto: https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/sima-de-la-raja-santa-21530035