El amor en España: jóvenes más abiertos y mujeres más empoderadas ( PARTE 1ª)

El amor en España: jóvenes más abiertos y mujeres más empoderadas ( PARTE 1ª)

La encuesta de 40DB para la SER y El País hace una radiografía del estado del amor en España. Un estudio sociológico que muestra cómo ha cambiado el modo de relacionarse en pareja y la percepción de uno de los grandes motores de la humanidad.

Nunca como ahora, la generación más joven de España se había declarado tan abierta a amar a alguien de su mismo sexo, aunque suponga cambiar de orientación sexual. Ni nunca como ahora las mujeres de más de 50 años habían reivindicado con tanta convicción su independencia, el deseo de vivir solas.

Son dos de las grandes conclusiones del estudio elaborado por 40dB para la Cadena SER y El País, que mide la percepción del amor y del que se desprende que las corrientes sociales que han avanzado con fuerza en los últimos años han modificado también nuestra intimidad, el modo en que amamos y queremos ser amados. Cada generación ama a su modo; cada modo condiciona la vida en sociedad y cada sociedad influye en el modo de amarnos y vivir juntos.

El 71,7% de los chicos y chicas de la Generación Z, aquellos que tienen hasta 24 años, se declara heterosexual; pero un 33,5% no descarta enamorarse de alguien de su mismo sexo. «No lo niego, no sé lo que me depara el futuro y si tengo que encontrar el amor en una mujer, pues bienvenido sea, ¿quién soy yo para ponerle barreras?», explica Gala, de 18 años y con novio desde hace uno y medio, sentada en una mesa, charlando de amor con personas de otras generaciones. Un 16% tampoco rechaza la posibilidad de enamorarse de alguien asexual.

“De momento sólo me he sentido atraído por chicos, pero si en un futuro, de repente, me gustara una chica, no me importaría y seguiría adelante. No lo descarto”, cree también Eva, que ha cumplido 17 y tiene pareja. Los jóvenes nacidos entre 1997 y 2012 son los más plurales en cuanto a identidad y orientación sexual, pero a la vez se declaran menos interesados en el amor que otras generaciones. La mitad no tiene pareja.

Los más jóvenes, la Generación Z, dan una nota significativamente más baja a la importancia del amor. Por delante de él está su trabajo, sus estudios o la proyección profesional. Y, mucho más arriba, su independencia y libertad. A pesar de ello, son más celosos.

“Es una generación muy celosa en relación a sus mayores”, señala la directora de 40dB, Belén Barreiro. Un 44,5% cree que coquetear, aunque no exista contacto físico, es una forma de infidelidad. “Están muy marcados por la digitalización”, indica Barreiro. “Y esa relación con el móvil y las redes sociales lleva a una mayor capacidad de vigilancia sobre su pareja y una mayor predisposición a ser vigilados”, puntualiza.

( mañana 2ª parte)

https://cadenaser.com/nacional/2022/06/05/el-amor-en-espana-jovenes-mas-abiertos-y-mujeres-mas-empoderadas-cadena-ser/

foto: rtve