La comunidad educativa presenta 50.000 firmas en el Parlamento andaluz para bajar el número de alumnos por aula

La comunidad educativa presenta 50.000 firmas en el Parlamento andaluz para bajar el número de alumnos por aula

Para debatir y votar sus iniciativas en el Parlamento de Andalucía hacen falta 40.000 firmas y han presentado 51.000 después de que la Mesa de la Cámara les negase una prórroga para lograrlas

La comunidad educativa ha logrado conseguir cerca de 53.000 firmas para impulsar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Parlamento de Andalucía con la que quieren plantear la bajada de la ratio por aula, es decir, el número de alumnos por clase en la comunidad autónoma. Cumplen así lo establecido, ya que para este tipo de iniciativas hacen falta 40.000 firmas que respalden la petición. Y lo hacen precisamente a pesar de que la Mesa de la Cámara andaluza les negó una prórroga hace dos semanas para ampliar el tiempo de captación de dichas firmas. Algo que no había pasado en los últimos 16 años.

La negativa del órgano de dirección del Parlamento a conceder una ampliación del plazo para que la Cámara aborde esta propuesta, Carmen Yuste, de USTEA (uno de los promotores de la iniciativa) reconoce que “fue al principio un jarro de agua fría”. Sin embargo, ha provocado una reacción de indignación en los más de 20 colectivos proponentes (todos los sindicatos, directores de centros, FAMPA, colectivos de inspectores educactivos de Andalucía, Redes…etc). Apoyados en los grupos de izquierdas en la oposición -PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía-, la propuesta ha despertado un movimiento de protesta y solidaridad que se ha traducido en una campaña de recogida de firmas en pleno verano, a pie de calle, a pie de playa incluso. Y han logrado el objetivo en fecha tope: el 11 de agosto.

Este jueves se han presentado así las firmas, que tendrán que ser cotejadas por la cámara para evitar duplicidades. “Pero no va a haber 13.000 errores”, explica Yuste. Después, el Parlamento tiene seis meses para incluir su tramitación, debate y votación en sesión plenaria de un debate que es de los más engañosos del sistema, ya que se habla de ratio media y se esconden los matices. “La campaña no termina hoy”, asegura Yuste, que anuncia un otoño movido para presionar y que la iniciativa llegue a pleno cuanto antes. A pesar de que el PP tiene mayoría absoluta en la Cámara, la representante de USTEA se muestra optimista: “La bajada de la ratio es tan de cajón que incluso gobiernos de derechas como Castilla y León han introducido medidas en esa línea. Es un clamor de la comunidad educativa y veo posible que salga adelante”. Ya han logrado que parte de la oposición tome postura al respecto. “En el Parlamento lo tendrán que hacer todos”.

A la espera, pues, Yuste ya se muestra satisfecha porque “hemos conseguido la movilización colectiva, que todo el mundo entienda la necesidad de que haya menos niños y niñas en la clase”.