24 febrero 2024

Este accesorio también se puede utilizar para traducir textos, medir distancias o escanear documentos

Que el uso principal de la cámara del móvil es sacar fotos y grabar vídeos es más que evidente. En los últimos años, sobre todo a raíz de la pandemia, también recurrimos mucho a ella para leer los códigos QR, esos cuadraditos informativos que lo mismo nos sirven para ver leer carta de un restaurante en nuestro smartphone que para acceder al certificado de vacunación. Sin embargo, no son los únicos usos que se le pueden dar a la cámara del móvil, un accesorio que va más allá de hacer fotografías. Eso sí, casi siempre con la ayuda de aplicaciones especiales. Estos son algunos ejemplos.

Cámara de vigilancia

Ya sea para ver si alguien entra en casa, como vigilabebés o para ver qué hacen las mascotas mientras su dueño no está. En este caso, son necesario dos móviles: uno para capturar la imagen y otro para ver la imagen que se está captando. La de vigilancia es una de las funciones que dispone de más aplicaciones, alguna tan completa como AtHome Camera, que incluye detección de movimiento, modo de visión nocturna y la opción de almacenar las grabaciones en la nube, además del reconocimiento de personas. Otras opciones como Alfred Home Security ofrece alerta de intrusos mediante suscripción mensual.

Webcam

Pese a que desde la pandemia se popularizaron las videollamadas, no todo el mundo dispone de una webcam en condiciones, ya sea porque no la necesita habitualmente o porque la que tiene es de mala calidad. Pues bien, existen en el mercado aplicaciones como Irium Webcam, DroidCam o iVCAm Webcam que convierten la cámara del móvil en una cámara para utilizar con un ordenador. Para ello hay que instalar la ‘app’ en el teléfono y en el ordenador. Después se conectan con cable USB o a través de Wi-Fi a la misma red y al abrir el programa de videollamada, entre las opciones de cámara aparece la de la aplicación que se haya utilizado.

Escáner

Los móviles son un buen sustituto de los escáneres físicos que generalmente iban asociados a las impresoras multifunción. Para usar el móvil como escáner se puede recurrir a alguna aplicación como CamScanner, Escanear Documentos, Adobe Scan o FotoScan de Google Fotos. Esta opción no solo ahorra dinero y espacio al no tener que comprar un escáner, sino que también se puede enviar el archivo mediante correo, por mensajería o tratarlo con alguna aplicación de fotografía. Además, las ‘apps’ de escaneo suelen dar la opción de convertir las palabras de la imagen escaneada en un documento de texto.

Medidor de la frecuencia cardiaca

Aplicaciones como Frecuencia Cardiaca o Ritmo Cardiaco utilizan la luz del flash y la cámara para medir el ritmo del corazón. Lo único que hay que hacer es colocar el dedo sobre la lente trasera en un lugar bien iluminado, presionar ligeramente y comenzar la medición.

Traductor de textos

Usando Google Lens se puede hacer una foto de un texto escrito en cualquier idioma y pulsar la opción de traducir. Lens detectará dónde hay texto en la imagen y utilizará Google Translator parar superponer el texto en el idioma en el que se ha solicitado la traducción. Es una opción especialmente útil para traducir la carta de un restaurante en el extranjero o un cartel.

Conocer las características de un producto

Yuka es una aplicación que escanea alimentos y cosméticos, ayuda a descifrar las etiquetas y también indica los efectos que puede tener ese producto sobre la salud del consumidor basándose en las calificaciones de Nutriscore, un polémico índice que juzga los alimentos en función de los aditivos que lleva. En su base de datos hay medio millón de productos cosméticos y 1,5 millones de productos alimentarios. Para usarla hay que proporcionar un correo electrónico y conceder permiso para usar la cámara. Es gratuita, pero tiene funciones adicionales vía suscripción como la activación de alertas en caso de que el producto contenga gluten, lactosa o aceite de palma.

Como lupa

Es probable que alguna vez haya tenido que recurrir al truco de hacer una foto a una etiqueta para luego agrandarla en el teléfono y poder leer lo que pone sin usar las gafas. En muchos teléfonos Android, la lupa es una opción que se incluye entre los ajustes, en el apartado de Accesibilidad. Si no está en el dispositivo, se puede recurrir a una ‘app’. Una de las que tiene más descargas se llama simplemente Lupa y está desarrollada por App2U. Además de agrandar lo que capta la cámara y encender la luz para poder verlo bien, ofrece opciones tan interesantes como invertir los colores cuando el fondo se parece demasiado a las letras, para daltónicos o usuarios con problemas de visión.

Medición de distancias y también altura

La ‘app’ Smart Measure funciona como un telémetro y permite medir la distancia a la que está un objeto, así como su altura. En este caso, se debe sujetar el móvil y colocarlo a una altura determinada, apuntando a la base del objeto para saber a qué distancia exacta está y después a la parte superior para que la ‘app’ calcule su altura.

SARA BORONDO 

https://www.ideal.es/vivir/tecnologia/usos-camara-movil-20220920134342-ntrc.html

A %d blogueros les gusta esto: