24 febrero 2024

Granada acoge la presentación de ‘Donde acaba la memoria’, un documental sobre Ian Gibson

Dirigido por Pablo Romero-Fresco y con un viaje a Las Hurdes para visitar el lugar donde Buñuel rodó ‘Tierra sin pan’ como hilo documental, el trabajo se presento este viernes 2 de diciembre en el cine Madrigal.Tras la proyección hubo un coloquio con Gibson y Romero

El cine Madrigal acoge la proyección de ‘Donde acaba la memoria’, un documental sobre la vida del hispanista Ian Gibson dirigido por Pablo Fresco

‘Donde acaba la memoria’, según informa Surtsey Films, «recorre Las Hurdes y la Residencia de Estudiantes para construir el retrato de Ian Gibson, detective literario que ha dedicado su vida a recuperar la memoria reciente de España a través de las biografías de tres de sus genios más reconocidos: Buñuel, Dalí y Lorca. El viaje finaliza en Granada, donde, tras una búsqueda de 50 años, Gibson está más cerca que nunca de encontrar los restos de Lorca como símbolo de reconciliación de un país que se resiste a hacer las paces con su pasado».

Se trata de un documental sobre el historiador y sobre una vida «dedicada a recuperar, desde su mirada irlandesa, la memoria reciente de nuestro país a través de la vida de tres de sus más grandes genios (Lorca, Dalí y Buñuel)».

El hilo conductor del documental es un viaje con Ian Gibson a Las Hurdes para visitar el lugar donde Buñuel rodó su documental ‘Tierra sin pan

El hilo conductor del documental es un viaje con Ian Gibson a Las Hurdes para visitar el lugar donde Buñuel rodó su documental Tierra sin pan. En 2015, cuando Ian estaba trabajando en la biografía de Buñuel, a punto de cerrar su trilogía sobre Lorca, Dalí y Buñuel tras 50 años de investigación, el gobierno de Aragón le retiró la financiación prometida. En ese momento, según explica la productora, «Ian vendió una parte de su pequeño piso de Lavapiés (antes de dos habitaciones, ahora de una) para acabar la biografía del cineasta aragonés, pero se quedó a medias, en la mitad de la vida de Buñuel, justo después de que acabara Tierra sin pan».

En 1933, sin dinero, Buñuel consiguió rodar su documental (una crítica a la España del momento) con la ayuda de Ramón Ancín, un amigo al que le tocó la lotería. 

En 2015, «también sin medios y ante la falta de interés institucional, pedí una ayuda en University of Roehampton (Londres), donde daba clase de cine y traducción por entonces, y me fui, junto con Ian y Mike Dibb, documentalista británico, a Las Hurdes. En los 70 y 90, Mike e Ian rodaron con financiación de la BBC documentales históricos sobre Lorca y Dalí. Cuando, en 2015, quisieron cerrar su trilogía, ya no encontraron apoyo. Me hice cargo de la dirección del proyecto e intentamos rodar el documental que pondría fin a la colaboración entre Mike e Ian», explica el director.

«Nuestro viaje nos llevó a las Hurdes, pero también a La Alberca, La Peña de Francia, Sitges (donde entrevistamos a Román Gubern y Paul Hammond, autores de Los años rojos de Buñuel) la Residencia de Estudiantes (donde rodamos con Javier Herrera y Carlos Saura) y el piso de Lavapiés donde vive Ian y donde lo entrevistamos durante 7 horas; la primera vez que Ian concede una entrevista en detalle sobre su vida».

Imagen del rodaje. Foto: Surtsey Films

Un robo de las copias del montaje paró el proyecto durante dos años, hasta que pudo retomarse a principios de 2018

Desafortunadamente, en 2016, cuando las 50 horas de rodaje estaban ya casi montadas en un corte de 80 minutos, robaron en el despacho de Pablo Fresco de la Universidad de Roehampton y se llevaron las dos copias del montaje.

El proyecto estuvo entonces parado durante dos años, hasta que a principios de 2018, «con una pequeña ayuda de una productora española, conseguimos financiación para acabar el rodaje». Coincidía ese momento con la última edición del primer libro de Gibson, sobre el asesinato de Lorca, en el que ha incluido datos nuevos sobre el posible paradero de sus restos en Granada. «Se hizo evidente entonces que la forma de acabar esta película sobre Ian era precisamente allí, en Granada, donde todo empezó para él y donde ahora está más cerca que nunca de encontrar lo que lleva tanto tiempo buscando».

En Granada, se ha grabado con Gibson en el barranco de Víznar y en otras fosas donde se encuentran los restos de cientos de personas asesinadas durante la España franquista. Además, accedieron por primera vez a su archivo de Fuente Vaqueros, al que Ian Gibson se refiere como «su tumba», esta sí, «abierta y accesible, donde reúne la investigación de toda su vida y la pone a disposición del que quiera saber más sobre nuestro país. En este archivo encontramos la grabación original de 1965 (inédita hasta ahora, ya que forma parte del documental) en la que Ian entrevistó al hombre que enterró a Lorca y que le dice exactamente dónde y cómo lo hizo».

«Así, con esta última visita al lugar donde empezó todo, lo que comenzó siendo una revisión de Tierra sin pan y una reflexión sobre Buñuel y cómo Las Hurdes (y España) han cambiado desde entonces, acabó convirtiéndose en un retrato de Ian Gibson y sobre una vida dedicada a recuperar, desde su mirada irlandesa, la memoria reciente de nuestro país a través de la vida de tres de sus más grandes genios: Lorca, Dalí y Buñuel».

«En un momento clave en la historia de nuestro país, Donde acaba la memoria pretende contribuir a reabrir el debate sobre la memoria histórica y a atacar la amnesia de un país que sigue sin enfrentarse a su pasado más reciente y sin cuidar a figuras como Ian, cuyo trabajo nos recuerda, como lo hizo también Buñuel en sus memorias, que, si olvidamos, no somos», resalta el avance del documental.

 

Romero-Fresco y Gibson. surtsey films

Pablo Romero-Fresco es catedrático honorífico de cine y traducción en University of Roehampton, en Londres, y profesor en la Universidad de Vigo. Lleva 10 años investigando la accesibilidad en el cine y más concretamente la noción de accesible filmmaking o cine accesible, que propone integrar la traducción y la accesibilidad desde el momento de (post)producción mediante la colaboración entre directores y traductores. Como líder del grupo de investigación GALMA (Galician Observatory for Media Access), ha publicado varios libros sobre el tema (Subtitling through Speech Recognition: Respeaking, Routledge, 2011, y Accessible Filmmaking, Routledge, 2019) y coordina diferentes proyectos de investigación y asesoría con gobiernos, empresas y universidades de todo el mundo, incluida la Comisión Europea o las Naciones Unidas. Su Guía de Cine Accesible está siendo utilizada por Netflix y por el British Film Institute para incorporar el concepto de cine accesible a sus sistemas de producción y financiación de películas.

Su primer corto documental, Uniendo los puntos (Joining the Dots, 2012), sobre la ceguera y el acceso de las personas ciegas al cine, fue estrenado en la 69 edición del Festival Internacional de Cine de Venecia y fue seleccionado además para otros festivales en Londres, Basilea, Moscú, Varsovia y Amberes, además de ser utilizado por 30 colegios de secundaria en Suiza como método de concienciación sobre la accesibilidad a los medios de comunicación y por Netflix para incluir servicio de audio descripción en sus películas a partir de 2015.

Su segunda y tercera película, Brothers and Sisters (corto documental) y Joel (corto de ficción), rodadas en la barriada de Kibera, en Nairobi (Kenia), fueron publicadas por El País en 2013 junto con el artículo Levantarse en Kibera El País.

A %d blogueros les gusta esto: