5 diciembre 2023

Trucos para conseguir que tu teléfono móvil vaya más rápido

Antes de acudir al servicio técnico conviene poner en práctica una serie de medidas sencillas

Nota que el teléfono va cada vez más lento? No es extraño, a juzgar por el intenso uso que les damos, la cantidad de aplicaciones que instalamos y las actualizaciones que lanzan los fabricantes para que todo se quede anticuado antes de tiempo (lo que dificulta usar con garantías los modelos más antiguos). De este problema no se salvan ni los ‘smartphones’ de última generación, amenazados también por la injerencia de los virus informáticos -no en vano, que el dispositivo comience a ir ‘a pedales’ es una de las señales que alertan de una posible infección-.

Antes de acudir al servicio técnico conviene poner en práctica una serie de medidas sencillas que, en la mayoría de los casos, consiguen acelerar el rendimiento del aparato.

  1. ¿Sirve de algo apagar el móvil por las noches?

Hemos interiorizado que los teléfonos móviles no necesitan apagarse, tal y como ocurre con el router de casa. Pero, ¿existe algún beneficio en desconectarlos mientras dormimos? La realidad es que los terminales actuales se han diseñado para permanecer encendidos constantemente, no hay necesidad de apagarlos cada noche, pero hacerlo al menos una vez por semana ayuda a depurar memoria caché (fruto de cerrar tanto el sistema operativo como las aplicaciones en segundo plano), lo que en algunos casos puede incrementar la velocidad y solucionar errores.

Obviamente, reiniciar el smartphone tiene el mismo efecto, pero mantenerl la. ¿Es esto una posibilidad real para aquellos usuarios que necesitan salir de casa a primera hora de la mañana con la batería repleta? Seguramente no.

Para reiniciar un móvil Android basta con mantener pulsado el botón de encendido hasta que aparezca la opción en pantalla. En cualquier iPhone se han de mantener presionados el botón de encendido y cualquiera de los de volumen hasta que veamos la indicación ‘deslizar para apagar’. Transcurridos unos segundos volveremos a pulsar el botón de encendido para comprobar si se han resuelto los problemas detectados (ya no sólo que el móvil vaya lento, también puede ocurrir que una aplicación se haya quedado congelada o aparezcan mensajes de error constantes).

  1. Si reiniciar no basta

Otro clásico de los sistemas operativos móviles cuando se presenta cualquier problema es comprobar si se encuentran actualizados a la última versión. Los fabricantes trabajan sin descanso para detectar y corregir errores de código o brechas de seguridad que pudiesen aprovechar los ciberdelincuentes, constituyendo ambos supuestos las principales causas de que un teléfono no funcione como debería.

Aunque normalmente estas actualizaciones se descargan e instalan de forma automática (especialmente si hablamos de correcciones menores), podemos comprobar si existe alguna disponible a través del menú de ajustes de Android o iOS. En el primer caso bastará con escribir ‘actualización’ en el buscador y en el segundo, con dirigirnos al apartado ‘general’ > ‘actualización de software’.

  1. Cuando las aplicaciones tienen la culpa

También podría ocurrir que sea una aplicación concreta la que esté imposibilitando usar nuestro móvil con normalidad. Seamos conscientes o no, nunca está de más acceder a la tienda de aplicaciones que corresponda (Play Store o App Store) y actualizar todas las aplicaciones que tengamos instaladas.

Con todo, existe una forma de comprobar si una ‘app’ está haciendo de las suyas en segundo plano (funcionando incorrectamente mientras no la estamos usando): tanto en Android como en iOS debemos acceder al apartado de ‘batería’ dentro de ‘ajustes’, donde encontraremos un listado de aplicaciones ordenadas según su consumo de batería durante las últimas horas. ¿Detectamos alguna que esté demasiado arriba pese a no haberla utilizado últimamente? En ese caso, lo mejor es cerrarla por completo o, si no nos resulta especialmente útil, desinstalarla.

Borrar aplicaciones a diestro y siniestro es, de hecho, uno de los últimos recursos disponibles. Cuantas menos ‘apps’ tengamos instaladas en el móvil, más rápido funcionará por normal general: échele un vistazo a todas las que tiene y deshágase de las que apenas utiliza.

Otros ‘remedios’

  • 1-Una batería en óptimas condiciones Si tiene ya varios años, lo mejor es reemplazarla por una nueva: notaremos un incremento de velocidad considerable en nuestro móvil. A este respecto, es crucial optar por un consumible original, ya que los modelos de terceros (usualmente fabricados por marcas de dudosa procedencia) pueden acarrearnos problemas a medio plazo.

  • 2-Animaciones Ajustar las animaciones del teléfono es otro truco útil. En el sistema operativo de Google podemos acelerarlas accediendo a las ‘opciones para desarrolladores’, dentro de ‘ajustes’. En el de Apple, seleccionaremos ‘reducir movimiento’ dentro ‘ajustes’, ‘accesibilidad’ y ‘movimiento’.

  • 3-Suprimir aplicaciones Los expertos recomiendan suprimir aplicaciones de sistema que no vayamos a utilizar; emplear versiones web de aquellas redes sociales en las que pasemos más tiempo o activar el modo de ‘bajo consumo’ que ofrecen la mayoría de fabricantes. En el caso del iPhone, esta modalidad «reduce temporalmente la actividad en segundo plano, como las descargas y la comprobación del correo».

  • 4-Copia de seguridad Si todo lo demás falla, podemos plantearnos hacer una copia de seguridad del smartphone y restaurarlo a sus valores de fábrica. Mano de santo.

J. C.

https://www.ideal.es/vivir/tecnologia/trucos-conseguir-telefono-movil-vaya-mas-rapido-20230703170836-ntrc.html

A %d blogueros les gusta esto: