¿Se debe prohibir la calculadora en el examen de Selectividad? Los profesores de matemáticas dicen que no

¿Se debe prohibir la calculadora en el examen de Selectividad? Los profesores de matemáticas dicen que no

Actualmente solo está permitido en Cataluña, Castilla-La Mancha, Canarias y Baleares

La Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) ha reclamado que se permita al alumnado el uso de calculadora durante las pruebas de acceso a la universidad, algo que solo está permitido actualmente en Cataluña, Castilla-La Mancha, Canarias y Baleares, ya que su prohibición supone «un grave perjuicio para la enseñanza de las matemáticas».

«Las medidas en los exámenes son cada vez más restrictivas y en los últimos 10 años podemos decir que la situación ha empeorado», sostienen desde FESPM, que considera que las restriciones al uso de la calculadora se han decidido de «forma arbitraria». «A veces, la última decisión sobre el uso de calculadoras en los exámenes de acceso la toma una persona propuesta por la universidad correspondiente y existe una discriminación en las normas de uso entre las distintas comunidades autónomas a pesar de que todas forman un único distrito», denuncia.

«Las matemáticas no consisten en hacer muchas operaciones, sino en saber qué operaciones hay que hacer, en qué orden, con qué objetivo y la calculadora contribuye a crear este pensamiento matemático. La calculadora, de hecho, es una herramienta didáctica que sirve para simplificar los cálculos, pero no tiene la capacidad de pensar»

«Las matemáticas no consisten en hacer muchas operaciones, sino en saber qué operaciones hay que hacer, en qué orden, con qué objetivo y la calculadora contribuye a crear este pensamiento matemático. La calculadora, de hecho, es una herramienta didáctica que sirve para simplificar los cálculos, pero no tiene la capacidad de pensar», argumenta la FESPM en un comunicado que acompaña un informe sobre la necesidad de permitir su uso en toda España.

La FESPM recuerda que el uso de la calculadora está recomendado por el currículo oficial, y afirma que algunos de los países con mejores calificaciones en el Informe PISA permiten usar calculadoras en el aula y en los exámenes.

«En nuestra opinión, resulta contradictorio y supone un grave perjuicio para profesores y alumnos impedirles la utilización y el aprovechamiento de las posibilidades que ofrece esta herramienta en las pruebas de acceso», expone la FESPM, que considera la calculadora como «un recurso indispensable que descarga al alumno de operaciones rutinarias» en el examen de selectividad. «Una prueba que no evalúa la competencia matemática que la sociedad del siglo XXI requiere», critica la federación.