«PREGÓN de D. José Luis de Mena(1989)» por José Enrique Granados

«PREGÓN de D. José Luis de Mena(1989)» por José Enrique Granados

En el pregón de las fiestas de 1989, de D. José Luis de Mena exalta las cualidades de nuestro pueblo. De él, hemos extractado el siguiente texto.

“La hermosa Vega que bordea la población fue siempre ejemplo de una buena explotación agraria. Sus alamedas, sus huertos, sus frutales, sus cultivos industriales, como el tabaco y la remolacha, dieron un matiz especial a su agricultura muy desarrollada. Junto a ella, surgió hace ya muchos años, una industria alimentaria, basada en las azucareras, en las harineras, en las aceiteras. Agricultura e Industria se complementaron. Y si tales cultivos programaron ciertas actividades fabriles, otras veces eran las empresas industriales las que promovían tal o cual cultivo para sus factorías. Muestras de tales fábricas aún se elevan en la zona: unas, en funcionamiento; otras, como vestigios de una época inolvidable de economía y cultura.

Más Atarfe, pese a sus vicisitudes económicas, pese al cierre de determinadas de sus factorías, no ha quedado muerta. Porque sus gentes siguen siendo activas, emprendedoras, trabajadoras. Por eso han sabido evolucionar, y donde se perdió un medio de riqueza, se supo crear otro nuevo, sustitutorio, con perspectivas para nuevos tiempos.

Por todo ello Atarfe ha continuado su tradición fabril, su tradición de una hermosa agricultura, y su tradición comercial y de servicios. Pero además de todo esto, Atarfe es vida. Y esa vida la forman sus gentes, alegres y hacendosas, siempre animadas; y esa vida la ofrece un singular paisaje, tanto urbano como campestre. Y esa vida la constituyen tradiciones y costumbres, que no se pierden, pese a nuevas modas y a la vida actual.

Pasear por las calles céntricas de la ciudad es un disfrute, con sus edificaciones clásicas, sus antiguas casas señoriales, su templo parroquial, sus placetas encantadoras… Sin llegar a ser lo que se dice una localidad monumental, es, sin duda, una población atractiva, que gusta al forastero y que recrea al ciudadano propio. Sus nuevas zonas de jardinería y de expansión, están bien conjugadas con su parte tradicional, y forman ese todo que es la ciudad atarfeña”.pregon

La fotografía, cortesía de Anita Palma, data de septiembre de 1976, cerca ya de cuarenta años. ¿Conocen a las personas que en ella aparecen?

Curiosidades elvirenses.