¡Cuidado! No cometas estos 10 delitos el día de elecciones

¡Cuidado! No cometas estos 10 delitos el día de elecciones

Lo sé, estás cansado, harto, aburrido, hastiado y cien sinónimos más, de las informaciones que tratan sobre los comicios o la eterna campaña electoral de los partidos. Te entiendo, es agotador, pero yo al menos tengo la suerte de que no me ha tocado estar en la Mesa. Hay que ser gafe, mira que existen personas “papables” en la rifa como para ser el pringadillo al que le llega la fascinante carta. Cuando se acercan estas convocatorias siempre pienso lo mismo: “tranquila, hay tantas posibilidades de que te la manden como de que una lechuza te traiga volando la inscripción a Hogwarts”. Y así, con mi rezo particular, llevo cuatro comicios librándome de dicha notificación.
Si eres Vocal o suplente, te acompaño en el sentimiento, pero ante tu ineludible función social, mira el lado positivo, te vas a llevar un dinerillo extra que ciertamente no viene mal en estos tiempos que corren. Ya te advierto que en este post no vas a encontrar ni cuál es la diferencia entre un voto en blanco y uno nulo, ni tampoco te voy a explicar por enésima vez qué es la Ley d’Hondt y cómo funciona, porque seguro que sigues sin entenderla. A mí me va la marcha, las cosas serias, y para que no acabes metiéndote en un problema de los gordos durante la maravillosa fiesta de la Democracia, aquí tienes una lista de los 10 delitos susceptibles de ser cometidos en estas fechas:

* Funcionario por un día Antes que nada debes saber que si te toca estar de Vocal, Presidente o Interventor tienes por un día la consideración de funcionario. Aunque pueda sonar glamouroso, lo cierto es que algunas de las penas impuestas por estos diez delitos son mayores si cuentas con tal caché. Tienes todas las papeletas para liarla y nunca mejor dicho.

1 Votar dos veces Parece broma porque se supone que es imposible que consigas hacerlo, pero la Ley, que sabe más que tú, ya prevé una multita por si se te pasa por la cabeza depositar dos papeletas o votar sin tener la capacidad para hacerlo. Si participas en este delito es posible que te condenen de seis meses a dos años de prisión o multa e inhabilitación especial para empleo o cargo público de uno a tres años. Asusta, ¿no? No te preocupes, peor parado saldrá el “funcionario” que lo permita: prisión de tres a siete años y multa de dieciocho a veinticuatro meses.

2 Irte de la Mesa Si no querías ser Vocal haberte inventado que eras padrino en una boda o que tenías la comunión de tu sobrina, ahora ya es tarde señora. Cuentas con la obligación de asistir y quedarte, nada de abandonar la Mesa sin una causa legítima o justificada. Aunque digo yo que ante un pequeño contratiempo intestinal te permitirán despegarte de la silla. ¡Colisión de derechos!

3 Photoshop electoral No se te ocurra hacer la gracia de imprimir, confeccionar o utilizar papeletas o sobres electorales no reglamentarios. El programa de edición fotográfica lo puedes utilizar para otras cosas mucho más útiles como retocar el cartel de campaña de Ximo Puig. Si eres de los “empleados públicos por un día”, tampoco pretendas ocultar o alterar, de cualquier manera, el sobre o papeleta que el elector te entregue al ejercitar su derecho, no seas tramposos.

4 Hacer propaganda Como sabes la campaña electoral por fin termina a las doce de la noche de hoy, veinticuatro horas antes de que comience el día plebiscitario. Durante la jornada de reflexión, que la mayoría de nosotros utilizamos para hacer lo mismo que el fin de semana anterior, está totalmente prohibido que hagas actos de propaganda. Aunque
el problema es determinar qué es y qué no publicidad de partido, porque la Ley habla de “reuniones y actos públicos”. Desde el cariño que te tengo como lector mío que eres, te digo que lo mejor es que intentes hacer lo menos posible, dedícate a pensar o elucubrar sobre pactos municipales, no vaya a ser que el botellón que tenías planeado con veinte amigachos en el que es posible que acabéis coreando la melodía de algún candidato, te salga por un pico.

5 Publicar encuestas y sondeos Aunque formes parte del alto porcentaje de población que sigue sin saber a qué candidato respaldar, los medios de comunicación ya no te pueden ayudar. No creo que ninguno se jugase 30.000€ de multa por difundir, publicar o reproducir un sondeo, ya que no está permitido hacerlo durante los cinco días anteriores al de la votación.

6 Comprar adeptos Los partidos tienen millones de estrategias para hacerse con los votos de los electores, regalar cubatas, globos, invitar a paellas o subir a Twitter fotografías con todo tipo de animales, tácticas, que pese a lo que quieras creer, son legítimas jurídicamente hablando. Pero eso sí, no se te vaya a ocurrir a ti, obsequiar, recompensar, remunerar o prometer algo solicitando, tanto directa como indirectamente, el voto de alguien o inducirle a la abstención. Sé que has estado tentado de hacerlo en numerosas ocasiones.

7 Revelar el voto Obviamente si no está permitido que compres el respaldo ideológico de alguien, mucho menos podrás hacerlo utilizando la violencia o la intimidación. Además, te recomiendo que tampoco hagas la gracia de entrar en la cabina de tu hermana para ver si vota a quien dice votar, primero porque te vas a llevar una gran desilusión y segundo porque está prohibido presionar a alguien para que descubra su voto.

8 Impedir la entrada en los Colegios Deja los escraches para otra ocasión, también está penado, y bien penado, que impidas o dificultes la entrada, salida o permanencia de alguien en los lugares en los que se realicen actos del procedimiento electoral. Intenta ser un poco más democrático que a todos nos fastidia ver al vecino depositando la papeleta a sabiendas de que es del bando contrario.

9 Montar escándalo Educación ante todo, ni se te ocurra perturbar el orden o penetrar en los locales donde se celebren actos electorales “portando armas u otros instrumentos susceptibles de ser usados como tales”. Así que como casi todo es apto para ser empleado como herramienta de lesiones, te aconsejo que el domingo lleves el sobre, sin chorizo incluido y poco más.

10 Injuriar o calumniar Como ya te dije en otro post, es indigno que deshonres a las personas o que le imputes falsamente un delito, pero si eres de los muchos que acostumbran a hacerlo a diario, ten en cuenta que estas dos fechorías cometidas durante periodo electoral, tienen previstas las penas en su grado máximo. Cuidadín…

Y dicho esto, suerte a los participantes, alea iacta est.

http://blogs.lasprovincias.es/danos-prejuicios/2015/05/22/cuidado-no-cometas-estos-10-delitos-el-dia-de-elecciones/