MUJERES QUE CAMBIARON LA HISTORIA (20): CLARA SCHUMANN

MUJERES QUE CAMBIARON LA HISTORIA (20): CLARA SCHUMANN

Clara Wieck (Leipzig, 13 de septiembre de 1819-Fráncfort del Meno, 20 de mayo de 1896), conocida como Clara Schumann, fue una pianista, compositora y profesora de piano alemana.

Fue una de las grandes concertistas europeas del siglo XIX y su carrera fue clave en la difusión de las composiciones de Robert Schumann, con quien estuvo casada. Considerada como una de las pianistas más distinguidas de la era romántica, ejerció su influencia en una carrera de conciertos de 61 años, cambiando el formato y el repertorio del recital de piano de exhibiciones de virtuosismo a programas de obras serias. También compuso piezas para piano en solitario, un Concierto para piano (su Op. 7), música de cámara, piezas corales y canciones.

Creció en Leipzig, donde su padre, Friedrich Wieck, era pianista y maestro profesional y su madre una cantante consumada. Fue una niña prodigio, entrenada por su padre. Comenzó a viajar a los once años y tuvo éxito en París y Viena, entre otras ciudades. Se casó con el compositor Robert Schumann y la pareja tuvo ocho hijos. Juntos, alentaron a Johannes Brahms y mantuvieron una estrecha relación con él. Estrenó muchas obras de su esposo y de Brahms en público.

Después de la muerte prematura de su marido, continuó sus giras de conciertos en Europa durante décadas, con frecuencia con el violinista Joseph Joachim y otros músicos de cámara. A partir de 1878, fue una influyente educadora de piano en el Conservatorio Hoch en Fráncfort, donde atrajo a estudiantes internacionales. Editó la publicación de la obra de su esposo. Murió en Fráncfort, pero fue enterrada en Bonn junto a su esposo.

Varias películas se han centrado en la vida de Schumann, como la primera Träumerei de 1944 o una de 2008, Geliebte Clara, dirigida por Helma Sanders-Brahms. Una imagen de Clara Schumann de una litografía de 1835 de Andreas Staub apareció en el billete de 100 marcos alemanes de 1989 a 2002. El interés en sus composiciones comenzó a resucitar a finales del siglo XX y su bicentenario de 2019 impulsó nuevos libros y exposiciones.