23 febrero 2024

«He ganado más de 70.000 euros enviando migrantes a Canarias»

El periodista de La Vanguardia Xavier Aldekoa ha accedido al testimonio de uno de los traficantes que ha enviado innumerables cayucos a Canarias en los últimos meses, «si se enteran de que he hablado contigo estoy muerto», afirma Akram de 27 años

 

«Su mirada es la de un chico normal. Es cierto que habla con cierta frialdad, pero es un tipo normal, imposible de diferenciar de cualquier chico de 27 años que veríamos en la calle«, explica Xavier. Akram tiene 27 años y lleva tres traficando con migrantes desde África hacia Canarias para ganar dinero. Calcula que en dos meses ha ganado unos 70.000 euros y afirma que no parará hasta poder comprarse una casa porque tiene una hija. «¿Tú no tienes?», le pregunta al periodista. Un reportaje de La Vanguardia desvela el impactante testimonio de este joven marroquí.

Akram es el nombre falso de este passeur de Dajla. Es el nombre francés que reciben los traficantes de personas en la zona del Sahara ocupada por Marruecos. Según el relato de Xavier, Akram no es capaz de saber cuántas pateras ha enviado a Canarias en los últimos meses, «pero toda Las Palmas las he mandado yo”, le dice al periodista exagerando con una frialdad sorprendente. La mayoría de las pateras que han llegado a Canarias en los últimos meses provienen de Dajla y sus ocupantes de hecho son marroquíes.

«A la policía y a los passeurs nos interesa la migración. Ganamos dinero juntos», explica Akram, que cifra en diez mil euros la mordida que se llevan los altos cargos de la policía marroquí. Un viaje cuesta dos mil euros, quinientos euros más que en verano. El capitán cobra cinco mil euros. No siempre es fácil econtrarlo, porque debe tener doble nacionalidad o papeles españoles para camuflarse al llegar y volver en avión a Marruecos. A esos gastos se suma el motor de 25 caballos, la gasolina y la comisión que se lleva la persona encargada de captar a los migrantes.

Lo más parecido a un indicio de arrepentimiento que muestra el joven marroquí es la preocupación cuando ve la cara de los migrantes al partir. Afirma que pasa dos días sin dormir, hasta que vuelve a tener noticias de ellos. Además, asegura que solo acarrea marroquíes porque «los negros» no tienen dinero y además, si les pillan «te delantan», le cuenta al periodista de La Vanguardia. “Si el gobierno español o la Unión Europea me pagan, mañana dejo de enviar migrantes a Canarias”, le explica el joven traficante al periodista Xavier Aldekoa.

Javi Rodríguez

FOTO: En esta imagen tomada por el periodista Xavier Aldekoa para La Vanguardia Akram de 27 años, traficante de migrantes en la ruta que une África con Canarias, posa oculto tras una gorra, una toalla y unas gafas amenazado de muerte / La Vanguardia (Xavier Aldekoa)

A %d blogueros les gusta esto: