La «mejor normalidad» que vaticina María Neira, experta española de la OMS

La «mejor normalidad» que vaticina María Neira, experta española de la OMS

La directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud señala las medidas innecesarias para evitar contagios

La directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, María Neira, enumeró durante una entrevista concedida a La Nueva España una serie de medidas que resultan ineficaces para evitar los contagios de covid-19. La experta señaló varias de las precauciones que, desde el inicio de la pandemia, se adoptaron como costumbre y que, en realidad, no combaten la transmisión del coronavirus. «No hemos visto mucha utilidad a la toma de temperatura, ni a la limpieza de los zapatos o las superficies. La higiene no está de más, pero los guantes son innecesarios, y me duele ver a la gente haciendo jogging con la mascarilla por sus pobres pulmones», indicó la experta.

Neira considera que existen cinco medidas básicas para prevenir el contagio, en especial en lugares públicos o durante reuniones con otras personas no convivientes. «La primera es el lavado de manos y las otras están relacionadas con dónde y cómo se producen los contagios: contacto cercano, ambientes cerrados y muy concurridos», detalla la científica, quien subraya que «para contrarrestarlo, hay que aplicar la distancia social, el uso de la mascarilla en ambientes cerrados, evitar estornudar o hacerlo en el codo y la ventilación, por supuesto». «El resto no es necesario», sostuvo.

En relación a la alarma producida por la notificación de varios episodios de trombos graves tras la inoculación de la vacuna de AstraZeneca, María Neira subrayó que «la incidencia coincide con la que se da en la población normal». «Ha habido muchos millones de personas vacunadas sin ningún problema», sostuvo, para resaltar más tarde que «hay que medir el riesgo y el beneficio, y el beneficio de la vacunación sobrepasa de largo el riesgo». «En España, no se ha detectado ningún caso y las autoridades han tomado su decisión; los ciudadanos pueden vacunarse. En cualquier campaña de vacunación ocurren estas cosas, pero de esta estamos pendientes minuto a minuto», explicó.

«Yo tuve la visión de que esto iba a ser una gran crisis sociosanitaria y económica en Roma. Estaba allí cuando el primer ministro reunió a su gabinete y esa misma noche se anunció el confinamiento en Italia. Entonces, fue cuando pensé ‘esto va a ser algo más que un problema sanitario, va a ser un volcán y va a poner en juego muchas cosas’», recordó acerca del inicio de la pandemia. «Estábamos convencidos de que era muy grave, que se transmitía muy rápido, pero creíamos que iba a haber una mejor gestión de los casos y de la severidad», indicó.

También reveló que hubo «miedo» de que la pandemia «estallara de forma muy violenta en África», algo que no sucedió así. «Curiosamente, fue peor en países muy civilizados, en Estados Unidos y Europa. Nadie pensaba que la economía y la sociedad estarían de rodillas un año después. Confiábamos en que pudiera haber una estacionalidad», lamentó, si bien ahora mira al futuro con optimismo. «Llegará el momento en que la covid-19 será una enfermedad endémica, como muchas otras», asegura. «Vamos a recuperar una mejor normalidad; valoraremos la solidaridad, la ciencia. Confío en que será mejor. Va a sobrevenir un renacimiento, lleno de creatividad y ganas de vivir con alegría», pronosticó.

 
EFE
IDEAL GRANADA