Cosas que no debes meter en el lavavajillas

Cosas que no debes meter en el lavavajillas

El agua muy caliente y el detergente las estropean

El lavavajillas puede lavar con eficacia y economía la mayor parte de tu menaje de cocina. Y también otras cosas, como tulipas de lámparas o los filtros de la campana. Pero hay utensilios que no son aptos para el lavavajillas y que deberías evitar meter, como los cubiertos de madera, las sartenes antiadherentes o las cristalerías antiguas. Te explicamos qué cosas sí y qué cosas no debes lavar en el lavavajillas.  

 

Un lavavajillas, tu aliado

El lavavajillas puede quitar mucho trabajo en la cocina. Incluso se pueden meter en él cosas que no son vajilla, como esponjas, bayetas, plafones o tulipas, juguetes de plástico, brochas de maquillaje, las baldas de la nevera o los filtros de la campana extractora.

  • Al lavar a temperaturas más altas que las que nosotros soportamos (entre 45 y 60 ºC habitualmente), el lavavajillas es más eficaz retirando grasa y bacterias que el lavado a mano.
  • Además, se gasta menos agua y energía.

Materiales que no son aptos para lavavajillas

Hay que tener cuidado con los objetos que se meten en este electrodoméstico, porque la combinación de la humedad, la temperatura alta y los detergentes enérgicos que se usan en el lavavajillas pueden deteriorar muy rápido algunos materiales: algunas cosas que no se deben meter en el lavavajillas si no quieres acortar su vida útil. 

El menaje de cocina y las vajillas pueden llevar logotipos o leyendas indicando si resisten el lavado en lavavajillas: «apto para lavavajillas», «dishwasher safe»… pero no siempre es así. En el caso de que no haya una indicación, te recomendamos que evites meter estos materiales o tipos de menaje.

9 cosas que no debes meter en el lavavajillas

Porque son muy delicadas, porque el agua y el detergente las pueden dañar o porque pueden llegar a estropear tu electrodoméstico, hay cosas que es mejor lavar a mano. Toma nota

vajilla-decorada-lavavajillas

1. Cuchillos con mango de madera o de acero templado

Los cuchillos de mesa pueden lavarse en el lavavajillas sin problemas. También los cuchillos de cocina si son de acero inoxidable con mango de plástico o pasta. Pero los cuchillos con mango de madera o los tradicionales de acero templado no deben meterse en el lavavajillas: los detergentes son muy agresivos con el acero y pueden aparecer puntos de óxido. La madera, al ser muy porosa, se hinchará con la humedad y puede abrirse.

2. Objetos y cristalerías delicadas 

Si tienes una cristalería de valor, en especial, si es antigua, es preferible lavarla a mano, ya que el cristal pierde transparencia y brillo con los lavados. En todo caso, si vas a meter la cristalería en el lavavajillas, usa un programa delicado, con una temperatura más baja y menor duración.

cristaleria-delicada-lavavajillas

Si tienes objetos delicados de cristal o porcelana a los que tienes mucho aprecio o vajillas pintadas a mano, mejor lávalos a mano por el riesgo a roturas o desperfectos que se pueden producir al chocar accidentalmente una pieza con otra.

Además, las altas temperaturas pueden dañar su decoración. Si no te fías de tu habilidad y ves más seguro meterlos en el lavavajillas, usa un programa de temperatura baja, nos los aprietes mucho y cerciórate de que no se pueden mover o volcar durante el lavado.

3. Sartenes y ollas con recubrimiento antiadherentes

Las sartenes y ollas con recubrimiento antiadherente de teflón es mejor lavarlas a mano si el fabricante no indica expresamente que son aptas para lavavajillas. Durante el lavado a máquina, la capa antiadherente puede agrietarse por la acción abrasiva del detergente y el calor, lo que hará que se vaya desprendiendo poco a poco. ¿Resultado? Tus sartenes antiadherentes se pegarán.

Cuando laves a mano las sartenes (u otro menaje similar), utiliza para el interior una esponja o un estropajo suave, porque los de lana de acero o fibra verde también arañan el recubrimiento antiadherente.

4. Tapas de las ollas a presión

Existe el riesgo de que queden partículas en los conductos de la válvula que pueden llegar a obstruirla. Además, las gomas pierden elasticidad dejando de ser efectivas. En algunos modelos se pueden quitar las gomas con facilidad: si tu olla es de ese tipo, puedes meterla en el lavavajillas tras retirar la goma, aunque es más conveniente que la laves a mano

5. Utensilios de madera

Las tablas de cortar o los cubiertos de madera deben lavarse fuera del lavaplatos. El agua demasiado caliente provoca fisuras en la madera, que se hincha y se va agrietando, acortando mucho la vida del utensilio.

cubiertos-madera-lavavajillas

6. Objetos de hierro: cuencos, ollas, sartenes, teteras

El menaje de hierro sin esmaltar necesita de un largo proceso de curado para conseguir una antiadherencia adecuada. 

Estos utensilios que, normalmente son muy pesados y de color negro, debes limpiarlos a mano solo con agua y, como mucho, un estropajo no abrasivo.

7. Menaje de cobre y de aluminio sin esmaltar

El aluminio sin esmaltar se utiliza bastante en moldes para repostería y en cafeteras de tipo italiano. Cuando se lava en el lavavajillas pueden aparecer manchas oscuras en la superficie debido a las altas temperaturas y a las sustancias abrasivas del detergente. Por la misma razón, tampoco deben lavarse a máquina los utensilios de cobre: pueden perder el color y acabar con manchas que luego son prácticamente imposibles de eliminar.

8. Frascos con etiquetas de papel

frascos-cristal-lavavajillas

Meter frascos con etiquetas de papel en el lavavajillas es bastante habitual porque resulta muy eficaz para quitarlas, pero es un errorlos restos del papel que se desprende pueden terminar atascando el desagüe y estropeando tu lavavajillas.

Si metes frascos con etiquetas en el lavavajillas en alguna ocasión, recuerda revisar el filtro después del lavado para retirar los restos de papel.

9. Platos y vasos de plástico o con dibujos impresos

Antes de lavarlos a máquina, hay que asegurarse muy bien de que son aptos para lavavajillas, porque de lo contrario podemos encontrarnos con platos deformados y dibujos borrados.

Un caso especial son los vasos y jarras graduadas en los que las marcas simplemente van impresas pueden desaparecer, perdiendo buena parte de su utilidad. Evita meterlos en el lavavajillas.

OCU

https://www.ocu.org/electrodomesticos/lavavajillas/consejos/no-apto-lavavajillas