6 consejos para educar en igualdad desde pequeños

6 consejos para educar en igualdad desde pequeños

Los modelos educativos de la familia influyen directamente en la formación de criterio de los niños

Un 8 de marzo diferente debido a la pandemia. Pero la educación en igualdad no es de un día. Las familias somos el principal agente educativo de nuestros hijos e hijas. Ellos aprenden de nosotros, de lo que ven y nos escuchan. Ser conscientes de esto es el primer paso para que tomen conciencia e interioricen los valores de igualdad.

Las niñas no son más listas y delicadas y los niños más inteligentes

La pandemia impide celebrar el día de la mujer como en otras ocasiones, pero no por ello debemos dejar de aprovechar este día para reflexionar sobre cómo educamos a nuestros hijos e hijas en materia de igualdad.

La familia y la escuela, son, por este orden, los principales agentes educativos de los hijos. Desde la familia les acompañamos en su crecimiento, inculcándoles valores y principios que nosotros mismos tenemos. La escuela, por su parte, también tiene la responsabilidad de educar en principios igualitarios, sin distinción entre niños y niñas.

Somos diferentes en muchas cosas, y eso nos enriquece, pero iguales en derechos y deberes. Todo es educable y las aptitudes pueden cambiar, si existe voluntad de hacerlo.

Consejos para educar en igualdad

1. Hacer conscientes las actitudes que no contribuyen a la igualdad

Existen comportamientos que tenemos muy interiorizados y que es difícil de identificar si no tratamos de hacerlos conscientes. Por ejemplo, comentarios, gestos, comportamientos… que realizamos en casa y que escuchan como algo normalizado.

2. Fomentar el Pensamiento Crítico

Realizar preguntas sobre distintas temáticas, hacerles pensar, ayudarles a expresar ideas propias para que perciban la realidad de una manera igualitaria. Por ejemplo, comentar con ellos temas relacionados con el machismo.

3. Dar ejemplo

No podemos decir una cosa y hacer la contraria. Lo que nuestros hijos e hijas ven en nosotros es lo que aprenden con mayor facilidad. La familia es su principal referente. Por ejemplo, no podemos repartir las tareas de casa y excluir al papá de alguna de ellas.

4. Acabar con los estímulos sexistas

De poco sirve que desde la familia y la escuela fomentemos la igualdad y el respeto, si constantemente a través de la televisión, principalmente, reciben información sesgada. También ocurre con ciertos dibujos animados y catálogos de juguetes (el rosa para las niñas, el azul para los niños).

5. Respetar la diversidad

Es importante que desde pequeños trabajemos en casa la diversidad, tolerancia y respeto. Cada persona es única y por eso es fundamental defender de forma explícita que todos tenemos los mismos derechos.

6. Crear referentes

Las niñas no son más listas y delicadas y los niños más inteligentes. Los referentes en las diferentes disciplinas son indispensables para que nuestros hijos e hijas conozcan las trayectorias tanto de mujeres y hombres importantes, que contribuyeron a mejorar la sociedad. De esta manera, querrán imitarles y plantearse objetivos que pueden ser igualmente alcanzables por ellos.

Estos consejos se recuerdan hoy, 8 de marzo, por ser el día de la mujer, pero no cabe duda que desde los hogares es desde donde se tiene que trabajar los valores de igualdad, justicia, respeto y tolerancia.

https://compartirenfamilia.com/aprendizaje/6-consejos-para-educar-en-igualdad-desde-pequenos.html