Tecnología que mejora la vida de los mayores

Tecnología que mejora la vida de los mayores

Hay dispositivos para llevar encima de todo tipo, desde monitores de la actividad cardíaca hasta GPS que se insertan en los zapatos para tener ubicados a enfermos de Alzheimer

El avance de la tecnología es imparable y, actualmente, ya hay muchos dispositivos que ayudan a las personas mayores de diversas maneras. La llegada de los wearables, es decir de la tecnología que llevamos puesta, ha facilitado todavía más el acercamiento entre este colectivo y los últimos avances tecnológicos. Los dispositivos más utilizados suelen estar relacionados con la atención médica, pero también son muy populares los relojes inteligentes y las pulseras que controlan la actividad física.

A continuación, mostramos una lista de novedades tecnológicas que están teniendo una gran penetración en el colectivo de personas mayores de 65 años.

Servicio de alarma

Es muy común que las personas mayores lleven siempre encima un dispositivo, habitualmente en forma de medalla, que pueden pulsar en caso de sufrir algún problema. Los servicios municipales de atención a la gente mayor responden inmediatamente a la llamada y contactan con la persona que ha pulsado la alerta o se personan en su domicilio. Existen también servicios similares privados con un dispositivo del mismo tipo que incluso se activa automáticamente cuando detecta falta de actividad o detecta que la persona está tendida en el suelo.

Alerta médica

Hay empresas del sector sanitario y del sector asegurador que ofrecen un servicio de seguimiento a distancia de diversas funciones del organismo humano, como por ejemplo el ritmo cardíaco, a través de dispositivos portátiles multifunción.

Relojes inteligentes

Los relojes inteligentes se están convirtiendo en algo muy común y ofrecen muchas ventajas a todo tipo de personas. El Apple Watch Series 5, por ejemplo, incluye un monitor con detección de fibrilación auricular y también un detector de caídas. En anteriores series ya mostró que reloj se puede usar para hacer llamadas sin necesidad de tener un iPhone cerca. Los relojes inteligentes suelen ofrecer además otro tipo de servicios como el GPS para el uso de mapas o aplicaciones de música o de lectura de periódicos, entre muchos otros.

También muestran datos de frecuencia cardíaca con alertas que a veces salvan vidas, monitoreo de la actividad física, asistente de voz y acceso a todo tipo de aplicaciones que se pueden utilizar en caso de emergencia (SOS), detección de caídas y detección de posibles problemas médicos. 

Pulseras de control de actividad física

Los monitores de actividad física son cada vez más numerosos porque su precio es más asequible, pese a que incluyen varias de las mismas funciones que los relojes. Su principal punto débil es que habitualmente carecen de aplicaciones. Son muy útiles a la hora de controlar la actividad física.

Anillos

Hay anillos que ofrecen las mismas prestaciones que las pulseras anteriormente descritas. Son los monitores más pequeños disponibles e incluyen el seguimiento de la actividad física, el sueño y la frecuencia cardíaca. Mide los minutos de actividad, la frecuencia cardíaca en reposo, el tipo de actividad, las calorías consumidas, la intensidad de la actividad, el número de pasos, la duración del sueño y la distancia recorrida, entre otras variables.

Dispositivos de seguimiento cardíaco

Hay en el mercado algunos dispositivos pequeños y ligeros que funcionan junto a una aplicación descargada en el móvil y que permiten realizar electrocardiogramas que se almacenan en este dispositivo inteligente conectado. Una vez realizados se pueden enviar al médico por correo electrónico. Está diseñado para detectar fibrilación auricular, bradicardia, taquicardia o ritmo cardíaco normal en 30 segundos.

Control de la presión arterial

Hay también en el mercado dispositivos que permiten controlar la presión arterial, almacenar los datos, alertar de posibles anomalías y conectar con el médico o con los servicios sanitarios si es necesario.

Alivio para la artritis

La artritis es muy común y acaba apareciendo en la mayoría de las personas a medida que se cumplen años. Hay una serie de dispositivos tecnológicos diseñados para aliviar el dolor causado por esta enfermedad. Se trata de productos que se pueden colocar en la zona del cuerpo a tratar y que ofrecen estimulación nerviosa eléctrica transcutánea. Son una alternativa interesante al uso continuado de medicinas.

Control de la diabetes

Hay kits que permiten realizar en casa la prueba de azúcar en la sangre, pero recientemente han aparecido dispositivos que contienen sistemas de monitorización continua de glucosa que son muy interesantes. Ya se integran con aplicaciones de teléfonos inteligentes y almacenan los datos obtenidos en las continuas lecturas.

Ayuda para enfermedades neurológicas

Existe un amplio espectro de enfermedades neurológicas que atacan la memoria. Hay distintos tipos de dispositivos que ayudan desde diversas perspectivas. Por ejemplo, los asistentes de conversación, como Alexa, Siri y Google Home, son útiles para situaciones leves o en estadios iniciales de enfermedades como Alzheimer o demencia.

Un caso muy especial es el de un dispositivo GPS diseñado para insertarlo en los zapatos del paciente y así poder acceder a su ubicación en todo momento. Es especialmente útil porque este tipo de enfermos tiende a desorientarse y perderse.

LA VANGUARDIA

FOTO: El uso de la tecnología es cada vez más frecuente en las personas de más edad Terceros