Egosurfing: por qué es importante buscarnos a nosotros mismos en Internet

Egosurfing: por qué es importante buscarnos a nosotros mismos en Internet

Qué información circula sobre ti en Internet? ¿Qué imagen proyectas?, ¿Sabes si hay alguna foto de un viaje al que fuiste hace años o un dato privado? Si no sabes responder a esas preguntas, lo recomendable es que pongas en práctica el egosurfing, también conocido como egosearching o vanity searching.

Probablemente esta terminología anglosajona no te suene de nada, pero no es otra cosa que buscar qué sabe internet sobre nosotros y qué datos o imágenes nuestras están al alcance de cualquiera que pueda buscarnos. En Maldita.es te hemos hablado junto a especialistas de los riesgos que conlleva subir según qué información a Internet y cómo puede volverse en nuestra contra.

El egosurfing es una práctica recomendada “para proteger nuestra privacidad”, como explica la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), ya que en caso de que queramos que se elimine algún dato, podremos ejercer nuestro derecho a que se retire.

Empecemos analizando cómo podemos encontrar esta información en el amplio mundo de internet:

El método tradicional: búsqueda manual en Google y otros buscadores

Es tan sencillo como poner nuestro nombre y apellidos entre comillas (“) para que los resultados sean “aquellas páginas web que contengan exactamente las palabras que hemos buscado y en el mismo orden, ignorando las páginas webs con resultados similares o solo una parte de nuestra búsqueda”, como apunta la OSI. Imagínate que te llamas Menganito y de apellidos, García García. Dirígete a Google e introduce esas palabras.

Haz lo mismo usando otros buscadores como Yahoo!Bing,  LycosEcosiaDuckDuckGo YandexBaidu, o Ask.

Es importante que no te quedes ahí. Puede ser que te preocupe que estén circulando datos personales tuyos como el DNI, número de teléfono o de la seguridad social o incluso tu dirección (sobre todo porque hay muchas veces en las que, por ley, este tipo de datos no deberían estar publicados). Por tanto, sea cual sea esa información, puedes hacer lo mismo, buscando esos datos por sí solos o combinándolos con tu nombre y apellidos.

Pon en marcha Google Alerts

Aunque es recomendable hacer la búsqueda manual de vez en cuando, la OSI aconseja también el uso de la herramienta “Google Alerts”, la cual nos enviará a nuestro correo electrónico notificaciones con los datos que encuentre sobre nosotros. Pero, para ello, debemos decirle a la herramienta qué es lo que queremos que encuentre.

Podemos activar tantas búsquedas como queramos, por lo que es aconsejable que se haga con aquellos datos que nos preocupen. La OSI destaca: nombre y apellidos (esto se puede hacer todo junto o por separado e incluyendo comas entre nombre y apellido: “Menganito García”, “García, Menganito”, “Menganito García García”), nuestro número de teléfono (es importante que se busque con espacios entre los números y sin espacios, también con guiones entre ellos), DNI o correo electrónico. Puedes hacer tantas combinaciones como quieras.

No te olvides de las redes sociales

Es probable que parte de la información que circula sobre nosotros en internet venga de publicaciones o datos que hemos proporcionado en distintas redes sociales. Si no hemos configurado nuestra privacidad de forma correcta, la OSI alerta de que puede ser que “estemos exponiendo toda la información que compartimos a terceros de los que no sabemos cuáles son sus intenciones”.

Ya hemos visto el caso del perfil de Instagram abierto al público al que han robado fotos para hacerse pasar por esta persona en Tinder con el fin de timar a sus víctimas. Por tanto, aunque es complicado saber si alguien está usando nuestra foto en esta plataforma de citas, puesto que no existe motor de búsqueda, puedes hacer una búsqueda inversa de las fotos que hayas hecho públicas y a las que hayan podido tener acceso otras personas, bien por tu cuenta, como te explicamos en este artículo, o usando nuestra caja de herramientas.

Para finalizar, puedes introducir tus datos, combinándolos, tal y como hemos explicado anteriormente, en los buscadores de las distintas redes sociales

He encontrado datos sobre mí en internet que no quiero que estén: ¿qué puedo hacer?

En Maldita.es ya os hemos explicado qué puedes hacer si has dado tus datos en una página de internet y no sabes si es legítima o no quieres que tengan tus datos. La primera recomendación es ejercer el denominado “derecho al olvido”.

Está contemplado en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), a través del cual, como explica a Maldita.es Víctor Jesús Agulló, analista de seguridad y maldito que nos ha prestado sus superpoderes, “puedes eliminar todos tus datos almacenados que tenga la web”.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) tiene disponible en su página web un formulario que podemos rellenar con nuestros datos para ejercer este derecho. Una vez completado, debemos buscar el contacto del Delegado de Protección de Datos (DPO) del organismo al que vayamos a pedir que suprima nuestros datos y enviarle este documento junto a una copia de nuestro DNI, que servirá para identificarnos.

El tiempo del que disponen para contestar a este tipo de petición es de un mes, pero si no tuviésemos respuesta para entonces, podremos presentar una reclamación ante la AEPD

Por último, recuerda que puedes configurar las opciones de privacidad de las redes sociales para que sólo puedan ver tu información y contenido que publicas aquellas personas que decidas. Otra opción es pedir a tus “amigos” en redes que no te etiqueten o que también opten por configurar su privacidad. Y no olvides poner en práctica el egosurfing de forma periódica. 

PUBLICADO POR MALDITA.ES

https://maldita.es/malditatecnologia/20211004/egosurfing-buscarnos-en-internet/