Qué es una sociedad ‘offshore’ y cuándo es ilegal tener una

Qué es una sociedad ‘offshore’ y cuándo es ilegal tener una

El 3 de octubre el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) ha hecho pública la investigación de los ‘Pandora Papers’.

Se han desvelado documentos confidenciales de 14 despachos de abogados especializados en la creación de sociedades ‘offshore’ en países como Panamá, las Islas Vírgenes Británicas o las Bahamas. En España esta investigación se ha llevado a cabo por el diario El País y la cadena de televisión laSexta.

Pero ¿qué es una ‘offshore’? Carlos Cruzado, presidente del sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda (Gestha) explica a Maldita.es que “es una sociedad que se constituye en un territorio en el que no tiene actividad a pesar de estar allí domiciliada y por la que no se pagan impuestos por los beneficios generados fuera del territorio”.

Los países en los que se crean estas sociedades no dan información sobre sus propietarios

Además de no pagar impuestos, los poseedores de sociedades ‘offshore’ tienen la ventaja de que “los países en los que se crean estas empresas no dan información a nadie sobre quiénes son sus propietarios”, explica el inspector de Hacienda del Estado José María Peláez. “En algunos de ellos, incluso, es ilegal que alguien dé información sobre las personas que tienen negocios en el país”.

Estas sociedades requieren unos trámites muy ligeros y los buscadores de internet están llenos de anuncios que ofrecen crearlas en varios días. Peláez resalta que “por menos de 1.000 euros y en 9 o 10 clicks puedes crear una sociedad ‘offshore’, abrir una cuenta bancaria asociada a ella e ingresar dinero que pueda provenir de corrupción o de narcotráfico. Además, mediante el uso de tarjetas bancarias innominadas, es decir, en las que no aparece el nombre del titular, puedes usar este dinero en cualquier parte del mundo”.

Estos anuncios incluso te ofrecen la posibilidad de nombrar un testaferro, que sería la persona que presta su nombre para figurar como titular de este negocio, y explican las maneras de hacer que no se pueda localizar a quienes realmente están detrás de ellas”, resalta Carlos Cruzado.

Una sociedad ‘offshore’ no tiene por qué ser ilegal 

Constituir una empresa ‘offshore’ no siempre tiene por qué ser ilegal. Jesús Escudero, periodista de datos y miembro del International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ), que ha participado en las investigaciones de los ‘Pandora Papers’ y en otras anteriores como los ‘Papeles de Panamá’, explica a Maldita.es que “una sociedad ‘offshore’ no es ilegal siempre que se declare a Hacienda. El problema es que, por lo general, cuando se registran en países como Panamá, las Islas Vírgenes Británicas o las Bahamas, países en los que los impuestos son muy bajos o incluso inexistentes, se hacen como una pantalla para no decir quién es el verdadero propietario de cantidades de dinero o de bienes”.

Es decir, que una empresa fuera del país es ilegal cuando no se declara a Hacienda. Las que no se declaran, además “tienen una característica común, que no tienen ninguna actividad económica. Una empresa se hace para vender bienes o servicios, pero estas simplemente se registran y no llegan a vender nada en ningún momento”, aclara Escudero.

El técnico de Hacienda Carlos Cruzado destaca que “por lo general quien crea una sociedad en un país con impuestos bajos o nulos no lo hace para declararla a Hacienda, sino que lo que pretende es ocultar quién es su dueño y ahorrar así pagar impuestos. Sí que hay grandes empresas que las declaran y usan de forma legal como mecanismos de ingeniería fiscal, pero las fortunas individuales, por lo general, tratan de ocultarlas”.

Carlos Cruzado también nos explica que “la titularidad de empresas ‘offshore’ muchas veces se descubren por investigaciones periodísticas. El Ministerio de Hacienda no está siendo todo lo efectivo que debiera a la hora de localizar personas con sociedades ‘offshore’ no declaradas. Una de las cosas que falla son los medios que tiene la Agencia Tributaria, que se centran más en el control de pequeños autónomos y pequeñas empresas, mientras que el esfuerzo que se hace en perseguir a las grandes fortunas es mucho menor”.

Para Peláez “existen medidas que podrían ser útiles para acabar con las sociedades pantalla, pero falta voluntad política internacional para hacerlo. Por ejemplo, se podría hacer que las sociedades creadas en estos países no tuvieran el derecho de abrir cuentas bancarias o de realizar transacciones. Hasta entonces, difícilmente esta información que ha conseguido el ICIJ se puede conseguir por investigaciones de tipo judicial o de Hacienda, ya que los países en los que existen sociedades ‘offshore’ no contestan a las peticiones que les hacemos”.

¿Por qué es importante que se saquen a la luz casos como los ‘Pandora Papers’?

Además de para que sepamos quiénes tienen sociedades pantalla fuera de Es

paña, Escudero defiende que investigaciones como los ‘Pandora Papers’ “también sirven para crear nuevas leyes. La OCDE por ejemplo ya ha pactado un impuesto mínimo de sociedades para 130 países. En el caso de la Unión Europea se ha aprobado que se tengan que publicar los nombres de los propietarios reales de las sociedades: en España de momento esta información no es pública, pero sí que se consiguió que tras la publicación de los ‘Papeles de Panamá’ se regularizaran 140 millones de euros”.

Además, Escudero también explica que “este tipo de investigaciones ayudan a crear conciencia fiscal: hace 20 años también se creaban sociedades ‘offshore’ o se cambiaba el domicilio fiscal de una persona para pagar menos impuestos, pero a la opinión pública le importaba menos que ahora. Al publicar historias como la de los ‘Pandora Papersse educa a la ciudadanía sobre temas fiscales”.