La OMS advierte de la relación entre el cambio climático y la irrupción de nuevos patógenos

El director de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha intervenido en un encuentro sobre medidas para corregir las desigualdades sanitarias, prevenir las pandemias y lograr una salud sostenible.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido de la relación existente entre el cambio climático y la irrupción de nuevos patógenos desconocidos, como el SARS-CoV-2, que pueden provocar nuevas enfermedades.

«La pandemia nos ha mostrado las relaciones entre la salud de los animales, la de los humanos y el planeta que nos sustenta. Cerca del 75 por ciento de las enfermedades infecciosas que emergen en las poblaciones humanas provienen de las poblaciones animales. Al mismo tiempo, las actividades humanas, como la deforestación y la agricultura intensiva que invaden los hábitats de la fauna, pueden crear oportunidades de contacto con patógenos hasta ahora desconocidos«, ha resaltado durante un seminario virtual organizado por la OMS y el Instituto Karolinska (Suecia).

En el encuentro, en el que se ha debatido sobre medidas para corregir las desigualdades sanitarias, prevenir las pandemias y lograr una salud sostenible, el máximo dirigente de la OMS se ha centrado en los determinantes de la salud que están influenciados por el clima.

«La urbanización rápida y no planificada también puede exacerbar las disparidades sociales y las desigualdades en el acceso a los servicios sanitarios y exponer a las personas a riesgos medioambientales. Y, por supuesto, muchas de estas mismas actividades, como saben, también contribuyen al cambio climático. En otras palabras, las mismas opciones poco sostenibles que están matando a nuestro planeta están matando a las personas. Tenemos que vivir dentro de nuestras posibilidades o dentro de los límites de lo que el planeta puede soportar«, ha reivindicado

En este contexto, ha apuntado que «las mismas desigualdades e injusticias que ponen a algunas personas en mayor riesgo de sufrir los efectos del cambio climático exponen a muchas de las mismas personas a los riesgos de la Covid-19«.

«Si eres pobre o marginado tienes más probabilidades de vivir en una zona más propensa a los fenómenos meteorológicos extremos, donde tienes más probabilidades de respirar aire contaminado y tienes menos probabilidades de tener acceso a servicios sanitarios de alta calidad, como agua limpia y saneamiento adecuado, y de comprometerte con las vacunas«, ha esgrimido.

Al respecto, ha añadido que «una de las muchas lecciones de la pandemia es que debemos profundizar para abordar las desigualdades subyacentes«. «La pandemia acaba de mostrarnos las consecuencias de no tomar medidas suficientes. Si nos centramos en el sector sanitario acabaremos tratando los síntomas y no la enfermedad«, ha remachado.

Por otra parte, Melinda French Gates, colíder de la Fundación Bill & Melinda Gates, ha celebrado el progreso que se ha conseguido en el mundo en la lucha contra las enfermedades o la pobreza: «El mundo está progresando, los datos muestran que las cosas están mejorando, las enfermedades son cada vez menos frecuentes, la esperanza de vida crece, más personas tienen acceso a la nutrición y la atención sanitaria. Así que los esfuerzos de la salud mundial están marcando la diferencia«.

Sin embargo, ha advertido de que «ese progreso ha sufrido un gran golpe desde la Covid-19«. «Hemos perdido una década en la cobertura mundial de vacunas, la educación y la nutrición se han resentido y dos tercios de las economías de ingresos bajos y medios seguirán sufriendo el año que viene. También hemos visto a 31 millones más de personas empujadas a la pobreza extrema«, ha lamentado.

En este sentido, ha instado a la comunidad internacional a trabajar para ayudar a los más perjudicados por esta crisis, a su juicio: «Las mujeres y las niñas«. «Las mujeres tuvieron el doble de probabilidades que los hombres de perder su empleo el año pasado. Mientras que el empleo masculino se ha recuperado en su mayor parte, los puestos de trabajo de las mujeres no se están recuperando. Hoy en día, 13 millones de mujeres menos están trabajando debido, en parte, a que están asumiendo este aumento en el cuidado de los niños y las responsabilidades del hogar que vino con esta pandemia«, ha apuntado.

El resultado de la pandemia, según Melinda Gates, es que «la salud de las mujeres, y especialmente la planificación familiar, infravalorada en los mejores momentos, ha sido muy descuidada«. «Así, el año pasado más de doce millones de mujeres perdieron el acceso a los servicios de planificación familiar, lo que provocó un millón de embarazos no deseados. Más pobreza significa más desnutrición, que ya es la causa de casi la mitad de todas las muertes de niños menores de cinco años y que cuesta a la economía mundial hasta 3,5 billones de dólares cada año«, ha resaltado.

Por ello, ha pedido «ayudar a las mujeres a recuperarse y ayudarlas a dar rienda suelta a toda su energía, a toda su creatividad y a todo su potencial, largamente ignorado, que creará los cimientos de una sociedad próspera y sostenible«. «Tenemos que trabajar para ayudarlas a recuperarse. Esa es también nuestra tarea ahora. Sigamos adelante. Sigamos empujando por un mundo mejor«, ha concluido.