«VICENTE RODRÍGUEZ RAMIÓN» por José Enrique Granados

«VICENTE RODRÍGUEZ RAMIÓN» por José Enrique Granados

Hace años, se publicaba en IDEAL este texto de Cesar Alonso, y esta esquela de Vicente Rodríguez Ramión.

El once de noviembre de 1977 falleció en accidente de tráfico el componente de Realidad, Vicente Rodríguez Ramión. Según podemos leer en la prensa de la época, el suceso ocurrió a las siete de la mañana en la provincia de Jaén, al salirse el coche por la calzada y caer a un barranco, a consecuencia de la niebla. Venía de Madrid, con un amigo, de recoger el título de monitor de conductor de autoescuelas. Tenía 31 años, estaba casado y su mujer esperaba un hijo.
 
Un día más tarde, IDEAL publicó un artículo a dos columnas, firmado por César Alonso, titulado ¡Adiós! músico amigo.
 
«Una vez más hay que cumplir con el doloroso deber de escribir el adiós a un amigo, Vicente Rodríguez Ramión, guitarra solista del grupo “Realidad”, murió víctima de un accidente de automóvil.
¡Cuantas ilusiones truncadas por esta escueta noticia! ¡Cuantos años de lucha infatigable perdidos!
 
Allá por el año sesenta y seis impulsado por su amor a la música, fundó junto a Juan de Dios, José Luis y Pepe, el grupo “Sony Black”. Tres años más tarde adoptarían el nombre definitivo, con el que grabarían nueve discos: “Realidad”. ¿Se hicieron realidad todos tus sueños, Vicente? Con seguridad a tus treinta y un años, aún conservabas la esperanza de conquistar el mundo. Al menos, “tu mundo.”
“Cada día al despertar, descubro un nuevo mundo. La profundidad del mar bajo el azul del cielo, bajo el sol podremos ver nuevos campos florecer, para ti, para mí”.
Ahora será 
con otros ojos con los que podrás ver florecer, dentro de poco, el fruto de tu joven matrimonio con Concepción, porque alguien por ti va a cantar al nuevo día que comienza.
Tu afición 
a la meteorología llevó a tus compañeros a llamarte afectivamente “el hombre del tiempo”. Pero tu gran humanidad te hizo cometer un fallo irreparable. En tus predicciones no figuraba l
a madrugada de ayer, porque estaba escrito que tú fueses el protagonista.
Una curva en la carretera ha desviado tu camino y te ha impedido montar esa discoteca con la que soñabas cuando llegaras a retirarte del mundo de la música. Tampoco podrás seguir jugando al fútbol, tu deporte favorito, porque tu afición a los libros te ha llevado a cerrar la última página del tuyo.
De tu estancia entre nosotros nos quedará siempre el cariñoso recuerdo de tu gran compañerismo. Fonfi, Pepe y Antonio ya no podrán volver a interpretar esa canción con la que juntos lograsteis una notable popularidad. “Con los granos de la arena” no sonaría igual sin tu guitarra, esa guitarra a la que tu querías dotar de un nuevo equipo. Ahora ya no le hace falta, porque en el recuerdo sonará como tu jamás habías soñado.
Te has ido muy temprano, Vicente. No has tenido tiempo suficiente para que tus ilusiones llegasen a hacerse una venturosa “Realidad”. En nombre de todos los que hemos tenido la suerte de gozar de tu amistad, gracias por el ejemplo que de tu incondicional entrega nos diste siempre.»
 
 
Curiosidades elvirenses.
https://www.facebook.com/732817910137560/posts/3735092753243379/