LA ATARFEÑA MARI TRINI MALDONADO Y SU SUEÑO

LA ATARFEÑA MARI TRINI MALDONADO Y SU SUEÑO

Decoraciones mágicas… El sueño de Mari Trini

Mujer de 51 años y ojos oscuros llenos de vida y alegría, de pelo negro y gitana como toda su familia. Ella es hoy, la protagonista de esta nueva historia que os traigo a Mujeres Valientes.

Siempre está sonriendo. Es amable, sensata, espiritual, sencilla, creativa, natural, familiar y muy consciente de que en la vida nada se consigue sin esfuerzo.

DESCRIBIRLA ES COMO VERLA A TRAVÉS DEL AGUA, PORQUE COMO ELLA, MARI TRINI TAMBIÉN ES TRANSPARENTE

 

Es feliz porque su propósito de vida es ir de frente ayudando a los demás sin dejarse a nadie en el camino. Su familia es cortita, pero la suya, la que ella ha creado, está llena de «hijos e hijas» de cuatro patas.

Perros que ha ido adoptando y recogiendo, junto a su pareja, porque no conciben otra forma de amar a los animales más que dándoles amor y cariño, vengan de donde vengan.

Nació en Atarfe, un pueblo de la provincia de Granada, en el seno de una familia gitana humilde. Su padre, Pedro, era herrero. De los mejores, cuentan los mayores que le conocieron.

Cuando Mari Trini tenía un año, su padre murió en un accidente de moto. Su madre, Josefa, se dedicaba a vender por las calles colonia a granel y brillantina. Nos cuenta en la entrevista, que tenía una especie de pipeta de cristal, con diferentes medidas y que la más pequeña la vendía a dos reales.

También usaba un embudo para volcar directamente la colonia en los recipientes de su clientela. (Sin duda alguna, esto bien merecía una mención, porque el reciclaje, que tan necesario es por el bien común del planeta hoy, ya lo practicaban nuestros padres, sencillamente porque no había mucho de nada).

Es la más pequeña de tres hermanos. Su hermana mayor, Pepita, también debe tener un espacio para ella sola, y espero tener el honor de escribir su historia si me deja. Pedro, su otro hermano, heredó el oficio paterno y siempre fue un herrero de los mejores del pueblo, al igual que lo fue su padre.

NUESTRA PROTAGONISTA FUE AL COLEGIO HASTA OBTENER EL GRADUADO ESCOLAR

Tras acabar los estudios, comenzó a trabajar para ayudar en casa como ya lo hacían sus hermanos mayores. Conocía a Blas, su marido, desde siempre. Eran vecinos. Una historia, como muchas de las que ya he tenido la suerte de contaros, y que comienza con la oposición unánime de las dos familias a esa relación.

Blas, no es gitano. Ni su madre quería a su novio, ni su suegra la quería a ella, pero el amor siempre vence todas las barreras, y aunque para verse, tenían que hacerlo a escondidas, tras 4 años de noviazgo, se casaron y hasta hoy siguen siendo esas dos almas que ya nacieron juntas.

No se conciben la una sin el otro. Ella, morena de verde luna, como decía Lorca en su poema. Él, blanco como la leche, y rubio como las candelas. Juntos han hecho siempre tan buen equipo, que se lanzaron a la aventura y montaron una tienda de decoración en un pueblo del cinturón de Granada.

Se les daba tan bien el diseño de espacios, que un buen día, una chica, les propuso que le transformasen el parque del pueblo, donde se celebran las bodas civiles. Ahí empezó su aventura. Lo hicieron en un rato, me cuenta. Era ese mismo día, y quedó tan chulo que, a partir de ahí, ya no han parado de hacerlo.

De ese día, cuenta que no hay fotos, porque les robaron la cámara en un bar, tras acabar el montaje. Pero del resto de sus eventos sí.

SU EMPRESA SE LLAMA: DECORACIONES MÁGICAS

Se dedican a organizar todo tipo de eventos, pero su especialidad sin duda son las bodas, que personalizan en función de los gustos de los novios. Lo hacen por toda Andalucía y parte del levante.

Tienen clientela que espera gustosa a que ellos tengan fechas libres, porque con su exquisitez y buen gusto, los novios se aseguran la excelencia en sus banquetes.

Han salido en los medios de comunicación, y después de ellos, ese tipo de escenarios, comenzó a verse en las bodas y eventos familiares como; bautizos, comuniones y cumpleaños.

DECORACIONES MÁGICA… PURA ARTESANÍA

Lo que Mari Trini y Blas hacen juntos, ya os digo yo que no lo hace ninguna empresa. Todo, absolutamente todo, es artesanal. El mobiliario, la comida dulce y salada que ponen, los regalos que se ofrecen a los invitados e invitadas. Todo es único e irrepetible, porque la magia surge a partir de que alguien les confíe sus ideas.

Después, con ellas, Mari Trini hace la magia y convierte los sueños en una hermosa fantasía que se hace realidad, superando todas las expectativas de quienes asisten al evento en donde ponga la barita mágica del buen gusto.

Es, tan exquisita en sus formas, que, en el montaje y desmontaje de cada evento, pueden tardar 9 o 10 horas, ya que cada objeto y cada escenario, va ensamblado pieza a pieza porque está construido a mano por ellos dos.

Cada pieza, es parte de su vida, la vida es parte de su magia, La magia es quien ha construido su gran historia, y su historia es sin duda, la de una gran mujer gitana valiente que, gracias a esta sección, hoy os la doy a conocer y espero que, como yo, también sintáis por ella admiración.

https://mujeresvalientes.es/decoraciones-magicas/