Los pacientes tuvieron que esperar nueve días de media para ver a su médico de familia en el último año

Los pacientes tuvieron que esperar nueve días de media para ver a su médico de familia en el último año

El primer barómetro sanitario del CIS revela que solo el 16% de la población piensa que el sistema sanitario público funciona bien y la mayoría realizaría cambios

El tiempo de espera medio para ser atendido por el médico o médica de familia en España fue de nueve días en el último año y uno de cada cuatro pacientes tuvieron que aguardar más de 11. Así lo revela el primer barómetro sanitario publicado este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que analiza la opinión sobre el sistema público de salud y se realizó entre los días 18 y 25 de marzo. Habrá otras dos oleadas.

Pese a las largas demoras en Atención Primaria, la encuesta dibuja una buena satisfacción de los españoles con la sanidad pública. Los encuestados aseguran que recibieron una “buena o muy buena atención” en el 80% de los casos en los centros de salud y las urgencias. Y el porcentaje se eleva a más de 90% en el caso de los hospitales. Los servicios mejor valorados son las emergencias del 061 y el 112 con un 7,54. En el extremo opuesto están los especialistas, aunque la nota es más que un aprobado, un 6,27.

Sin embargo, la mayoría realizaría cambios en el sistema. Solo un 16% considera que funciona “bastante bien”, casi el mismo porcentaje de los que consideran que va “mal” (11%). Casi la mitad de los encuestados están en una posición intermedia: admiten que el funcionamiento es bueno pero se “necesitan algunos cambios”.

Preferencia por la pública

Aunque los seguros privados han tenido el mayor crecimiento desde hace una década en 2021 y en España ya hay más de 11 millones de mutualistas, el primer barómetro sanitario tras la pandemia muestra una preferencia mayoritaria por la sanidad pública. Tres de cada cuatro acudiría a un hospital público en caso de ingreso, un 73% elegiría la pública para una urgencia y un 68% para medicina de familia y pediatría. El porcentaje está más equilibrado en el caso de los especialistas: algo más de la mitad de los encuestados optaría por la vía pública “si pudiera elegir”, según se ha formulado la pregunta en la encuesta.

Mala percepción sobre las listas de espera

La percepción sobre el estado de las listas de espera para operaciones, especialistas y pruebas es mala. Más del 40% de la población piensa que el problema ha empeorado y el 33% que sigue igual.

Según los últimos datos nacionales, correspondientes a junio de 2021, la espera media para una cirugía era la misma que en diciembre de 2019 (121 días), algo menos que los 171 que se registraron en el segundo semestre de 2020. La demora para ser atendido por el especialista también parece en caída respecto a los años más duros de la pandemia cuando los hospitales se llenaron de personas con neumonías graves por el SARS-CoV-2 y se vieron forzados a suspender cirugías, pruebas y consultas especializadas.

Las respuestas revelan también cómo el coronavirus ha cambiado la forma de atender a los pacientes. El 76% de la población tuvo una cita telefónica con su médico en los últimos 12 meses aunque la mitad asegura que no se puede explicar igual de bien que en el cara a cara y un tercio opina que todas las consultas deberían ser presenciales. No obstante, más de la mitad usarían la videollamada para comunicar con su médico si se lo ofrecieran.

Sofía Pérez Mendoza / Ana Ordaz