Los programas políticos de las elecciones andaluzas, a examen

Los programas políticos de las elecciones andaluzas, a examen

La disparidad caracteriza las explicaciones de los partidos que han concurrido a las elecciones del 19 de Junio en sus programas políticos. Recorrido por las propuestas de los seis partidos principales que concurren a los comicios del 19-J para exigirles su cumplimiento

Vox presenta 10 párrafos plagados de mentiras, exageraciones y medias verdades sin un solo dato. En el extremo opuesto, Adelante Andalucía promete 1.648 propuestas en 237 páginas; Por Andalucía, 530 medidas en 97 páginas; Ciudadanos, 365 propuestas; el PSOE, 186 páginas; y el PP, 426 páginas. Hay propuestas de todos los colores: imaginativas, previsibles y caducas.

La acción contra el clima o el negacionismo climático

Andalucía despunta entre las regiones más expuestas al cambio climático por su latitud. Esta emergencia hace que sus políticas medioambientales cobren más importancia si cabe para aumentar o paliar el calentamiento global. Como polos opuestos, destacan Vox y Adelante Andalucía.

El programa de la ultraderecha censura que “el Gobierno del PP se ha unido a la criminalización del campo con medidas y leyes inspiradas en la Agenda 2030 y en el ecologismo radical”. Vox quiere beneficiar a los agricultores al impulsar “todas las infraestructuras necesarias para llevar agua en abundancia a nuestros productores”. Esta apuesta por construir canales hasta los cultivos de regadío choca con la realidad: los embalses de la cuenca de Guadalquivir están al 29%. Es decir, el problema no es la falta de infraestructuras hídricas, sino que no hay agua y las dotaciones ya se han reducido debido a la peor sequía en 25 años.

Mientras, Adelante Andalucía quiere aprobar una ley de medidas frente a la emergencia climática y energética, y destinar a políticas públicas medioambientales “una inversión mínima del 2% del PIB andaluz en cada presupuesto”. En 2022 habría supuesto 880 millones. En paralelo, el partido aboga por el cierre del vertedero de Nerva y un impuesto sobre el vertido en todos los residuos, no solo los peligrosos.

Empujón al primer empleo

La tasa de desempleo en Andalucía se situó en el primer trimestre del año en el 19,4% según la Encuesta de Población Activa (EPA), casi seis puntos por encima de la media nacional (13,7%), y con un 52,5% de paro entre los trabajadores menores de 20 años, seis puntos por encima de la media para este grupo (46,4%). Entre enero y mayo se firmaron 1.871.627 contratos, más que en ninguna otra región, pero siete de cada diez fueron temporales. Los problemas, por tanto, están claros para los jóvenes: precariedad y falta de oportunidades.

A pesar de que todos los partidos recogen medidas para reforzar las competencias del Servicio Andaluz de Empleo, el PSOE y Por Andalucía prevén aumentar la dotación presupuestaria para facilitar la incorporación al mercado de este colectivo: “Garantizaremos la primera oportunidad laboral de la juventud con un programa que movilizará 2.000 millones en la legislatura para hacer realidad el derecho al primer empleo”, señala el partido socialista. “Aprobaremos un plan de choque en empleo, dotado con más de 1.500 millones de euros no ejecutados en estos años, centrado en los colectivos más castigados y con mayor riesgo de precariedad por la crisis del empleo (jóvenes, mujeres y mayores de 45 años), y que entienda el empleo como un instrumento fundamental para la inclusión social”, promete la coalición de izquierdas.

Alumnos del Colegio San Joaquín de Linares (Jaén).
Alumnos del Colegio San Joaquín de Linares (Jaén).PACO PUENTES

Ayudar o rechazar migrantes

Andalucía, con sus 800 kilómetros de costa, recibe un flujo constante de inmigrantes en busca de futuro. El año pasado la región recibió 12.456 personas (10.206 en 2020) a bordo de 1.141 pateras. El drama en la frontera sur, que afecta sobremanera a las islas y Andalucía, se cobró la vida de 2.126 personas (un 24% más que en 2020), un récord cruel contabilizado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA).

Para revertir la atención a migrantes, Adelante Andalucía busca declarar la región “territorio libre de Centros de Internamientos para Extranjeros (CIE)”, y suprimir las trabas administrativas que les impiden acceder a la enseñanza de sus hijos, comedores escolares y a la sanidad, además de “frenar” los recortes en integración de la inmigración. El PP propone un plan integral para erradicar los poblados chabolistas de los inmigrantes en Huelva y Almería. Los populares ya han impulsado esta legislatura ayudas económicas para los Ayuntamientos, pero apenas hay albergues abiertos y ningún asentamiento ha desaparecido.

Con su discurso xenófobo, Vox quiere eliminar las ayudas públicas “que promuevan el efecto llamada a la inmigración ilegal”. El partido ultra exige al Gobierno central el refuerzo de la seguridad ciudadana ante “la creciente delincuencia, narcotráfico, robos en locales comerciales y ocupación ilegal de viviendas”. Sin embargo, la realidad es otra: el balance de criminalidad del Ministerio del Interior refleja un paulatino descenso de la delincuencia en la región entre 2012 y 2021, cuando alcanzó una tasa media de 37,2 delitos por cada 1.000 habitantes, menor que la nacional, con 41,3 delitos.

La bajada de ratio educativa, con y sin cifras

Andalucía se juega esta próxima legislatura dar por fin el ansiado salto de calidad que la saque del furgón de cola de comunidades con peores índices educativos: su tasa de abandono escolar es la peor del país -recortada en cuatro puntos desde 2018, pero aún en el 17,1%- y su número de alumnos por profesor en enseñanzas preuniversitarias (10,9) es la tercera peor cifra tras Cataluña y Madrid.

El PP plantea entre sus medidas estrella “continuar mejorando” el gasto en educación, hoy 8.000 millones, un 26% más que en 2018, pero sin concretar una cifra. También asegura que impulsará una bajada “progresiva” de las ratios, pero sin números de alumnos por clase. Además, quiere “limitar el impacto negativo de la LOMLOE (conocida como Ley Celaá) garantizado el estudio de las humanidades y de los contenidos esenciales eliminados”.

Por Andalucía sí concreta su promesa de reducción de ratio y coincide con la iniciativa legislativa presentada en el Parlamento andaluz para bajar de 25 a 20 alumnos en Infantil y Primaria, de 30 a 25 en secundaria y de 35 a 30 en bachillerato. Este partido suma además una orientadora, una pedagoga terapéutica y una educadora especial por cada 250 alumnos.

Bajar impuestos o recuperarlos

Tras sucesivas bajadas de impuestos, Andalucía ha seguido la senda de la Comunidad de Madrid. La región ha eliminado el impuesto de sucesiones y donaciones, rebajado el impuesto de transmisión patrimonial y actos jurídicos documentados, y recortado tres puntos en el tramo autonómico del IRPF para rentas superiores a 120.000 euros anuales y medio punto para las rentas más bajas.

Ciudadanos no concreta tramos, pero apuesta por unos impuestos “lo más bajos posibles” y por evitar que los andaluces paguen más que la media nacional. Además, el partido naranja quiere lanzar una “oficina del dato y una estrategia del dato” para instaurar una cultura de recopilación y análisis en la sociedad.

El PP promete continuar su “reforma fiscal estructural” con un enfoque “mas selectivo”: seguir bajando el tramo de IRPF, mejorar la tributación de las familias, sobre todo rentas bajas y medias, medidas para atraer empresas y extender la anulación del impuesto de sucesiones a hermanos, tíos y sobrinos.

Por su parte, el PSOE se compromete a “mejorar la tributación” en el IRPF para los que ganen menos de 30.000 euros al año, mantenerlo para los que ganen hasta 50.000 euros y eliminarlo para el resto de rentas. En el impuesto de sucesiones, hará una exención fiscal de las donaciones realizadas en vida a familiares y solo pagarán el impuesto los patrimonios de más de un millón de euros no movilizados en vida.

Una doctora mira a través del microscopio una muestra en el centro de reproducción asistida del hospital Virgen del Rocío en Sevilla.
Una doctora mira a través del microscopio una muestra en el centro de reproducción asistida del hospital Virgen del Rocío en Sevilla.PACO PUENTES (EL PAIS)

Una Consejería de Feminismo frente a “derogar las leyes de género”

La izquierda ocupa mayoritariamente el discurso del feminismo en Andalucía. PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía comparten perspectiva en sus promesas, aunque los dos últimos tienen propuestas concretas más parecidas. Los tres partidos incluyen cuestiones como la abolición de la prostitución, inciden en la educación como puntal para erradicar la violencia y la desigualdad, y ponen el foco en medidas que ayuden a eliminar los roles de género, con especial atención en jóvenes y hombres.

El PSOE propone crear el Observatorio Andaluz de la Igualdad de Género y la primera Consejería de Feminismo que prometen Adelante Andalucía y Por Andalucía, que también introduce el Observatorio de la Violencia Machista Psicológica [aunque en Andalucía ya opera el Observatorio Andaluz de Violencia de Género]. Adelante Andalucía, además, promete una revisión de la política fiscal con perspectiva de género y destinar un 5% de todo el presupuesto andaluz a políticas feministas.

Mientras, a la derecha, el único punto de Vox referido a igualdad es la promesa de “derogar todas las leyes de género”; Ciudadanos se enfoca principalmente en las “familias” y el colectivo LGTBIQ+ y los puntos que incluyen son o menos concretos o radican en fortalecer lo ya existente; y el PP tiene un programa más cercano al socialista que al del resto de partidos de su espectro.

Más financiación sanitaria o “tener en cuenta a las familias”

Andalucía es la segunda comunidad con peor sanidad pública de España, según refleja un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que mide quejas de profesionales y usuarios, número de médicos, de camas hospitalarias, entre otras variantes. También es la autonomía con menor gasto por habitante.

Tres partidos prometen mejorar la financiación de la sanidad para alcanzar al menos la media española. Por Andalucía pretende “establecer una financiación adecuada y suficiente para garantizar el fortalecimiento del sistema público de salud, aumentando en un 17% el gasto sanitario público por habitante”. Adelante Andalucía quiere “fijar por ley un suelo de gasto garantizado del 7% del PIB andaluz para sanidad, o bien uno superior para que el gasto sanitario por persona y año en Andalucía nunca se encuentre por debajo de la media nacional”. Y el PSOE también propone “garantizar que siempre se supera el 7% del PIB de presupuesto en sanidad y que en 2023 alcance la cifra de 1.500 euros por habitante”.

La propuesta de Vox para la sanidad andaluza se reduce a esto: “Haremos que para la aprobación de toda norma se tenga en cuenta el impacto que esta tendrá para las familias, especialmente en materia de educación, sanidad, vivienda y transporte”. Sea lo que sea lo que quiera decir esto, no hay ni una propuesta.

Soluciones o parches a la pobreza disparada

La pobreza se ha casi duplicado en Andalucía con la crisis del coronavirus. En solo tres años, la personas en situación de exclusión severa han pasado de 600.000 en 2018 a 1.100.000 en 2021, según el informe de la Fundación Foessa, de Cáritas España. A pesar de esta emergencia social, la pobreza solo está recogida en cuatro de los seis principales programas políticos.

El PP propone aprobar “de inmediato” una estrategia para la infancia y la inclusión para reducir la “pobreza estructural” y su “transmisión intergeneracional” hasta lograr erradicarlas. El partido en el poder también asegura que “a la mayor brevedad” pondrá en marcha el ingreso para la infancia y la inclusión, que sustituirá a la rente mínima y será compatible con el ingreso mínimo vital del Gobierno.

Para los menores de 14 años en riesgo de exclusión social, el PSOE propone dar medicamentos gratuitos y productos sanitarios incluidos en la prestación farmacéutica del sistema nacional de salud, así como comedor escolar y actividades extraescolares gratuitos. Además, los socialistas proponen constituir una alianza andaluza contra la pobreza y la exclusión. Para acabar con el problema del acceso a la vivienda protegida, el PSOE propone destinarle de manera estable el 2% del presupuesto por rango de ley (2.500 millones), y quiere añadir al parque público 4.000 viviendas de alquiler.

El coche, centro de la movilidad

La movilidad en Andalucía pivota en torno al coche y al autobús. No solo se han suprimido líneas de cercanías para el tren, es que hay zonas donde aún las esperan. El ejemplo más clamoroso es la Costa del Sol, con un tramo de 110 kilómetros entre Fuengirola y Algeciras con una población que ronda el medio millón de personas sin conexión ferroviaria. Algunas ciudades grandes y medias tienen sus redes de carriles bici robustas, pero son la excepción. La conexión para bicicletas entre las capitales y las localidades del extrarradio, que corresponde a la Junta, está en pañales.

En su programa, Ciudadanos dice que contribuirá a la expansión de redes de carriles bici y al fomento del transporte público, pero sin dar cifras. El PSOE sí propone una bonificación del 99% para el transporte interurbano de la juventud, lograr las conexiones interurbanas de tren en Jaén y Huelva, así como aparcamientos disuasorios cerca de los centros urbanos de las capitales. Los socialistas prometen que conseguirán que al menos el 25% de los coches vendidos en Andalucía sean de bajas emisiones electrificadas, pero no explican cómo lo lograrán. Por su parte, Adelante Andalucía propone potenciar las redes de plataformas logísticas, especialmente el nodo de Antequera para la región, el de Linares como enlace con la Península y el de Algeciras como conexión intercontinental.

Cómo borrar la resaca pandémica de los artistas

Con la pandemia, los artistas han sido uno de los colectivos que peor lo han pasado. Aún con las cicatrices sin cerrar, la cultura remonta poco a poco y casi todos los partidos avanzan nuevas líneas económicas.

Para sacar a los autores del atolladero, Ciudadanos creará una oficina de tramitación de fondos -especialmente europeos- para “agentes e instituciones culturales”. Este partido se compromete a crear una ruta de la Generación del 27 para visibilizar Andalucía como cuna de la generación literaria de autores, a defender la candidatura de Granada como capital europea de la cultura en 2031 y un plan de acción para fomentar la música clásica que mejore la situación de las orquestas andaluzas, al que prevén aumentar el presupuesto mediante la colaboración público-privada, una apuesta clásica de la formación de derechas.

Por su parte, Adelante Andalucía pedirá que vuelvan a Andalucía la Dama de Baza, otras colecciones arqueológicas y cuadros de Murillo expoliados en Sevilla por los franceses, devueltos a España y que están expuestos en el Museo del Prado, además de promover una ley andaluza de mecenazgo. En paralelo, el partido de izquierdas promete la gratuidad de los conservatorios, eliminar el IVA de los instrumentos para los músicos profesionales, la creación de una oficina y ventanilla de promoción y apoyo económico de las artes, “con especial atención al flamenco”, así como rediseñar el funcionamiento de los museos y yacimientos arqueológicos, y reclamar a la Iglesia la devolución a la ciudadanía de los espacios inmatriculados.

Con información de Isabel Valdés, Pablo Linde y Gorka R. Pérez.

 
FOTO: Los seis principales candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía.Agustín Sciammarella
 
https://elpais.com/espana/elecciones-andalucia/2022-06-18/los-programas-politicos-de-las-elecciones-andaluzas-a-examen.html#?rel=mas