ATARFE: Nuestro vecino Antonio Javier Martín, autor de ‘Poder y medios en Rusia’

ATARFE: Nuestro vecino Antonio Javier Martín, autor de ‘Poder y medios en Rusia’

«Putin ha prohibido expresiones como ‘guerra’ o ‘invasión’».La guerra en Ucrania ha situado en la diana de la actualidad a Rusia, un país donde el poder político y económico controla los medios.

Antonio Javier Martín (Granada, 1987) es tipo inquieto y periodista, condiciones que normalmente van asociadas. Ha viajado a treinta y cinco países, siempre acompañado de su cámara. En los últimos años ha compaginado su trabajo en el departamento de márquetin de un grupo empresarial granadino con su tesis sobre el sistema de medios de comunicación en Rusia. Acaba de publicar ‘Poder y medios en Rusia’ (Aliar Ediciones).

–Jamás un libro fue tan oportuno…

–Así es. Aunque he pasado más de siete años investigando el mercado de medios en Rusia, la guerra ha generado un mayor interés en esta temática. Espero que la publicación, que estaba prevista antes del comienzo del ataque militar, ayude a comprender mejor qué ha ocurrido en Rusia a nivel comunicativo desde la caída de la URSS.

–¿En qué manera se ha coartado la libertad de expresión en Rusia en plena guerra contra Ucrania?

–El putinismo ha diseñado durante dos décadas un sistema de democracia virtual que limita la libertad de prensa mediante leyes capaces de bloquear una empresa informativa en pocas horas. Con el inicio del ataque militar se intensificaron las restricciones y, entre otras medidas, se ha prohibido utilizar expresiones como ‘guerra’ o ‘invasión’. En consecuencia, medios críticos como el diario Novaya Gazeta han decidido autosuspenderse temporalmente para evitar un cierre obligado de por vida. Otros han optado por la desaparición definitiva, caso de Ekho Moskvy, una de las emisoras rusas más populares y reconocidas internacionalmente.

Antonio Javier tenía previsto el lanzamiento del libro antes de la invasión rusa. / JORGE PASTOR

–Usted habla de que el control de los medios por parte del poder político y económico de Rusia está orquestado. ¿Quiénes son los directores de la orquesta?

–Con la llegada de Putin y la implantación de su vertical de poder, la concentración mediática se ha centralizado y consolidado progresivamente en torno al Kremlin y a bancos afines. El Gobierno cuenta lógicamente con participaciones directas en los principales grupos de comunicación estatales, como VGTRK, y semiestatales, caso de Gazprom-Media, que son dirigidos por hombres de máxima confianza como Alexander Zharov y Oleg Dobrodeev, respectivamente. Pero la Administración rusa también ejerce control indirecto sobre grupos privados propiedad de una nueva generación de oligarcas conectados a Putin. El caso más importante es el de Yury Kovalchuk, dueño de National Media Group a través de Bank Rossiya. Si mantenemos el símil con una orquesta musical, Kovalchuk sería el director principal por el volumen de medios que controla y el porcentaje de audiencia que alcanza. Otras figuras como Mikhail Lesin, Vladislav Surkov, Roman Abramovich o Alexander Mamut, en una primera etapa, y Konstantin Ersnt, Dmitry Kysiliov, Margarita Simonyan o Alisher Usmanov, en la actualidad, han sido y están siendo esenciales para afinar la estrategia mediática del putinismo.

MEDIOS

«Espero que el libro, previsto antes del ataque a Ucrania, ayude a entender mejor lo ocurrido en Rusia desde la caída de la URSS»

–¿Hasta qué punto está afectado el ecosistema digital ruso por ese control de la información?

–El Gobierno ruso se ha lanzado definitivamente a por el control directo de los conglomerados que dominan internet. Por ejemplo, los bancos participados por el Estado, Sberbank y Gazprombank, compraron hace poco Rambler&Co y VK, respectivamente. Este último es el dueño de la mayor red social del país. En cuanto a las compañías extranjeras como Meta –Facebook e Instagram– o Alphabet –Google y YouTube–, son cada vez más las exigencias y restricciones impuestas por la Justicia rusa, por lo que su actividad se bloquea o vuelve a activarse según el grado de tensión y la actitud de Occidente con los medios internacionales rusos.

–El control de la información ¿herencia de la Unión Soviética o querencia al autoritarismo de líderes como Putin?

–Un Gobierno de corte autocrático como el establecido por Putin requiere el dominio de los medios de comunicación. El putinismo ha perfeccionado y adaptado a los nuevos tiempos el control no solo de la creación de contenidos informativos politizados, sino también de productos comunicativos de entretenimiento como películas o series que ayudan a anestesiar a las masas.

Antonio Javier muestra las páginas de su libro. / JORGE PASTOR

–¿Hasta qué punto es consciente la población de que la información que les llega es parcial o interesada?

–Un porcentaje muy bajo de la ciudadanía accede a información no influenciada por las directrices del Kremlin. Y por tanto, no tienen opciones de comparar con otros canales de comunicación alternativos que estimule su capacidad crítica, como por ejemplo los medios rusos que emiten desde Letonia. Si a ello le sumamos la radiación constante del discurso informativo oficial, que es una mezcla de envalentonamiento político, religión, defensa de los valores tradicionales y orgullo patrio, es normal que la población haya asumido la realidad virtual propuesta por el putinismo.

Antonio Javier muestra la portada de su libro. / JORGE PASTOR

–¿Cuál es la situación de los periodistas en Rusia?

–Realmente delicada. A las condiciones de precariedad que suelen ir asociadas a esta profesión hay que sumar las dificultades para ejercer la libertad de prensa antes mencionadas. Son muchos los casos de presiones, despidos, amenazas e incluso agresiones y asesinatos a periodistas. Estas acciones despreciables no siempre se relacionan con el Gobierno. Cualquier persona con cierto poder en Rusia se toma la justicia por su mano.

–¿Qué le ha llevado a investigar desde Granada el sistema de medios en Rusia?

–En la carrera de periodismo leí ‘La Rusia de Putin’ de Anna Politkovskaya, periodista asesinada en 2006. El libro detalla los primeros años de gobierno de Putin y muestra una Rusia deprimida con grandes problemas de corrupción y acumulación de poder en torno a la clase política. Desde entonces me ha interesado mucho el modo en el que este país ha ido evolucionando, especialmente su mercado mediático

JORGE PASTOR

Antonio Javier Martín con su libro ‘Poder y medios en Rusia’. / JORGE PASTOR

https://www.ideal.es/culturas/putin-prohibido-expresiones-20220704180855-nt.html