Paraíso (fiscal) en dos de las comunidades con menor gasto en sanidad y educación

Paraíso (fiscal) en dos de las comunidades con menor gasto en sanidad y educación

Imaginen la cara de los que no van a notar la rebaja de impuestos anunciada en Andalucía

A Isabel Díaz Ayuso le ha salido un imitador en el sur. Así, hablando bajito y con el tono moderado que en las pasadas elecciones le llevó hasta la mayoría absoluta, Juanma Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía, sigue exactamente el mismo camino fiscal que su colega del centro. Bajadas drásticas de impuestos, en el caso andaluz, supresión del impuesto de Patrimonio, con el objetivo de atraer a grandes contribuyentes a la comunidad y evitar la fuga de grandes fortunas que, según el presidente andaluz, se iban de Andalucía para pagar menos impuestos.

De la supresión del impuesto del patrimonio se benefician los más ricos, unos 17 mil andaluces, que declaran más de 700 mil euros. Así que Andalucía dejará de recaudar cerca de 100 millones de euros que, bien gestionados, podrían financiar todas esas políticas públicas víctimas de los recortes. No sé, se me ocurre la sanidad, la dependencia, la educación… Porque, al fin y al cabo, todos los impuestos que se perdonan a los que disponen de más, se traducen en el empeoramiento de los servicios que los ciudadanos con las rentas más altas no necesitan porque pueden pagarse los servicios privados. El resto de ciudadanos, a los que no les afecta la rebaja fiscal, no puede.

 

Nada más gráfico que el tuit que puso ayer la presidenta madrileña después de que Moreno Bonilla hiciera el anuncio: «Andaluces, bienvenidos al paraíso». Isabel Díaz Ayuso cree haber convertido a Madrid en el paraíso, no solo por la libertad y las cañas, sino en un paraíso fiscal, y ahora Andalucía también es el paraíso, dos de las comunidades, por cierto, con menor gasto en sanidad y educación.

Pues déjenme que les muestre la otra cara, la cara de los que no van a notar la rebaja de impuestos anunciada en Andalucía, la cara de los que siguen engrosando las colas de los que necesitan ayuda para poder comer. Déjenme que les cuente que han saltado ya todas las alarmas en los bancos de alimentos, y no solo porque cada vez hay más gente que necesita ayuda para comer, sino porque empiezan a notar que bajan también las donaciones. El encarecimiento de los precios ha hecho bajar el volumen de alimentos que, de manera solidaria, llegan a estos bancos.

A todos ellos, tanto a los que donan con lo que pueden, como a los que necesitan esos alimentos, la política fiscal de Ayuso o de Moreno Bonilla ni les roza.

La firma de Àngels Barceló

https://cadenaser.com/nacional/2022/09/20/moreno-bonilla-y-ayuso-hablan-de-paraiso-fiscal-dos-de-las-comunidades-con-menor-gasto-en-sanidad-y-educacion-cadena-ser/