El 23% de los menores es víctima de propuestas sexuales de adultos a través de Internet: «Es terrible, no esperábamos un dato tan tenebroso»

El 23% de los menores es víctima de propuestas sexuales de adultos a través de Internet: «Es terrible, no esperábamos un dato tan tenebroso»

Según un estudio de la Universidad Internacional de La Rioja, el 14% llegó a compartir fotos o vídeos del acosador e incluso hubo casos de encuentros sexuales

Un estudio de la Universidad Internacional de La Rioja pone de manifiesto la magnitud y la gravedad del grooming, el delito de acoso sexual a través de redes sociales de adultos que se ganan la confianza de menores, les piden fotos de contenido sexual para chantajearlos o abusar de ellos.

Uno de cada cuatro adolescentes de 12 a 15 años reportó haber sido contactado con fines sexuales por un adulto a través de Internet. Y uno de cada diez llegó a interaccionar, compartiendo con el acosador alguna foto o vídeo de índole sexual o a través de la webcam. Incluso relataron casos de encuentros sexuales con el adulto.

Para el investigador principal de Ciberpsicología de UNIR «estos datos son terribles, ya que se esperaba una prevalencia menor al 15%», señala. Joaquín González Cabrera señala que estos «datos tenebrosos» esconden otra realidad. «Pasan desapercibidos durante la etapa escolar y a los ojos de los tutores», aunque matiza que gracias a este estudio se han denunciado casos.

Participaron más de 1.000 estudiantes de siete comunidades autónomas, de escuelas de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Aragón, País Vasco y Asturias. Se les hizo un seguimiento durante más de un año. La consulta se realizó en tres momentos a lo largo de trece meses: diciembre de 2017, mayor de 2018 y enero de 2019. «A esa edad están en pleno desarrollo sexual y no tienen autocontrol», explica.

La investigación muestra también las preocupantes consecuencias en las víctimas: una pérdida significativa de su calidad de vida con el riesgo de sufrir depresión, ansiedad, un aumento del sentimiento de soledad y una menor satisfacción con su vida. «Roba esa infancia o adolescencia, cuando este comportamiento se mantiene se daña la identidad sexual del menor.», lamenta González Cabrera.

 

Durante los trece meses de duración del estudio, los investigadores detectaron aproximadamente un 10% de casos nuevos tanto en las solicitaciones como en las interacciones con fines sexuales de mayores de edad hacia menores a través de Internet.

El perfil del pederasta es siempre el mismo. «Se esconden en perfiles como menores de edad, emulan a jóvenes con los mismos gustos, se camuflan y arañan esa confianza hasta que conquista su autoestima», detalla el investigador. Su persecución es compleja, ya que, como evidencia el estudio, «tienen una habilidad increíble para manipular a los menores».

Laura sufrió abusos con 12 años

En el año 2000, Laura Strego tenía 12 años. El amigo de su hermano 20. «Mi madre trabajaba hasta tarde. Yo me tenía que ir con mi hermano a la salida del colegio hasta un cibercafé. Empecé a jugar con ellos y le dio pie al pederasta», recuerda. Su abusador aprovechaba que su hermano estaba jugando para abusar de ella. La autora de ‘Lolita contra el lobo’ relata cómo comenzó a ganarse su confianza.

«Te hace sentir orgullosa de parecer mayor, se hizo muy amigo de mi hermano y es que parecía el más bueno y educado del mundo.», explica. Para Laura es necesario que los colegios actúen, ya que estos pederastas crean un ambiente tan confuso que inhibe a las familias. «Tanto víctimas como padres se sienten culpables», matiza. Lejos de una solución total, González Cabrera espera ayudar a la mayoría de jóevenes: «Espero que esto no le ocurra al mayor número de menores posible, hay que ser una lucecita para que los menores se puedan apoyar», explica

63 chicas frente a 6 chicos

Los resultados indican que hay una mayor proporción de chicas “víctimas estables” (63 chicas frente a 6 chicos) durante las tres oleadas del estudio, y que las “víctimas nuevas” también son en proporción casi un 40% más de chicas que de chicos (92 frente a 52). En general, hay tres veces más casos de “víctimas nuevas” (144) que de menores que han dejado de sufrir acoso (46).

“Por desgracia, este estudio viene a confirmar y ampliar el conocimiento sobre un problema prevalente y preocupante en nuestro contexto educativo y social. Además, desde el enfoque dado al estudio, hemos podido conocer que también hay un conjunto de menores que son victimizados de forma estable y ello tiene importantísimas consecuencias para ellos”, comenta Jéssica Ortega-Barón, investigadora del Grupo Ciberpsicología de la Universidad Internacional de La Rioja.

Por otro lado, Joaquín González Cabrera, investigador principal del grupo Ciberpsicología afirma que “la salvaguarda y protección de la infancia y la adolescencia es tarea de todos y estos datos reclaman una vez más la necesidad de formar a las familias para que realicen una mediación parental online activa; y a los poderes públicos, que doten de recursos a los centros educativos para abordar esta realidad en el marco de la acción tutorial, con el fin de ayudar a su prevención o detección”.

Mariola Lourido

https://cadenaser.com/nacional/2022/11/14/el-23-de-los-menores-es-victima-de-propuestas-sexuales-de-adultos-a-traves-de-internet-cadena-ser/