24 febrero 2024
  • La ingeniosa idea comenzó en septiembre de 2014 y concluirá HOY este 22 de abril, cuando se cumplan 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes.Un informático catalán traslada a la red social a través de la cuenta @elquijote1605 la obra cumbre de la literatura española

Podría parecer Miguel de Cervantes un visionario del Twitter cuando le dijo al bueno de Sancho aquello de «sé breve en tus razonamientos, que ninguno es gustoso si es largo». El ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, en el capítulo XXI de esta obra magna, le solicitaba a su fiel escudero, brevedad en sus peticiones nada más concluir una de sus aventuras quijotescas en algún lugar de cuyo nombre no quería acordarse.

Aunque lejos de predicar con el ejemplo, el libro más universal de la literatura española cuenta con más de dos millones de caracteres y dicen que Cervantes tardó en escribirla algo más de una década.

El argumento y los diferentes episodios, así como sus personajes, son conocidos por casi todo el mundo; pero solo dos de cada diez españoles dicen haber leído completa la obra cervantina, según un Barómetro del CIS publicado el año pasado. Quizá si Cervantes levantara la cabeza podría contarnos las aventuras y desventuras de este caballero andante en los 140 caracteres que permite Twitter cada vez que escribimos una publicación. Aunque si escribiera una vez al día, tardaría cerca de cincuenta y cinco años en publicar toda la novela en la red social. Mucho menos tiempo ha tardado Diego Buendía, un informático catalán que decidió en 2014 publicar Don Quijote de la Mancha en Twitter. Una locura quijotesca que terminará el próximo 22 de abril, como homenaje al IV Centenario de la muerte del escritor español.

  «Me gusta pensar que cada cual encontrará la forma de dejarse acompañar por El Quijote durante este tiempo. Algunos aceptarán la lentitud de la propuesta, y saborearán las palabras encontrando bellezas que quizás les pasaron desapercibidas. Otros se acercarán al libro para sortear su impaciencia, y al día siguiente reconocerán lo leído como se reconoce a un viejo amigo. Y otros más intertextualizarán, al estilo de internet, comentando palabras, buscando en Google o en la Wikipedia el sentido de algunas cosas», cuenta este desarollador prejubilado que a través de la cuenta @elquijote1605 va narrando los diversos capítulos de la obra cumbre de la literatura española.

Todo comenzó el 1 de septiembre de 2014. Cada hora ofrece a sus seguidores – hasta el momento más de 8.000 – un tuit con un fragmento. En total, 17.000 tuits, aunque desde hace unos meses, el número de mensajes durante el día se ha multiplicado ya que el reto finalizará este viernes a las doce del mediodía.

‘No ha sido otro mi deseo que poner en aborrecimiento de los hombres las fingidas y disparatadas historias de los libros de caballerías, que por las de mi verdadero don Quijote van ya tropezando y han de caer del todo sin duda alguna. Vale’. Así termina El Quijote y estos serían los últimos tuits que aparecerán en el @elquijote1605.

El cuidado con el que publica los textos es consecuencia de un algoritmo que él mismo ha desarrollado y que le permite que cada sesenta minutos se publique un nuevo tuit sin que se produzcan cortes en las palabras.

Para enfrentarse a la dificultad de seguir una obra de estas dimensiones en la red social -donde se entremezclan en la línea de tiempo de cada tuitero multitud de mensajes cada hora-, el informático propone entender la iniciativa como si se consultase un libro de citas o hacerlo de manera individual, pues recuerda que cada usuario puede acceder a la cuenta y leer los textos seguidos.

A %d blogueros les gusta esto: