Cuando el reloj volvió a ponerse en marcha un ‘5 a las 5’

Cuando el reloj volvió a ponerse en marcha un ‘5 a las 5’

Cuarenta años se cumplen de la primera media hora de libertad en el 118 aniversario del nacimiento de Federico García Lorca · Antonina Rodrigo recibe esta tarde el Pozo de Plata en reconocimiento a su labor como estudiosa del autor de ‘Yerma’

Noelia S. Lorca | 5 junio, 2016 | 8:00

“Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Esta es la melancolía que yo siento (…)”.

Con estas palabras comenzaba Federico García Lorca su ‘Alocución al Pueblo de Fuente Vaqueros‘ en la que fue su última visita a la localidad que lo vio nacer, antes de ser asesinado en 1936, para inaugurar la biblioteca municipal, la primera de la provincia de Granada. Unas palabras que parecieran escritas para su continuo recuerdo a través de ese momento en que el reloj de la libertad, sin cuerda durante años, logró ponerse en marcha nuevamente.

Pozos de Plata
1992: Nuria Espert
1994: Ian Gibson
2001: María Dolores Padrera
2005: Pablo García Baena
2012: José Ladrón de Guevara
2013: Antonio Carvajal
2014: Tico Medina
2015: Antonio Sánchez Trigueros
2016: Antonina Rodrigo

Insignia Pozo de Oro
2007: José Martín Recuerda
2008: José Moleón
2009: Enrique Morente
2010: José Carlos Plaza
2011: Claude Couffon

Aquel 5 de junio de 1976 -el primero de 40-, a las 17.00 horas, el tic tac empezaba a sonar en el Paseo del Prado cuando una comisión de personalidades de la cultura se unieron para reivindicar la figura de Lorca en lo que se alzó como los 30 minutos más esperados desde el inicio de la dictadura franquista. Entre las miles de personas que se congregaron en torno a quien ya se había convertido en un símbolo, intervinieron el sobrino de Federico, Manuel Montesinos, Nuria Espert y Aurora Bautista. Fuente Vaqueros era tomada por la gente que iba a disfrutar de esa primera media hora de libertad, pero también por las fuerzas del orden público.

Cinco a las cinco 01Un acto que el pueblo vivía, más que desde el punto de vista del genio que la humanidad perdía, desde el de ese vecino y ser querido que la injusticia había arrebatado. A partir de ahí, y ya con una fecha inamovible, el ‘5 a las 5‘ mantuvo en los primeros años de la democracia una fuerte carga ideológica al relacionarse con el regreso de todos aquellos autores que habían estado exiliados durante la época de represión, así como con el fervor de los logros democráticos que se estaban alcanzando. Razón por la que como municipio, Fuente Vaqueros toma la iniciativa, siendo alcalde Francisco Martín García, proponiendo la creación de una infraestructura estable y que la actividad no solo se centrara en un día concreto. La Diputación Provincial de Granada compraba la vivienda donde Federico nacía y se convertía en un museo que el próximo 29 de julio cumplirá 30 años.

La figura del poeta alcanza entonces una dimensión cultural, turística y económica para el municipio. Y con la evolución social de España, el 5 de junio fue perdiendo ese matiz puramente ideológico para pasar a ser una fiesta cultural de engrandecimiento al más conocido fuenterino. Una ceremonia que ha servido para ensalzar la labor de algunos de los literatos más importantes de este país. Años antes de que se instaurara la condecoración del Pozo de Plata por parte del Patronato Provincial Federico García Lorca, se homenajearon a Alberti y Aurora Bautista, entre otros.

Cuatro décadas después, será la autora Antonina Rodrigo la galardonada por toda su trayectoria profesional y, sobre todo, por su labor como estudiosa de Lorca. La única mujer que formó parte de aquella Comisión de los 33 en el mítico ‘5 a las 5’ de 1976.

Cinco a las cinco 03 Enrique y Estrella MorenteRodrigo, afincada en Barcelona desde los años 70 pero sin perder el acento de su Granada natal, ha sido la embajadora en Cataluña del primer museo dedicado al autor de ‘Doña Rosita la soltera’. Consiguió que la hermana del pintor Salvador Dalí, Ana María Dalí, fuera una de las primeras grandes benefactoras del Museo Casa Natal de Lorca.

Según el alcalde de la localidad, Francisco Martín Suárez, “son muchas las expectativas que se crearon con la celebración de este acto y se han cumplido muchas de ellas aunque, en este momento, todas las administraciones estamos obligadas a hacer una revisión de lo realizado en estas décadas para aprender de lo que se ha hecho, pero también para poner solución a los errores que se han cometido”.

El futuro camino

Martín asegura que todas las instituciones, con la familia a la cabeza, deben apostar para que el ‘5 a las 5‘, las actividades del mes de agosto en Alfacar y todas y cada una de las acciones que se hagan en torno a la figura de Lorca, “se lleven a cabo de forma coordinada para ofrecer un producto lo más completo posible”.

“Hay un momento en el que se empieza a perder un poco la coordinación en el tema de Federico y es el momento en el que se apuesta por la creación de un Centro Lorca en Granada. No porque ese centro no tenga sentido ni porque no sea una figura fundamental del aporte turístico y cultural que debe hacer la provincia con respecto al poeta, sino porque no se realiza un trabajo conjunto y a los ayuntamientos lorquianos nos dejan fuera de cualquier toma de decisión o información que se produzca al respecto”, aclara el regidor municipal al tiempo que hace hincapié en que ni Granada ni el Centro de la Plaza de la Romanilla “representan un riesgo”, sino un “complemento fundamental para garantizar la protección de lo que supuso Lorca”.

Cinco a las cinco 04Con la intención de recuperar la esencia de lo que fue el ‘5 a las 5’, el Ayuntamiento del municipio quiere devolver ese acto al pueblo, puesto que pretende “sea más amplio”. “Entendemos que el entorno del patio de la Casa Museo es exquisito, pero pierde un poco la esencia de lo que significó ese ‘5 a  las 5’. Ya estamos trabajando en el foro del Patronato, la Diputación y el propio Consistorio para ver de qué forma se podría abrir ese acto a los vecinos y la ciudadanía en general. Estoy convencido de que en el 119 aniversario volverá a ser un acto abierto, social y público”, reconoce Martín.

Sin olvidar que este acontecimiento solo cobra sentido con el nacimiento del poeta, que este 2016 cumpliría 118 años, y junto a los 40 años del 5 a las 5; los 30 de la apertura de la Casa Museo en Fuente Vaqueros; y los 80, en agosto, del asesinato del prolífico autor fuenterino, son los ejes en torno a los que gira la programación de la Semana Cultural de la localidad metropolitana que comenzó el pasado 25 de mayo.

Para celebrar ese 118 aniversario, las actividades tienen por objeto hacer partícipe a la ciudadanía no solo a nivel de asistencia, sino que los vecinos sean “actores” de todo lo que se ha preparado -teatro protagonizado por mujeres, talleres para jóvenes, pintura, fotografía-.

Cinco a las cinco 02En esta ocasión, la novedad ha sido la edición del libro ‘El país de los poetas’ que se presentó el pasado viernes en el Teatro Federico García Lorca de Fuente Vaqueros y que se ha hecho en colaboración con Unesco. Unos 120 niños han escrito una poesía dedicada a Lorca sobre lo que significa para ellos. Además, tal y como ha expresado el alcalde, “la intención era crear actividades para que todos los visitantes puedan entender lo que es Fuente Vaqueros y lo que significa Lorca. Todas las actividades se realizan en conjunto con las que se organizan desde el Patronato y la mayor actividad se realiza en torno al 5 de junio”.

Así las cosas, y con “la melancolía” y con “la fiesta”, Fuente Vaqueros se dispone un año más a rememorar la vida y obra de ese ilustre vecino que situó al municipio como centro del universo lorquiano.

Cuando el reloj volvió a funcionar un ‘5 a las 5’