«Ni la pandemia es capaz de poner cordura a la política» por Àngels Barceló

«Ni la pandemia es capaz de poner cordura a la política» por Àngels Barceló

En pleno pulso para la recuperación ya saben que la política nos ha vuelto a dar todo un ejemplo, entiendan la ironía, de responsabilidad

 

Les saludamos esta mañana desde Vigo donde nos ha traído la gira que este programa está haciendo por España para comprobar los efectos de la pandemia en muchas de las ciudades de este país, pero sobre todo para volver a acercar la radio a los oyentes.

Somos muy poquitos aquí por las medidas de seguridad que exige la pandemia, pero somos los suficientes para volver a vernos después de un año como este, y son muchos los que desde sus casas reconocerán todo lo que les contemos porque los efectos de la pandemia en Vigo no son muy diferentes a los que ya hemos visto en otras localidades por las que hemos pasado.

Y hemos llegado a Vigo justo un año después de que en este país estuviera a punto de pararse todo. Hoy es doce de marzo y el catorce, un inédito decreto de estado de alarma nos encerró en nuestras casas sin saber entonces cuando podríamos volver a salir. Hoy, un año después, la pandemia sigue sumando contagiados y fallecidos, hemos superado ya tres olas y los daños económicos son incalculables. Tanto que hoy un consejo de ministros extraordinarios aprueba un real decreto con ayudas directas a empresas y Pymes. La economía en España necesita respiración asistida, sobre todo el turismo y la hostelería después de un año de cierres.

Y en pleno pulso para la recuperación ya saben que la política nos ha vuelto a dar todo un ejemplo, entiendan la ironía, de responsabilidad. En Madrid unas posibles elecciones anticipadas, pendientes de una decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, con una campaña ya en marcha con el PP gritando socialismo o libertad y aproximando cada vez más su discurso al de la ultraderecha. En Cataluña echa a andar hoy el nuevo parlamento que va a estar presidido por Laura Borràs, imputada por prevaricación entre otras cosas. Ella, de Junts per Cat, Esquerra se la come y la CUP ya veremos por eso de que la corrupción independentista es menos corrupción.

Como ven, ni la pandemia es capaz de poner cordura a la política, la que necesita este país, la que necesita tanta gente que, un año después de que empezara todo, está con el agua al cuello.

https://cadenaser.com/programa/2021/03/12/hoy_por_hoy/1615530644_334236.html