La OCU alerta de los peligros para la salud de una conocida especia que provocaría daño hepático

La OCU alerta de los peligros para la salud de una conocida especia que provocaría daño hepático

Advierten de que puede suponer riesgos si se consume por encima de la dosis recomendada

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado una importante advertencia sobre la cúrcuma. La OCU avisa de que esta especia tiene fama de tener propiedades curativas, por lo que muchos la consideran una sustancia casi milagrosa o, al menos, un «superalimento». Sin embargo, la organización explica que la cúrcuma puede suponer riesgos si se consume por encima de la dosis recomendada.

 

De acuerdo con la OCU, debemos emplear la cúrcuma «solo como condimento, dentro de una dieta variada, a no ser que un médico prescriba algún medicamento que contenga extracto de cúrcuma entre sus ingredientes».

Sospechas de daño hepático

En 2019 en Italia se paralizó la venta de varios lotes de una marca de suplemento de cúrcuma porque consideraron que podía ser el posible causante de varios casos de hepatitis. Esa alarma también se extendió a Bélgica. Lo cierto es que los casos de hepatitis por consumo de suplementos de cúrcuma no son algo nuevo y están en estudio.

La máxima autoridad de la Unión Europea en la materia, la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria), no ha reconocido por ahora ninguna de las propiedades que se atribuyen a la cúrcuma.

La EFSA, además, ha reevaluado el uso de la curcumina como aditivo (E 100) y propone un tope para no correr riesgos: una ingesta diaria admisible (IDA) de 210 mg/día para un adulto con un peso corporal de 70 kg.

AESAN pide tener cuidado con menores y embarazadas

El Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), ha evaluado el riesgo del consumo de complementos alimenticios que contienen curcumina como ingrediente. Estas son algunas de sus conclusiones:

La ingesta diaria admisible (IDA) establecida para la curcumina cuando se usa como aditivo también es aplicable a cuando se usa como ingrediente en complementos alimenticios.

Sin embargo, en los complementos puede haber, aparte de la curcumina, otros curcuminoides. Por tanto, no sirve esa IDA para la suma de todos ellos.

La curcumina impide la correcta absorción del hierro. No hay evidencia de que su consumo esté libre de efectos adversos en menores de 18 años.

Esta sustancia y y sus metabolitos se transfieren a los bebés a través de la leche materna. No se ha podido identificar cómo afectarían los complementos que contienen curcumina durante el embarazo y la lactancia.

Por precaución, la AESAN recomienda:

A los menores de 18 años, mujeres embarazadas y lactantes: evitar el consumo de complementos que contengan curcumina.

A los fabricantes de complementos alimenticios: que indiquen en la cantidad de curcumina en la etiqueta del producto.

IDEAL

https://www.ideal.es/sociedad/alerta-peligros-salud-curcuma-20210426114500-nt.html