Trucos para sacar el máximo rendimiento al móvil

Trucos para sacar el máximo rendimiento al móvil

Los teléfonos nuevos son realmente rápidos y capaces de gestionar varias aplicaciones sin problema. Pero, de repente, un día empieza a fallar, va más lento… ¿Será hora de cambiar de modelo?

Probablemente no haga falta. Lo que afecta al rendimiento de los smart- phones suele estar relacionado con el almacenamiento, sobre todo si el móvil no tiene muchos gigas, o con la batería –también pueden surgir problemas puntuales con el procesador–. Así que es cuestión de saber cómo mejorar ese rendimiento para que el teléfono nos dure má tiempo.

1 ¿A qué nivel de batería es mejor poner a cargar el móvil?

Hace unos años la recomendación para mantener en buen estado la batería del móvil era esperar a que se descargase y luego dejarla cargando aunque estuviera completa para evitar el ‘efecto memoria’, pero eso servía entonces, cuando las baterías de los teléfonos eran de níquel. Ahora son de iones de litio y esa manera de cargar el teléfono es más perjudicial que beneficiosa. Ahora los fabricantes recomiendan mantener el nivel de carga entre el 20 y el 80% de su capacidad, incluso hay algunos que reducen la velocidad a la que se rellena la batería a partir del 80% para que sufra menos. No sucede nada si alguna vez nos salimos de esos porcentajes, pero conviene mantenerse en ellos para que la batería funcione mejor.

Si en pantalla no está visible el porcentaje de carga es muy probable que se pueda activar desde algún punto del menú ‘Ajustes>Batería’ o en las opciones de ‘Pantalla’.

2 ¿Es bueno vaciar las conversaciones de WhatsApp?

Hay algunas ‘apps’ que pueden consumir, sin que seamos conscientes, recursos del teléfono por el almacenamiento. WhatsApp es una de ellas, sobre todo si no está desactivada la opción de descargar automáticamente las fotos y vídeos, porque entonces todo lo que recibamos a través de este servicio de mensajería se quedará almacenado en la memoria, los gifs, los vídeos, los archivos de sonido…

Para que WhatsApp no se convierta en un problema con el teléfono es recomendable limpiar cada cierto tiempo los chats, sobre todo aquellos que más utilicemos. Cuando llegue un archivo que queramos conservar es mejor descargarlo al ordenador o a la aplicación de imágenes del móvil, y marcar como destacados aquellos mensajes que no queramos eliminar, así no perderemos nada importante cuando borremos los datos en una operación muy sencilla en la que solo hay que ir al chat que se quiera limpiar, pulsar sobre los tres puntos de la parte superior derecha, elegir la opción ‘más’ y pulsar sobre ‘vaciar chat’. En el menú que aparece hay que activar la casilla ‘eliminar los archivos de este chat’ y comprobar que está desactivada la de ‘eliminar mensajes destacados’.

3 ¿Conviene apagar el teléfono de vez en cuando?

Uno de los argumentos recurrentes en todo lo relacionado con la tecnología es que cuando un aparato no funciona hay que reiniciarlo, y lo cierto es que en muchas ocasiones funciona. Los teléfonos pueden ralentizarse o funcionar peor si hemos abierto muchas aplicaciones o le hemos dado un uso intensivo con vídeos o videojuegos, y tarde un tiempo en abrir una aplicación. Así que al menos una o dos veces por semana, cada vez que notemos que, de repente, va más lento o después de haber hecho limpieza en los contenidos deberíamos reiniciar el teléfono o apagarlo y tenerlo apagado durante un rato para que la batería se recalibre y se limpie la memoria temporal. De este modo, le damos un respiro al dispositivo.

4 Si actualizo el sistema operativo, ¿no irá más lento?

Al contrario, los desarrolladores trabajan para que cada actualización del sistema operativo sirva para que los programas funcionen con más fluidez, por eso conviene tener todo el software siempre actualizado. Además, y no es una cuestión menor, las actualizaciones sirven para poner las cosas más difíciles a los creadores de ‘malware’ porque acaban con las vulnerabilidades que pudiera tener la versión anterior del sistema operativo. Eso sí, hay que tener en cuenta que los fabricantes de teléfonos Android suelen actualizar los sistemas operativos solo durante dos años después del lanzamiento de cada modelo –como mucho llegan a tres en la gama alta–.

La idea de que los teléfonos se ralentizan al actualizar el sistema operativo probablemente la tenemos porque sí sucede con los modelos más antiguos del iPhone. De hecho, Apple ha sido multada tras haber reconocido que lo hacía de manera intencionada sin informar a los consumidores aunque, alegó la empresa, era para «prolongar la vida útil» de estos dispositivos. No obstante, la empresa sigue actualizando sus teléfonos mucho más tiempo que los fabricantes de Android, durante aproximadamente cinco años.

5 Ah, pero… ¿también es importante actualizar las aplicaciones?

No todas las aplicaciones se actualizan automáticamente y conviene tener la última versión porque sus creadores están trabajando siempre para solucionar problemas y mejorar el rendimiento de cada ‘app’. Asegurarse de vez en cuando de que todas están al día lleva un minuto: solo hay que entrar en Play Store y pulsar sobre el icono de nuestro perfil, en la parte superior derecha, y ahí elegir ‘Mis aplicaciones y juegos’, donde aparecerán las aplicaciones que están sin actualizar. Pulsando en ‘Actualizar todo’ nos aseguramos de que todo el software instalado está al día.

6 ¿Cuántas fotos puedo guardar en el teléfono?

En teoría, todas aquellas que quepan, pero cuanto más lleno esté el almacenamiento interno del teléfono, más lento va a funcionar. Para que inmortalizar los recuerdos no empeore el rendimiento del smartphone conviene guardar en él pocas imágenes y descargar las que haya en el móvil al ordenador conectando los dos mediante un cable o subirlas a algún servicio de almacenamiento en la nube para poder borrarlas del dispositivo. Eso sí, asegurándonos siempre de tener al menos una copia de seguridad en otro sitio para no perder la foto o vídeo.

7 ¿Estar mucho rato viendo vídeos afecta al móvil? ¿Qué hacer cuando se ‘calienta’?

Lo que probablemente suceda al teléfono después de estar un rato viendo vídeos o jugando es que se caliente el terminal por el esfuerzo que realiza la tarjeta gráfica, igual que cuando mantenemos una conversación telefónica de varios minutos se calienta la batería. Y una temperatura demasiado alta en alguno de los componentes del teléfono (el procesador, la batería o la tarjeta gráfica) sí afecta al rendimiento del dispositivo. Así que si notamos que el móvil está demasiado caliente seguramente sea por llevar demasiado rato jugando o viendo vídeos, por haber hablado sin prisa, porque hemos dejado el teléfono cerca de una fuente de calor (como una calefacción o haberlo dejado expuesto al sol) o porque hay demasiadas aplicaciones abiertas. Si el aparato supera los 43ºC es probable que funcione más despacio e incluso podría llegar a estropearse. En estos casos lo mejor es cerrar todas las ‘apps’ del teléfono, quitarle la funda (si la tiene), ponerlo en modo ahorro de batería y, si se puede, apagarlo un rato.

8 ¿Hay que cerrar las aplicaciones cuando no se estén usando?

Depende. Si las utilizamos muy de vez en cuando sí conviene cerrarlas para que no consuman memoria RAM, pero si es una aplicación que consultamos varias veces al día es probable que consuma más recursos del procesador del teléfono y más batería abrirla y cerrarla con frecuencia que tenerla abierta. Además, los teléfonos actuales ya cierran las aplicaciones cuando llevamos un rato sin usarlas.

9 Si no usamos con frecuencia una aplicación, ¿la descargamos o no?

En los teléfonos móviles menos es más. Esto quiere decir que instalar aplicaciones puede empeorar el rendimiento, sobre todo en el caso de los ‘widgets’, esas ‘apps’ que ofrecen algún tipo de información visual en la pantalla de inicio como el tiempo o la agenda del día. La razón es que los ‘widgets’ suelen funcionar en segundo plano; es decir, que están generando tráfico de datos aunque no se consulten y, por tanto, están utilizando el procesador del teléfono y la batería, lo que puede ralentizar su funcionamiento. Hay que descargarlos únicamente si son realmente útiles y quitarlos si vemos que afecta demasiado al terminal. Si no vamos a utilizar una aplicación más que muy de vez en cuando tal vez compense desinstalarla y así tener más memoria y almacenamiento libres.

10  ¿Cuánto espacio tengo que tener libre en el móvil?

El máximo posible. Aunque desinstalemos las ‘apps’ que no usamos y tengamos las imágenes y vídeos bajo control, hay archivos que se convierten en basura que se queda en el móvil. Utilizar el explorador de archivos para dejar la memoria del aparato lo más limpia posible es un poco tedioso y aburrido, pero tenemos algunas herramientas que realizan ese proceso por nosotros, como Files de Google. En algunos terminales Android está ya instalada y, si no, siempre se puede descargar de la Play Store y elimina fácilmente los archivos inservibles o duplicados.

SARA BORONDO

FOTO: MIKEL CASAL

https://www.ideal.es/vivir/tecnologia/trucos-sacar-maximo-20210511094409-ntrc.html