Cuando la Plaza de las Pasiegas no tenía escalones

Cuando la Plaza de las Pasiegas no tenía escalones

¿Cómo ha cambiado la emblemática plaza en los últimos cien años? Compruebe la evolución desplazando el cursor en el montaje que les ofrece IDEAL para comparar una postal de 1920 con una fotografía actual

La plaza de las Pasiegas, la antesala de la Catedral de Granada y uno de los principales espacios de la vida social de la capital, ha sufrido históricamente una serie de reformas, aunque su aspecto actual tiene poco de nuevo. La última remodelación está fechada en 1946, según un proyecto elaborado por el ingeniero de Caminos José Pérez Pozuelo y el arquitecto municipal Luis Álvarez Cienfuegos. Ambos plantearon la construcción de las escalinatas hoy existentes, donde propios y extraños se sientan todos los días para ver pasar el tiempo, y la implementación como solería de grandes losas de piedra de Sierra Elvira, que también permanecen hoy día.

Remodelación de la plaza en el año 1946.
Remodelación de la plaza en el año 1946. / TORRES MOLINA

Fotografías que reflejen los cambios urbanísticos en la plaza de las Pasiegas hay muchas. Una de ellas, que forma parte del archivo de IDEAL gracias a la cesión de Carlos Pascual del Coso, es una de las postales de la colección ‘Joyas de España’ realizada por la afamada Fototipia Thomas de Barcelona sobre el año 1920. Resulta extraordinariamente curioso comparar esa imagen de hace cien años con una actual tomada por el fotógrafo Ramón L. Pérez hace unos días. No tiene más que mover el cursor de izquierda a derecha y de derecha a izquierda para hacerse una idea de cómo era aquella plaza de las Pasiegas donde se podían ver, a la derecha, esos puestos de flores que luego se trasladaron a la plaza Bib Rambla y la plaza de las Pasiegas moderna. Ambas con la espléndida Catedral de fondo.

 

 Si se fija en las cubiertas de la Catedral, observará que en la instantánea de 1920 figuran íntegros todos los pináculos y en la de 2021, sin embargo, hay varios desmontados. La explicación es que estos remates han sido retirados en los últimos meses debido a la afectación que ha tenido sobre ellos el reciente enjambre sísmico, con terremotos que han superado una intensidad de cuatro.

Y muchos se preguntarán ¿por qué esa denominación de las Pasiegas? Lo explican con detalle Francisco González, Mikel Astrain y Juan Antonio Lao en ‘Callejero emocional de Granada’. «Las pasiegas -comentan- eran unas nodrizas procedentes del Valle del Pas, en Cantabria, que se agrupaban enfrente de la fachada de la Catedral con su silla baja a la espera de que las sirvientas de las familias pudientes acudieran a ellas con sus hijos lactantes para que las amamantaran». «Algunos relatos cuentan que acudían también las mamás, pues era el momento propicio para recibir los parabienes por el feliz acontecimiento, así como ensalzar la belleza y la rebosante salud del neo nato». «Al ser del Valle del Pas -dicen González, Astrain y Lao-, pasiegas era su gentilicio y de ahí que el pueblo llano llamara a este lugar la Plaza de las Pasiegas, aunque también ha sido conocida como de las Flores».

Jara Heredia actuando en la plaza de las Pasiegas en el Festival Milnoff.
Jara Heredia actuando en la plaza de las Pasiegas en el Festival Milnoff. / FERMÍN RODRÍGUEZ

La Plaza de las Pasiegas se construyó a finales del siglo XVII tras el derribo del colegio de San Miguel, donde se educaban los hijos de los moriscos, y el colegio de Santa Ana, dedicado a los estudios preparatorios de la carrera eclesiástica. Este nuevo solar se llamó Plaza de las Flores. Por su localización en el centro de Granada, junto a la Catedral, siempre ha sido un centro cívico, religioso, cultural y artístico. Por allí pasan todas las procesiones de Semana Santa y también es escenario de multitud de eventos como conciertos, representaciones teatrales y danza.

JORGE PASTOR

FOTO: La plaza de las Passiegas, a principios del siglo XX. / ARCHIVO IDEAL

https://www.ideal.es/culturas/plaza-pasiegas-escaleras-20210504165048-nt.html