España aprueba la nueva Estrategia de Salud Mental, que llevaba 12 años sin ser actualizada

España aprueba la nueva Estrategia de Salud Mental, que llevaba 12 años sin ser actualizada

 

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a su aprobación hasta 2026, «una hoja de ruta con diferentes metas para las personas con problemas de salud mental, como mejorar la autonomía, reducir estigma y limitar al máximo las intervenciones involuntarias»

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este viernes a la nueva estrategia de Salud Mental 2022-2026, que ya fue aprobada por el Ministerio de Sanidad y las CCAA en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud este jueves, y que llevaba doce años sin actualizarse.

«Este documento es una hoja de ruta con diferentes metas para las personas con problemas de salud mental, como mejorar la autonomía, reducir estigma y limitar al máximo las intervenciones involuntarias», ha descrito la ministra de Sanidad durante la rueda de prensa posterior al consejo.

«La determinación del Gobierno es poner a la salud mental en el epicentro de las políticas públicas», ha señalado Darias, para añadir que «sin salud mental no hay salud». Además, ha lamentado que la salud mental «ha estado durante demasiado tiempo silenciada». «Tanto es así que en España ha tardado doce años en actualizar esta estrategia», ha apuntado.

 
Asimismo, la ministra de Sanidad ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha advertido de que, en 2030, los problemas de salud mental serán la primera causa de discapacidad en el mundo, a lo que hay que sumarle el impacto de la pandemia y su incidencia en patologías como la ansiedad o la depresión. «Múltiples estudios apuntan a que las consecuencias han sido importantes y se quedarán con nosotros en los años venideros», ha asegurado la ministra.

En este sentido, Darias ha destacado que la mirada actual sobre la salud mental es «más compleja, integral y acertada», en comparación con la primera estrategia, implementada en 2006. «Este plan supone un paso decisivo que se desprende de la visión estratégica sobre la salud mental, con 10 líneas de acción desde un marco de derecho de la ciudadanía, integración social y lucha contra el estigma», ha definido durante la rueda de prensa, destacando que esta estrategia se caracteriza por tener un enfoque de género.

Prevención y detección del suicidio

En primer lugar, el plan pone el foco en la prevención, detección precoz y atención a las personas con conductas suicidas, mejorando las capacidades de los sanitarios en la detección del riesgo de suicidio y la coordinación entre los recursos y los niveles asistenciales.

Para ello, también se pone a disposición de la ciudadanía un teléfono de información 24 horas, gratuito y confidencial, de atención profesional y apoyo ante la conducta suicida, con capacidad de derivación rápida a los servicios de emergencia correspondientes ante una situación de crisis. «El suicidio es un problema de salud pública y la primera causa externa de muerte», ha recordado Darias.

Por otro lado, también se pretende combatir los mitos para eliminar las creencias equivocadas en torno al suicidio, contar con testimonios en primera persona, sensibilizar a los medios de comunicación para el tratamiento de las noticias relacionadas con el suicidio, promoción de una red de colaboración entre el Ministerio de Sanidad y otras instituciones o la implantación de protocolos de prevención en colegios, lugares de trabajo, entre otros.

Asimismo, esta estrategia también promueve la mejora de la salud mental en la infancia y adolescencia, con recursos educativos que avancen en la prevención y la eliminación del estigma. Además, en este ámbito, se incorpora la especialidad de psiquiatría infantil y adolescente a la Formación Sanitaria Especializada.

Además, la actualización de la estrategia de salud mental recoge también una línea específica de apoyo e intervención familiar, así como un análisis de las consecuencias de la pandemia en la salud mental. De hecho, en ella se recoge el Plan de Acción en Salud Mental y COVID-19, que contará con un presupuesto de 100 millones de euros para los próximos 3 años.

Por otro lado, Darias ha querido subrayar el consenso que ha precedido la aprobación de este documento, destacando la participación tanto las CCAA como de sociedades científicas, de las asociaciones de pacientes y de familiares de estos. «Hemos aunado el consenso para saldar una deuda que teníamos pendiente con las personas con problemas de salud mental y sus familias», ha declarado.

En concreto, ha precisado que, para la elaboración de la estrategia, se ha contado con un comité multidisciplinar «que ha permitido incorporar las miradas desde la Psiquiatría, la Psicología Clínica, la Enfermería, el Trabajo Social, los pacientes y sus familias». «También hemos contado con un comité institucional, representado por todas las CCAA, y con la participación de 25 entidades, incluyendo asociaciones, federaciones, agrupaciones, sociedades científicas y consultoras independientes», ha precisado la ministra.

Por último, Darias ha hecho hincapié en la necesidad de tener «una sociedad que no discrimine, que facilite y que alivie la vida de quienes sufren ansiedad, depresión, u otros problemas de salud mental», ha concluido, parafraseando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

FOTO: EL PERIODICO

https://cadenaser.com/ser/2021/12/03/sociedad/1638547545_487368.htmlParra. POOL (Europa Press)