24 febrero 2024

Pau Gasol Leyenda del baloncesto y emprendedor «La obsesión es necesaria para llegar a la genialidad. Cuando el resto tira la toalla, tú no»

Es el mejor jugador de baloncesto español de la historia. A los 42 años se ha alejado de las canchas para centrarse en su familia y en su Fundación, que busca acabar con la obesidad infantil. Hablamos con él.

Tres medallas olímpicas, un Mundial, tres Eurobasket, dos anillos de la NBA y dos ligas ACB. El palmarés de Pau Gasol lo convierte, a sus 42 años, en una voz más que autorizada para hablar de talento, competitividad y retos.

De eso, charlamos con él y del futuro del deporte en el que, sin duda, él jugará un papel importante; si no es en la cancha será en sus ‘alrededores’. Con mentalidad de emprendedor, de momento, ya es uno de los directivos de Overtime Elite, una academia de baloncesto que quiere revolucionar el deporte universitario en Estados Unidos y que ya es un éxito en redes sociales. Aunque, explica, ahora su partido más importante está en casa, con su mujer y su hija de de dos años.


XLSemanal. Confiesa ser muy competitivo, hasta la obsesión. ¿Diría que es una condición imprescindible para practicar un deporte de élite?

Pau Gasol. Para sobresalir, debes tener una gran pasión y cierta obsesión. Esa obsesión es necesaria para llegar a la genialidad. Lo que te hace excepcional es que, cuando el 99 por ciento tira la toalla, tú no lo haces.

XL. También lleva a asumir riesgos por encima de ‘lo razonable’…

P.G. Hay un sentimiento de satisfacción y de orgullo al hacer algo extraordinario. Y el esfuerzo y el riesgo que comportan son menores que la recompensa. Yo me la jugué con el pie, pero lo volvería hacer. No soy de los que miran atrás y se arrepienten de sus decisiones.

«El aficionado quiere más acceso a todo lo que rodea a los deportistas. Hay que crear un producto más atractivo. Porque esto es un negocio»

XL. Alguna decisión lamentará…

P.G. No, porque todas determinan mi vida; no pretendo que todo lo que decido sea un acierto. Lo bueno es aprender de los errores. Atrás no puedo ir. Lo importante es qué hago en el futuro con eso que he aprendido.

XL. ¿Sigue teniendo la ‘necesidad’ de competir y, si la tiene, significa que volverá para entrenar o dirigir un club de baloncesto?

P.G. Ese espíritu de competencia, la determinación de llegar a ser lo mejor que puedo ser, lo llevo a los diferentes roles que desarrollo. Y uno de ellos, muy importante ahora, es mi familia. Quiero ser el mejor marido y el mejor padre que pueda ser. Si yo me meto en un club en una posición de mucha exigencia y responsabilidad, que podría ser, me va a absorber y alejarme de eso que es ahora muy importante de mi vida. Es una decisión meditada.

alternative textHaciendo historia. La determinación de Gasol ha quedado demostrada muchas veces, pero quizá de forma más notoria durante su paso por los Chicago Bulls. Con 34 años, fichó por el que había sido el equipo de Michael Jordan. En 2015, en un solo partido Pau anotó 46 puntos y cogió 18 rebotes: ya es historia de los Bulls.

XL. Hablemos de su fundación…

P.G. Nuestra misión es erradicar la obesidad y dar oportunidades a familias vulnerables. Promover el deporte, la alimentación saludable, el bienestar emocional y el sueño: los cuatro pilares que afectan a la salud y el desarrollo de un niño o niña.

XL. Empezó en EE.UU., donde la obesidad y el sobrepeso en la infancia son algo grave, pero también en España.

P.G. Descubrimos que la situación en nuestro país era alarmante. España es uno de los países con el índice más alto de obesidad infantil de Europa. Junto con Italia, Grecia, Malta y Chipre.

XL. Porque son más pobres…

P.G. Sin duda, la pobreza es un factor determinante para que los niños de esas familias tengan un peor estado de salud.

XL. ¿Y cómo perciben en España sus propuestas, cuentan con respaldo?

P.G. Pues ha sido un proceso. Porque al principio dicen: «Ah, ¿la Fundación Gasol? Esos tienen dinero, ¿para qué quieren más?». Y hemos tenido que ir poco a poco, con un gran equipo de expertos en cada ámbito, entendiendo que nuestro enfoque tenía que ser multidimensional y holístico. Y ahora el equipo supera ya las 30 personas en España.

alternative textAdiós a las canchas. Gasol anunció en octubre su retirada del baloncesto. Aunque ya con 41 años, la marcha fue forzada por una lesión que le hacía la vida imposible desde hacía tiempo. Se despidió arropado por compañeros, amigos y familiares. Emocionado, subió a su hija al escenario.

XL. El deporte está cambiando y aún va a cambiar más: la gente joven ya no aguanta un partido entero, se suscriben solo para ver el último cuarto…

P.G. El deporte es tan cambiante como la vida y tiene que evolucionar. Todos los deportes deben adaptarse a los tiempos e igual tienen que ser más dinámicos y estimulantes. Cada deporte va a tener que tomar decisiones importantes para sobrevivir y seguir creciendo.

XL. ¿Cree que acortar los partidos es una opción?

P.G. Puede ser. Eso ya está pasando [en EE.UU. ya se han acortado los tiempos muertos]. O buscar maneras de que sean muy estimulantes, que no haya un segundo en el que como espectador te despistes.

XL. Y la tecnología, eso que llaman el ‘tecnodopaje’, ¿cómo afecta al deporte de élite?

P.G. Ya está afectando, desde hace tiempo. La tecnología avanza muy deprisa. Hay muchos aparatos que dan mucha información y hay que incorporarlos y beneficiarte de ellos.

XL. Pero con tanta tecnología de por medio, analistas de datos para decidir los fichajes, equipos técnicos mirando apps para determinar los entrenamientos… ¿No da la sensación de que el deportista en sí mismo es cada vez menos relevante? 

P.G. Sí y no. Todos esos datos son una forma de enganchar a aficionados. El aficionado tiene y quiere más acceso a todo lo que rodea a los deportistas. Lo que se está intentando es tener un producto más atractivo. Porque esto es un negocio. Si generas más, mejor para todos.

«Yo todo lo hago en serio; no hago nada por hacer. Sea baloncesto o golf»

XL. Las apuestas son la parte ‘oscura’ del negocio…

P.G. Es complejo. A mí no me gusta apostar. Es peligroso y se tiene que limitar. Pero las apuestas han existido siempre.

XL. Pero se han multiplicado. Y han crecido desreguladas.

P.G. Hay una propuesta para que se ponga un impuesto a las casas de apuestas y se reinvierta en las federaciones de cada país, y que al menos tenga también un impacto positivo en el deporte de base. Veremos…

XL. Es usted de los que considera los e-sports. ¿Las competiciones de videojuegos son un deporte?

P.G. Se me escapa un poco. Yo no juego. No me atrae. Desde la Fundación, uno de los mensajes es que los niños no estén delante de una pantalla más de dos horas al día, que es lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud.

XL. No parece que el consejo haya calado…

P.G. La verdad es que alucino con que haya competiciones mundiales de e-sports, con pabellones que se llenan, para ver cómo juegan dos a un videojuego. Alucino, pero es una realidad. Y, como siempre, no podemos obviar una realidad.

alternative textMucho swing. Aunque empezó a jugar hace solo dos años, durante la pandemia, y su altura (mide 2,15) suele ser un hándicap para el golf, Gasol ha desarrollado un estilo propio y asombra con su swing.

XL. ¿Cómo canaliza ahora su espíritu competitivo?

P.G. Con el golf.

XL. Pero para usted será un hobby, más relajado…

P.G. Yo todo lo hago en serio, no hago las cosas por hacer. Si hago algo, lo hago lo mejor posible.

XL. ¿Qué tiene el golf que atrae a todos los deportistas retirados?

P.G. Te ayuda a hacer la transición. Yo empecé en el confinamiento, era de las pocas cosas que podías hacer al aire libre. Me estimula, me reta a mejorar, a ver cómo darle a la bola para que vaya donde tiene que ir.

 
https://www.ideal.es/xlsemanal/personajes/pau-gasol-baloncesto-mejor-jugador-espana-overtime-elite-academia.html
 
A %d blogueros les gusta esto: