26 febrero 2024

Javier Ruiz explica el laberinto de las ayudas energéticas: «Salen del BOE pero no llegan a los bolsillos de la gente»

Las ayudas eléctricas y de gas natural que estableció el Gobierno para paliar los efectos de la crisis derivada de la guerra en Ucrania están aprobadas, publicadas en el Boletín Oficial del Estado, pero no están llegando a las familias más vulnerables.

La que peor está funcionando es la ayuda al gas a las comunidades de vecinos, la llamada TUR vecinal, que reducía la factura a la mitad frente al mercado libre. Estaba previsto que ayudara a 1,7 millones de hogares, pero, cuatro meses después de su puesta en marcha y con buena parte del invierno ya pasado, la han pedido solo 4.053 comunidades, un 0,2% del total.

Y no es con la única que ha pasado algo similar. También se han solicitado menos de lo previsto las ayudas al gas particular y al bono social eléctrico. Los motivos para que esta situación haya sucedido se pueden resumir en tres.

Primero por el desconocimiento de los consumidores, que no saben que existen.

Segundo, por la burocracia absolutamente brutal. Se exige tanto, que las ayudas no llegan.

Y tercero por la falta de diligencia de algunas eléctricas.

Ante esto, el Gobierno tiene un problema. Las ayudas están sobre el papel, pero no están sobre la nómina, ni sobre la cuenta de los consumidores. El Gobierno corre un riesgo, el de morir por exceso de asteriscos, es decir, por exceso de letra pequeña.

 
A %d blogueros les gusta esto: