El divino tesoro (GENTE JOVEN) del Área Metropolitana

El divino tesoro (GENTE JOVEN) del Área Metropolitana

Cijuela, Alhendín y Vegas del Genil registran casi un 50% de gente menor de 35 años entre su población · Aunque en todos los pueblos metropolitanos el número de jóvenes es superior al de ancianos, en Pinos Genil y Víznar ese porcentaje baja al 39%

A sus 32 años, Mónica y su pareja Jaime, de 34, decidieron pasado el verano asentarse en una urbanización de Alhendín. A escasos kilómetros de su lugar de trabajo en la capital y con fácil acceso, ambos han hecho de este municipio su lugar de residencia. “La decisión no fue muy complicada de tomar, ya que en la ciudad los alquileres se escapaban de nuestro presupuesto y en Alhendín encontramos un piso adaptado a nuestras necesidades”, asegura Mónica al tiempo que afirma disponer de todas las ventajas de vivir en un pueblo y estar cerca de la ciudad.

Padrón-de-Habitantes-edades

Una decisión que, como la de centenares de personas en su misma situación, contribuye cada año a potenciar, aún más, la juventud de la que presume el Área Metropolitana. Un ‘divino tesoro’ con el que convive y que le permite ser la comarca más importante de la provincia con 300.000 habitantes, sin contar con los de la capital.

De los 32 municipios que conforman el ‘Cinturón’, todos superan con creces el porcentaje de gente joven que, en comparación con el número de ancianos, habita en ellos.

Así, de esa treintena de localidades, 26 superan el 40% de jóvenes, considerando como tal todas aquellas personas que tienen hasta 34 años, según la última estadística del padrón continuo publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En algunos casos, como el de Cijuela, ese dato roza el 50%, en concreto, 49,64%. Es decir, que de cada diez habitantes -de los 3.221 que tiene este pueblo metropolitano- casi la mitad son menores de 35 años. Muy de cerca, le sigueAlhendín donde, de los 8.306 vecinos que acumula, el 48,36% no llega a los 35; Vegas del Genil es el siguiente de esta lista con el 47,9% de un total de 10.264 vegueños repartidos entre Ambroz, Purchil y Belicena.

Los tres municipios han ido ganando población a lo largo de todo el 2015. El que menos en este campo, Cijuela, con tan solo 12 nuevos habitantes; seguido de Vegas del Genil con 159; y Alhendín con 197.

También en la misma vertiente de territorios que destacan por un significativo porcentaje de gente joven entre su población se encuentran Las Gabias (47,59%),Atarfe (47,32%), Churriana de la Vega (46,88%), Güevéjar (46,42%) y Jun(45,55%).

Curiosamente, y por debajo de ellos, destacan Armilla (44,37%) y Maracena(42,84%) que, aún siendo las localidades más grandes en cuanto a número de empadronados, la cifra de jóvenes no es tan destacable con en otros pueblos.

Sin embargo, la armillera ha sido la metropolitana que ha sumado mayor número de habitantes en 365 días. En concreto, 448 personas llegaron en 2015 para quedarse, pasando de los 23.175 habitantes de 2014 a los 23.623 de la pasada anualidad. Maracena, por su parte, tiene ahora 183 vecinos más que hace dos años.

En términos absolutos sobresale que, otro de los grandes pueblos del ‘Cinturón’ como es Albolote, cada vez más cerca de convertirse en ciudad al igual que ocurre con Las Gabias y La Zubia, alberga 8.105 ciudadanos con menos de 35 años y 2.098 entre 65 y cien años, del total de 18.464 alboloteños. El resto (8.261) estaría en un rango de edad que va de los 35 a los 64.

Crecimiento poblacional

Uno más de esa serie de municipios con una gran población es Atarfe, que ha conseguido 222 habitantes más respecto a 2014, acogiendo 8.420 jóvenes y 1.946 ancianos.

Pese a que en todo el Área Metropolitana el porcentaje de menores de 35 años es muy superior al de mayores de 65, hay lugares en los que esa cifra baja del 40%. Entre ellos, Pinos Genil con el 39,92%; Víznar con un 39%; y Dílar con el 38,25%. Sin embargo, de este trío solo Víznar no ha ganado población.

En este sentido, y respecto al crecimiento poblacional, cabe destacar que 13 de los 32 pueblos metropolitanos han perdido habitantes de 2014 a 2015. Santa Fe, cuyos jóvenes suponen el 41,5%, se erige como núcleo que mayor número de ciudadanos ha dejado atrás, con 101 santaferinos menos.

Por detrás, estaría Pinos Puente que, con un descenso de 92 habitantes, ha pasado a poseer 10.605 empadronados a 1 de enero de 2015.

El tercero de este particular ranking es Villa de Otura donde hay 89 residentes menos que en 2014, haciendo un total de 6.783.

El resto de localidades en esta misma situación son Chauchina (-71 habitantes),Peligros (-58), Alfacar (-45), Jun (-41), Fuente Vaqueros (-22), Cájar (-20),Víznar (-20), Güevéjar (-18), Cúllar Vega (-11) y Cenes de la Vega (-1).

Así las cosas, y con una comarca que pide paso, el número total de jóvenes que habitan en este lugar llega a los 129.802. O lo que es lo mismo, cerca de la mitad del global de todo este área. No obstante, no son pocos los ayuntamientos que aseguran que en sus territorios viven más ciudadanos de los que aparecen en esta estadística, aunque no están censados debido, principalmente, a los intereses de escolarización de los padres respecto a sus hijos.

 

Pueblos que ya se ven ‘ciudad’
Después de que Armilla y Maracena se convirtieran en ‘ciudad’ – título que se otorga a aquellos municipios que superan los 20.000 habitantes-, siguen sus pasos ahora Las Gabias y La Zubia. En el caso del primero, una década le ha bastado para sumar 9.203 habitantes más a su padrón hasta llegar a los 19.603 residentes. De hecho, es el primer municipio del Área Metropolitana que está a las puertas de convertirse en ‘ciudad’ gracias a ese incremento que parece no parar. Por lo que respecta a La Zubia, es otra la de las localidades más pobladas del ‘Cinturón’ que acoge ya a 18.675, superando aAlbolote (18.464), a pesar de que el crecimiento poblacional es menor en tierras zubienses (101 nuevos empadronados) que en las alboloteñas (158).

http://www.ahoragranada.com/noticia/