La ministra ha asegurado con esta norma evitar que la sanidad se «venda» siempre al «peor postor» y que pretende «poner coto» a los «usos indecentes» del Sistema Nacional de Salud (SNS). «Nosotros queremos que cada euro de los impuestos de los españoles vaya destinado a la salud, y queremos que sea vea materalizado», ha explicado

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha asegurado con esta norma evitar que la sanidad se «venda» siempre al «peor postor» y que pretende «poner coto» a los «usos indecentes» del Sistema Nacional de Salud (SNS). «Nosotros queremos que cada euro de los impuestos de los españoles vaya destinado a la salud, y queremos que sea vea materalizado», ha explicado.

«Esta ley va a poner coto al lucro incesante de las diferentes formas de gestión de nuestra sanidad. Se da un carpetazo a la Ley 1597 y se da vía libre al lema de La sanidad no se vende, la sanidad se defiende», ha expresado, en declaraciones en los medios que han tenido lugar en el marco del I Foro de Salud Pública. Una salud a futuro, organizado por la Fundación para la Investigación en Salud.

Así, ha reiterado que, desde el Ministerio de Sanidad, están «firmemente comprometidos» con evitar que la sanidad se «venda» siempre al «peor postor». «La evidencia científica ya nos ha demostrado que no han salido mejoras en la salud de la población con esas fórmulas de gestión, sino todo lo contrario, lo que ha salido han sido mejoras en los beneficios obscenos de algunas empresas, que han ido detrayendo el presupuesto de nuestro SNS», ha agregado.

Para García, esta ley supone «un freno» a todas las noticias sobre «comisiones, lucros incesantes y beneficios obscenos» que se han visto «en los últimos años»

Para García, esta ley supone «un freno» a todas las noticias sobre «comisiones, lucros incesantes y beneficios obscenos» que se han visto «en los últimos años». «Nosotros queremos que cada euro de los impuestos de los españoles vaya destinado a la salud, al artículo 43 de la Constitución. El esfuerzo de los españoles, a través de sus impuestos, queremos que se vea materializado en que realmente somos capaces de garantizar la protección a la salud y no garantizar las cuentas de resultados de las empresas privadas», ha recalcado.

El Ministerio de Sanidad ha iniciado este lunes la consulta pública del texto de la futura ley de gestión pública e integridad del Sistema Nacional de Salud, que pretende asegurar la gestión pública de los servicios sanitarios y cerrar la puerta a las empresas privadas con afán de lucro. Así lo ha anunciado en la mañana de este lunes la ministra Mónica García, que ha asegurado que con este paso “se cierra así la Ley 15/1997″ sobre nuevas formas de gestión, aprobada por el Gobierno de José María Aznar, “que ha deteriorado la sanidad”. (Nota final de Oriol Güell en el país).

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública ha recibido la noticia con los brazos abiertos, aunque se muestran escépticos con la manera en que las medidas van a quedar plasmadas en el texto y su posible alcance. Ya tuvieron un precedente de decepción, según su presidente, Marciano Sánchez-Bayle, con la ley que impulsó el anterior equipo de Carolina Darias (PSOE) para blindar la sanidad pública

Y Sofía Pérez Mendoza aporta diferentes visiones en eldiario.es: La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública ha recibido la noticia con los brazos abiertos, aunque se muestran escépticos con la manera en que las medidas van a quedar plasmadas en el texto y su posible alcance. Ya tuvieron un precedente de decepción, según su presidente, Marciano Sánchez-Bayle, con la ley que impulsó el anterior equipo de Carolina Darias (PSOE) para blindar la sanidad pública.

Inició su tramitación parlamentaria entre discusiones con Unidas Podemos, que la consideraba descafeinada, y finalmente decayó por el adelanto electoral. “Leyendo el texto luego no era así. Gobernar no es hacer declaraciones de buenas intenciones, sino especificar mecanismos concretos para cambiar la situación”, asegura Sánchez-Bayle.

Para Anna García-Altés, presidenta de la Asociación de Economía de la Salud, “es complejo hacer según qué cambios con una ley”. “La situación difiere bastante según la comunidad autónoma. Imagino que puede tener contestación si sale adelante”, subraya. Y remata: “La ministra se mete en un buen berenjenal”.

Leído en infoLibre.

RECOPILACIÓN:  Joan Carles March

 

 

A %d blogueros les gusta esto: