La iglesia de la Encarnación, patrimonio histórico artístico de ATARFE

La iglesia de la Encarnación, patrimonio histórico artístico de ATARFE

Trabajo realizado por la  Comisión parroquial de medios de comunicación

El edificio principal del lugar de Atarfe lo fue, y sigue siendo, la iglesia Parroquial de Santa María de la Encarnación, que figura en la bula de erección de la Iglesia Metropolitana de Granada del año 1501.

La iglesia se levanta sobre el solar que ocupaba la mezquita de Xini, tal como atestigua el Libro de Hábices. En ella, se concentraron en 1570 para su conducción a Castilla los moriscos de Atarfe, Armilla, Belicena, Pinos Puente y Albolote. En el momento de la posesión general de los bienes moriscos apeados el 5 de julio de 1572, el edificio se encontraba en perfecto estado de conservación.

Según se recoge en el primer inventario de bienes de la parroquia del año 1617, el edificio era de una sola nave, de la que aún se conserva el artesonado de lacería.

El altar mayor era de madera dorada, denominado de “cascarón dorado”, el cual fue trasladado a la ermita de Santa Ana en el año 1808; a los lados estaban las imágenes de San Antonio y Santa Clara, y en el centro del altar una pequeña Inmaculada Concepción; en los nichos laterales se ubicaban las imágenes de San Juan Bautista y San Francisco de Borja, además de otras imágenes y cuadros de arcángeles, santos y apóstoles en los arcos mayores y paredes laterales.

La iglesia se amplio en 1642. Actualemente es de planta rectangular de tres naves separadas por pilares que sostienen arcos de medio punto, al igual que arcos triunfales. Sus muros son de ladrillo y mampostería cubiertos de alfarje moderno.

A la portada principal del templo, orientada al sur, se accede por una escalinata de doce peldaños con una baranda de hierro. La puerta se encuentra rematada por arcos de medio punto formados por ladrillos adovelados. En ella aparece una hornacina con una imagen de Santa
María. También se puede acceder al templo por las portadas laterales, las cules presentan arcos de medio punto entre pilastras. La torre es de tres cuerpos y en el último se encuentra el campanario.

El interior del templo es de planta rectangular. La nave central se encuentra separada de las dos naves laterales por pilastras que sostienen 4 arcos de medio punto a cada lado, apoyándose sobre los primeros, toda la estructura del coro. El crucero está delimitado por varios arcos torales de medio punto al igual que el triunfal que da acceso a la Capilla Mayor, cubierta con una bóveda de medio cañón.

El artesonado, de estilo mudejar aparece en la nave central, en el crucero y en las naves del Evangelio y de la Epístola. El mismo data de 1617/1633, siendo realizado por el albañil Antonio Bermúdez y el carpintero Cristóbal Calvo, pertenecientes ambos a la escuela granadina. Está realizado en maderas ensambladas y policromadas. El artesonado de la nave central y del crucero pertenece a la tipología de “armaduras de lima bordón” y los elementos estructurales van pintados en rojo, azul y oro. Con una armadura de limas simples con
almizate apeinazado con lazos de ocho. Los cuadrales son dobles y presentan decoración de lazo. Las vigas miden 8,52 m x 8,52 m.

En la naves del Evangelio y de la Epístola, el artesonado es de tipo Alfarjes, de un  solo orden de vigas e inclinado siguiendo la línea del
tejado. Las vigas se encuentran policromadas en rojo y dorado; Miden aproximadamente 8,33 m x 3,56 m. siendo recomendable su mantenimiento.

La techumbre de la nave central pierde un faldón al unirse al arco toral que da paso al crucero. Tiene cuadrales y seis tirantes pareados y uno simple con apeinazamiento de lazo de ocho canes de diseño manierista invertido. El almizate presenta lazo en el extremo sobre el coro, estando los elementos estructurales policromados en rojo, azul y oro. La técnica empleada en su construcción es la carpintería de lo banco. Tiene unas dimensiones de 17,8m x 8,94 m, siendo su conservación buena.

Las naves laterales y las del crucero están decoradas con distintos retablos de poco valor artístico ya que el único que se conserva integro es el de la Virgen del Rosario, el cual data del siglo XVIII. En él se alojan varias esculturas de interés como son las de la Virgen del Rosario, San Cayetano y San Sebastián.

También es de destacar el sagrario que se encuentra en el altar del Corazón de Jesús, ubicado en la nave del Evangelio. Esta obra se encuentra ubicada en una obra reciente y debió formar parte de uno de los retablos que existían en la iglesia en el siglo XVII, los cuales no se conservan y se sabe de su existencia por los libros de inventarios.

El Sagrario data de 1650 y es de estilo barroco. Es de forma rectangular y está realizado en madera, pan de oro y pigmentos. En el frente presenta una puerta con el relieve de Jesús Niño, sobre el que aparece una nube de querubines. El resto del frontal se decora con
guirnaldas, molduras y elementos florales. Los laterales presentan un fondo oval rodeado de elementos vegetales, y en su interior un relieve que representa al Arcangel San Rafael. Aunque actualmente presenta un grave deterioro, su valor artístico es muy elevado.

Otra de las joyas artísticas de nuestra iglesia parroquial son unas pinturas de caballete, denominadas “serie Apostolado”, formada por 12 cuadros que representan a los 12 apóstoles. Se le atribuye una cronología de 1700. Son de la escuela granadina del barroco y están
realizados sobre lienzo con pigmentos al aceite. Decorando los lados laterales de la nave central, el arco toral y el muro del testero de la capilla mayor, hay una serie de esculturas de talla completa del siglo XVIII, que representan a distintos santos y santas. Todas son
de madera tallada, estucadas y policromadas y son de estilo barroco.

La capilla mayor está recubierta con una bóveda de medio cañón. En ella se levanta el Tabernáculo de estilo neoclásico, realizado en mármol labrado y dorado con panes de oro. La obra tiene las esquinas anteriores chaflamadas. La base es de mármol gris sin adornos.
En el alzado y sobre plintos, hay columnas pareadas de mármol gris con basas y capiteles dorados. En el entablamento, muy sencillo, alternan mármoles rojos en friso y arquitrabe, con el gris de la cornisa, cúpula y cruz.

En el interior del templete hay un basamento de mármol gris y circular con un segundo piso en mármol blanco, que se remata por un conjunto de nubes. El interior de la cúpula se decora con espejos. El Tabernáculo data de 1818 y en un principio se pensó ubicar en la capilla del Sagrario de la Iglesia Catedral de Granada, aunque no se hizo por las dimensiones del mismo.

Sobre el Tabernáculo se encuentra el Sagrario. Es una obra reciente, de principios del siglo XX. Es de planta rectangular y está realizado con metales fundidos, cincelados y repujados. La puerta forma un arco de medio punto, que se decora con un cáliz y la Sagrada
Forma, rodeada de rayos. A ambos lados de la puerta hay dos columnas exentas, salomónicas rostradas que sustentan sobre los capiteles a dos ángeles alados que portan una corona que se ubica en el centro de la obra.

Los lados laterales presentan una sobria decoración de rombos. Sobre una peana de mármol ubicada junto al tabernáculo, se encuentra sin duda el elemento de mayor valor artístico de la iglesia atarfeña, aunque se encuentra muy deteriorado. Nos referimos a la imagen de la Inmaculada Concepción, escultura que data de 1750-1799. De autor anónimo de la escuela granadina, está realizada en madera tallada, pigmentos y pan de oro. Mide 65 por 31 y por 22. Sobre una pequeña peana dorada, aparece una nube con tres cabezas de ángeles, un dragón y media luna con los picos hacia abajo. Sobre ellos, se levanta la imagen de María Inmaculada de pie, vestida con una túnica de fondo blanco y decoración floral y vegetal, y Interior de la iglesia parroquial manto de color azul con bordes dorados, que recoge en
su brazo izquierdo. Se representa como una mujer jóven de larga cabellera negra que une sus manos a la altura del pecho. Según el libro de inventarios de 1799, esta imagen se encontraba en el desaparecido retablo mayor.

Su conservación es mala ya que presenta numerosos deterioros como la separación de uno de los ángeles y el pico de la izquierda de la media luna, con riesgo de llegar a desprenderse del conjunto. Tambien aparecen en la escultura algunas microfisuras, le faltan los dedos
de ambas manos, presentando una pérdida del 15% del conjunto pictórico, habiendo sufrido restauraciones parciales muy mal ejecutadas.

El púlpito se ubica en la nave central, en el lado del Evangelio y posee una buena calidad técnica y artística. Es de la escuela granadina del barroco siendo los materiales utilizados en su construcción calizas, mármol y madera, siguiendo la técnica del desbastado, labrado y tallado. Es de forma hexagonal, al que se accede a una escalera de seis peldaños. Los lados exteriores del hexágono se decoran con medallones cuadrilobulados, con mármol blanco en su interior y se representan en ellos los evangelistas.

El dosel que comunica el púlpito propiamente dicho y el tornavoz es de piedra caliza y está decorado con un jarrón del que salen flores y hojas. El tornavoz es de madera, muy sencillo, también de forma hexagonal y se remata con una pequeña escultura de la Fé.

En los pies de la nave central se encuentra el coro, en el cual está ubicado el órgano. Data de 1600-1630, de estilo barroco está realizado en madera, metal y pan de oro. Es de planta rectangular liso en el cuerpo inferior. En el centro, todo en dorado, se presenta el símbolo de la Trinidad rodeado de rayos. Su estado de conservación es pésimo, con partes que le faltan y mucha suciedad, aunque a pesar de todo presenta una elevada calidad estética.

FOTO: JUAN B. OLALLA RODRIGUEZ